Tómate el tiempo para cuidar de ti misma

 

“El síndrome de la Mujer Maravilla” es demasiado común. Como mujeres trabajamos duro y nos estresamos por las necesidades de los demás y olvidamos completamente las nuestras.

 

Cuidar de alguien significa trabajar por el bienestar de otra persona, mas no olvidarse de una misma en el procesoDe hecho, tus seres queridos dependen de tu salud y bienestar. Si andas de aquí para allá, tratando de hacer todo para todos, asegúrate de tomarte el tiempo necesario para cuidar de ti misma.

Aquí te enseñamos unos simples pasos para que hoy mismo comiences a ponerte a ti como prioridad:

 

  • Crea una agenda y compártela con los demás. Asegúrate de que quienes dependen de ti sepan cuándo estás disponible y cuándo no. Esto te ayudará a establecer límites con tu familia y amigos y te motivará a buscar tiempo para cumplir con lo que necesitas hacer para ti misma. Con excepción de una emergencia o evento inesperado que no pueda reprogramarse, trata de mantenerte firme y seguir los horarios ya especificados.

 

  • No dejes de hacer las cosas que te gustan. Tómate 30 minutos para hacer una actividad que disfrutas, como leer, practicar la jardinería, ver tu programa favorito de TV o hacer un crucigrama, te hará sentir animada y revitalizada. De esta forma, cuando cuides a otros te sentirás más como tu misma.

 

  • Pide ayuda cuando la necesites. La verdad es que nadie puede ser la Mujer Maravilla. No importa con cuántas ganas quieras hacer todo, no siempre se puede ni es opción. Asegúrate de buscar a tu pareja, a un familiar o a un amigo de confianza cuando el trabajo se acumule. Hay momentos en los que tenemos que delegar y aunque hacer todo por nosotras mismas se siente muy bien, saber que tenemos a alguien cubriéndonos las espaldas se siente igual de bien y reconfortante.

 

  • No te lleves el trabajo a la casa. No hay nada más agotador que llevarte los problemas de la oficina a la casa. Si tienes un problema en el trabajo trata de resolverlo ahí; busca ayuda si necesitas, pero no involucres a tu familia en la situación. Asegúrate de que el tiempo que pasas en casa sea tiempo de calidad. Cualquier cosa que tengas que hacer en el trabajo puede esperar al día siguiente o al lunes. Esto también aplica para los correos electrónicos; trata de no revisar tu inbox a menos que sea estrictamente necesario. Tu familia apreciará tener toda tu atención durante este tiempo tan valioso.

 

  • Tómate el tiempo para sudar. No, definitivamente no debes dejar de lado tu régimen de ejercicio. 30 minutos al día de ejercicio regular hacen maravillas para tu salud física, mental y emocional. Ya sea subirse a la caminadora, hacer yoga o caminar en el parque, tu cuerpo requiere algún tipo de movimiento, así que respóndele al dedicarle un poco de tiempo.

 

  • Recuerda que para las mujeres, las enfermedades cardiacas son la causa #1 de muerte. No te abrumes por cuidar a otros y descuides tu propia salud. Cuando otros dependen de ti, es importante que estés al cien para que puedas ofrecerles un buen cuidado. Estate atenta de los factores que te estresan y asegúrate de hablar con tu médico si notas algún cambio en tu salud o si experimentas algún síntoma fuera de lo ordinario.

 

Puede que ser la Mujer Maravilla no sea una posibilidad real, pero ser una esposa, madre, hija y amiga responsable, eficiente y afectuosa para tus seres queridos sí lo es. No olvides darte una palmadita en la espalda de vez en cuando porque después de todo, ¡incluso los mejores superhéroes necesitan motivación! Así como lo dicen en las demostraciones de seguridad de las aerolíneas, antes de ayudar a los demás, colócate primero tu propia mascarilla y ¡no olvides mantener la calma!