Controlando las porciones

 

Ya sea que vayas a servirte otros famosos tostones de la abuela o más arroz y frijoles, generalmente es difícil saber cuánto estás comiendo.

Pero entender las porciones y saber cuánta comida consumir a la vez puede ayudarte a evitar comer de más y subir de peso. Mantener un peso saludable previene enfermedades cardiacas, lo que significa que a fin de cuentas, menos es más. Aprende sobre los tamaños de las porciones para que mantengas un peso sano y un corazón saludable.

 

Los tamaños de las porciones han aumentado a lo largo de los años

Durante los últimos años, las porciones han crecido significativamente en los locales de comida rápida y en los restaurantes, así como la frecuencia con la que los estadounidenses comen fuera de casa; como resultado, las cinturas de la gente en el país han crecido junto con dicha tendencia.

Considera estas estadísticas del estudio de la American Heart Association “A Nation at Risk: Obesity in the United States” (Una nación en riesgo: la obesidad en los Estados Unidos):

  • Hoy en día, los adultos consumen en promedio 300 calorías más al día de las que ingerían en 1985.
  • Los tamaños de las porciones han crecido drásticamente durante los últimos 40 años.
  • Los estadounidenses comen fuera de casa mucho más de lo que solían hacerlo.

 

Las porciones y raciones grandes pueden causar que comas de más

En el libro Mindless Eating, Brian Wansink, Ph.D., descubrió que la gente que recibe un recipiente de palomitas más grande ingiere 44 por ciento más calorías que quienes obtienen recipientes más pequeños, ¡incluso si piensan que las palomitas no tienen buen sabor! Conclusión: Un plato lleno puede dar como resultado un estómago sobrecargado.

Los tamaños grandes de porciones pueden significar que uno está comiendo más comida de la que el cuerpo puede digerir para mantener un peso saludable. Aprender cuánto poner en tu plato te puede ayudar a controlar cuánto comes, lo que a su vez te ayuda a mantener un peso sano y un corazón fuerte.

 

Diferencia entre “porción” y “ración”

De acuerdo con el National Institutes of Health, una ración es cuánta comida eliges comer a la vez, ya sea en un restaurante, de un envase o en tu propia cocina.

El tamaño de la porción es la cantidad de comida enlistada en la información nutricional de un producto.

A veces, el tamaño de porción y ración son iguales, pero a veces no; confundir los términos es uno de los errores más grandes que puedes cometer en relación con tus hábitos alimenticios.

Tómate el tiempo para aprender la diferencia entre el tamaño de la porción y el de la ración. Puedes ver que las porciones que consume la mayoría de la gente generalmente son mayores a las que necesita comer para que sus cuerpos se mantengan en un peso saludable. Por supuesto, comer grandes raciones en una sentada no causará aumento de peso a menos que contribuya a un patrón de alimentación total en el que la persona regularmente consume más calorías de las que quema en un día.

Si estás cenando en un restaurante que sirve raciones generosas, ofrece compartir un platillo con un amigo o familiar, o pide una caja para llevarte a casa la mitad. ¡Será un gran almuerzo para el día siguiente! Además ahorrarás calorías y dinero.

 

Lleva un diario de alimentos para controlar las porciones

Monitorear tus calorías te ayuda a manejar tu peso. Ayuda a saber cuál es el tamaño adecuado de la ración para que estimes correctamente las calorías de tus porciones, especialmente si sales mucho a cenar. Las raciones que ofrecen generalmente los restaurantes son el doble o el triple de las estándares recomendadas. Utilizar un diario de alimentos te puede ayudar a ponerle más atención a lo que comes, cuánto y qué tan seguido.

Contesta este cuestionario de control de porciones de la American Heart Association para evaluar tu entendimiento sobre los tamaños de las porciones.

Sabemos que es difícil estar consciente de lo que comes cuando estás fuera divirtiéndote o en casa de la abuela con la familia, pero tener una mejor idea de cómo deben verse las porciones saludables hará que te sea más fácil, con el tiempo, disfrutar de esas salidas a comer. Después de todo, ¡un corazón saludable se conquista por el estómago!