Conoce a Julie Llamas Rickman

 

Edad 46 / Overland Park, KS / Ataque cardiaco silencioso


“A pesar de haber tenido varios factores de riesgo para una enfermedad cardiaca, Julie Llamas Rickman nunca se imaginó sufrir un ataque cardiaco a los 41 años de edad. Julie cambió su dieta y aumentó el ejercicio, dándole prioridad a su salud para poder estar con su familia a largo plazo.”

 

Julie Llamas Rickman se sintió muy culpable por su ataque cardiaco; tanto que le tomó cuatro años contarles a sus amigos más cercanos.

“Me daba pena porque no había controlado esos problemas en mi estilo de vida”, dijo.

Julie, quien vive en Overland Park, Kansas, tenía el riesgo de sufrir un ataque cardiaco; estaba tomando medicamento para bajar su colesterol e intentaba perder peso, pero no se sentía enferma.

“Nunca había visto que una mujer sufriera un ataque cardiaco en la TV o las películas”, dijo. “Siempre le pasaba a los hombres”.

Dos días después de Navidad, Julie, con entonces 41 años de edad, se fue a emergencias porque le faltaba el aliento y se sentía fatigada. Pensó que tenía asma.

Pero después de compartir la información de su historial familiar de enfermedades cardiacas, los doctores ordenaron llevar a cabo pruebas que revelaron dos bloqueos, para los cuales se requería un stent, que mostraron que Julie había tenido un ataque cardiaco en algún momento del último mes.

Julie no puede cambiar el riesgo que viene con el historial familiar de ataques cardiacos, pero puede disminuir los riesgos por medio de decisiones en cuanto a su estilo de vida. Se puede prevenir un 80 por ciento de las enfermedades cardiacas.

Como buena cocinera ávida, Julie crea versiones sanas para el corazón de sus platillos favoritos de la infancia y llena sus comidas con fruta, verdura, granos integrales y proteína magra. Los tacos en tortilla son ahora pavo molido sin grasa en hoja de lechuga. Agrega sabor con condimentos en lugar de con sal para reducir el sodio en su dieta.

“Antes no le ponía atención a mi dieta y comía alimentos procesados”, dijo Julie. “Ahora tengo la dieta bajo control. Después de mi ataque cardiaco todos en la familia aprendieron lo crítico que era cambiar la dieta para reducir el sodio y aumentar el número de frutas y verduras que consumimos”.

La AHA ofrece recetas sanas y consejos para modificar los platillos favoritos de la familia.

Su postura es firme en cuanto a hacerse tiempo para ejercitarse y consulta a su médico cuando le parece que algo no anda bien.

La American Heart Association recomienda hacer por lo menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa (o una combinación de ambas) a la semana. Esto se puede lograr fácilmente al hacer 30 minutos de actividad moderada cinco veces a la semana.

Después de superar su culpa, Julie motiva a las mujeres a hablar sobre su salud cardiaca y entender mejor los riesgos. Ella, junto con el resto de nosotros en Go Red Por Tu Corazón, te invitamos a programar tu Cita de Salud Para La Mujer anual si no lo has hecho todavía. Esta revisión preventiva les ayuda a ti y a tu doctor a identificar preocupaciones de salud serias antes de que se vuelvan amenazantes para la vida, como las enfermedades cardiacas y los ataques cerebrales. El examen también busca detectar otros problemas de salud que son únicos para las mujeres, incluyendo cáncer de mama por medio de una mastografía y cáncer cervical con el Papanicolaou.