Regálate Salud y Regala Salud a Los Tuyos

 

Cada cierto tiempo hay situaciones u ocasiones que nos llevan a detenernos y crear resoluciones o cambios a nuestras vidas y rutinas, ya sea por razones de salud o vanidad; las proclamamos y las mantenemos por algún tiempo. Pero, ¿qué pasa, que según van pasando las semanas, estas resoluciones van quedando en el olvido?

En ocasiones fallamos porque creamos resoluciones poco prácticas y no muy reales. Entre las resoluciones más populares que tenemos son perder peso, alimentarnos mejor y hacer más actividad física. Mayormente esto lo hacemos con la idea de vernos mejor, pero estas resoluciones deben ir más allá de nuestra vanidad, y si las mantenemos durante el año, nos traerá enormes beneficios futuros a nuestra salud.

Como mujeres, esposas y madres, tenemos a nuestro cuidado lo más que amamos; nuestra familia. Por ellos y para ellos nuestras resoluciones deben ser parte importante de nuestra vida familiar. Las resoluciones o modificaciones son una página en blanco que nos dan la oportunidad de escribir nuevos y mejores capítulos en nuestras vidas.

Todos deseamos salud, deseamos disfrutar de nuestras familias, pero para lograrlo tenemos que cuidarnos. Cuidarnos no debe ser aburrido y puede ser una gran manera de disfrutar tiempo en familia y crear en nuestros hijos la conciencia del cuidado de su salud con estilos de vida saludables, desde una pequeña edad.

En medio de las tareas de hogar, nuestros trabajos y otras responsabilidades, no es fácil mantenernos firmes y por eso las resoluciones son fácilmente olvidadas. Además de tus resoluciones, te invitamos a que utilices los siguientes consejos para mantenerte en la ruta correcta y lograr los resultados de tus resoluciones.

  • Objetivo o meta- prácticos, alcanzables y sobretodo realistas. Que cada objetivo grande o pequeño pueda materializarse.
  • Ten un plan claro- tienes que saber que buscas lograr y entender el porque; y comprender que dentro del plan hay sacrificios y posiblemente algunos cambios que te costará lograr.
  • Paciencia y perseverancia- esta es una de las cualidades más importantes, pues todo cambio trae resistencia y nuestra sociedad nos ha llevado a creer que hay atajos para alcanzar las metas.
  • Auto-análisis- hazlo con frecuencia, auto-evalúate, siendo honestos y afrontando los triunfos y derrotas. Esto te ayudará a reconocer tus debilidades y fortalezas.
  • Pasión- tienes que sentirte completamente apasionada con tus metas y con tu vida. Recuerda que el propósito de hacer resoluciones es mejorar aquellos aspectos de tu vida que necesitan un poco de modificación. Imagina como será tu vida futura si te mantienes firme en tus metas esto te servirá de animo.
  • Voluntad- debes tener la capacidad de decir si y no cuando sea necesario, siempre recordando cual es la meta final.

Como dice la frase; “Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino.”

Utiliza esto para que tanto tú como tu familia, puedan cumplir con sus resoluciones y alcanzar esas metas por las cuales han trabajado. Regálate salud y regala salud a los tuyos; y que tus resoluciones pasen a ser hábitos saludables en tu estilo de vida y en el de tu familia.