Manteniéndote en Forma a Cualquier Edad

 

Como latinas, cuidar a nuestras familias y seres queridos lo mejor que podemos está en nuestra naturaleza. Cuidamos a nuestros hijos, esposos y en algún momento a nuestros padres cuando ya son mayores; y muchas de nosotras aceptamos más de lo que podemos manejar, especialmente si tenemos una carrera y apoyamos financieramente a nuestra familia. Como resultado, generalmente terminamos descuidando nuestras propias necesidades, lo que explica por qué las enfermedades cardiacas son la causa número uno de muerte en mujeres latinas.

Tener un corazón saludable es especialmente importante para las mujeres hispanas, ya que hay investigaciones que muestran que éstas son más propensas a desarrollar enfermedades cardiacas ¡diez años antes que las mujeres caucásicas!

Muchas mujeres desconocen los síntomas de las enfermedades cardiacas; como resultado, no nos damos cuenta si estamos sufriendo una enfermedad cardiaca hasta que ya es demasiado tarde.

La información es clave. Y también lo es la prevención. Como dice el dicho “más vale prevenir que remediar.” Todas podemos lograr vivir un estilo de vida saludable al hacer cambios sencillos, sin importar qué tan vieja (o joven) seas. Aquí te damos algunos consejos para que comiences a hacer la diferencia ¡y a mantener tu corazón sano!

A los 20s:

Durante esta etapa, muchas latinas están malabareando con la escuela y el trabajo, incluso a veces hasta con los niños. La vida en movimiento hace que en ocasiones se nos olvide comer de forma saludable y nos hace depender de la comida rápida. A los 20s tenemos una vida socialmente activa lo que puede causar que nos desgastemos; además, las vidas socialmente activas pueden generar aumento en el consumo de alcohol y que uno coma más seguido.

Aquí te damos algunos consejos para tener un corazón sano:

  • Toma decisiones más sanas en cuanto a lo que comes cuando no estás en casa (por ejemplo, si debes comer una rebanada de pizza, elige la vegetariana en vez de la de pepperoni).
  • No escatimes tus horas de sueño
  • Ejercítate
  • No fumes
  • Limita tu consumo de alcohol

A los 30s

A los 30s las mujeres tienen que hacer malabares con muchas cosas: la familia, los hijos, la carrera.. y así es fácil descuidar la salud.

Aquí algunas cosas que puedes hacer para asegurarte de tener un corazón sano:

  • Programa visitas al doctor cuando programes las citas de tus hijos
  • Encuentra un compañero de ejercicio, alguien que te motive, que vaya al gimnasio contigo, a caminar o a correr mientras paseas a tu bebé en la carriola.
  • Inscríbete a clases en el gimnasio. Cuando pagas por algo es más probable que vayas
  • ¡Tener hijos no es excusa para no ejercitarse! Inscríbete a una clase con tus hijos o corre con ellos en el parque
  • Cómete el arcoíris, así como motivamos a nuestros hijos a hacerlo

A los 40s:

Los malabares continúan al entrar a los 40. Hijos, esposo, carrera, comunidad… ¡tantas cosas! Es especialmente importante que cuides tu corazón. El reducir y manejar el estrés es clave en esta etapa; los ejercicios de respiración y la yoga pueden ayudar.

Tenemos que estar conscientes de que nuestros cuerpos cambian con la edad, pero eso no significa que debemos dejar de ejercitarnos. La clave es adaptar los ejercicios a lo que podemos hacer, así que tal vez no tomemos clases de box, pero podemos hacer zumba o ir a clases de baile.

Algunas mujeres entran a la menopausia en sus 40s, por lo que es muy importante seguir trabajando para tener un corazón sano, ya que el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas aumenta con la menopausia. Nuestros cuerpos están cambiando durante esta etapa y es de suma importancia seguir en relación continua con el doctor y hablar sobre problemas que podamos tener o síntomas que estemos padeciendo. Poner atención a nuestra alimentación también es importante; hay que limitar los alimentos salados y dulces.

A mediana edad

¡Envejecer no es de ninguna manera razón para ser menos activas!

A los 50s podemos (¡y debemos!) seguir ejercitándonos. Debemos modificar nuestras rutinas para reducir el riesgo de lastimarnos, pues nuestros huesos se vuelven más frágiles y podemos desarrollar osteoporosis. Algunos ejercicios de bajo impacto que nos dan beneficios enormes son los aerobics acuáticos, el tai chi o una yoga no muy pesada.

¡Podemos conseguir tener un corazón sano a cualquier edad! Y lo que es más importante, debemos trabajar como comunidad para mejorar la salud de los latinos. Si las mujeres se cuidan y se empoderan con consejos, herramientas e información, pueden cuidar a sus familias y comunidades. Todos se benefician de una comunidad empoderada e informada.

Recuerda a cualquier edad:

  • El ejercicio es clave
  • No fumes
  • Programa visitas regulares al doctor
  • Comer saludable es vital. (¡Cómete el arcoíris!)
  • ¡Escucha lo que te dice tu cuerpo!