Tu cobertura para tu Cita de salud para mujer

 

Aquí en Go Red Por Tu Corazón, estamos corriendo la voz para que las mujeres hagan su “Cita de salud para mujer” anual, que es lo que llamamos la revisión física anual con el médico; ésta es una muy buena forma de ayudar a detectar signos tempranos de enfermedades cardiacas y ataques cerebrales para que puedas comenzar con el tratamiento o hacer cambios en el estilo de vida antes de que los factores de riesgo amenacen tu vida.

La mejor noticia es que la mayoría de los planes de seguro médico privados, así como Medicare, ahora deben cubrir 100% del costo de los servicios preventivos como la Cita de salud para mujer anual. No te van a cobrar coaseguro ni deducible, siempre y cuando elijas a un proveedor de cuidados médicos de la red de tu plan.

Como todos saben, entender las políticas del cuidado de la salud y la cobertura puede ser confuso, por eso te ofrecemos algunos consejos para que te sea más fácil.

Primero, asegúrate de que tu plan de salud proporcione servicios preventivos gratuitos como parte de su cobertura. Si recibes cobertura médica por medio de Medicare, o eres parte de un plan por medio del seguro médico de tu estado o Healthcare.gov, también tendrás cubiertos los servicios preventivos sin ningún costo. La mayoría de las coberturas otorgadas por empleadores también cubre estos servicios preventivos de forma gratuita; sin embargo, para estar segura, revísalo con tu departamento de Recursos Humanos o directamente con la aseguradora.

En segundo lugar, antes de agendar tu Cita de salud para mujer anual, asegúrate de ir con un doctor o proveedor del cuidado de la salud que sea de la red de tu seguro. Hay muchos planes de seguro diferentes para elegir y el rango de precios varía. Cuando elijas una póliza, ten en cuenta esta simple regla: entre más barato sea el precio de la cobertura, más limitada será tu posibilidad de elegir médicos; cuando eliges una cobertura de mayor precio, tienes más flexibilidad en cuanto a los doctores incluidos en la póliza.

Puedes encontrar un doctor en tu red por medio del directorio de tu plan de salud (debería estar disponible en la página web de tu aseguradora o puedes llamar a tu asegurador y pedirle que te mande una copia). Cuando llames a agendar tu Cita de salud para mujer, ten la tarjeta del seguro a la mano y asegúrate de preguntar si son parte de la red que tu póliza te permite visitar; de lo contrario, podrían sorprenderte con una factura que deberás pagar cuando termine tu visita. Finalmente, asegúrate de dejar claro que vas para tu Cita de salud para mujer.

No tendrás que pagar coaseguro siempre y cuando veas a un doctor de tu red de servicios preventivos. El coaseguro es un pago fijo que pagas en el consultorio médico en una visita regular. Debido a que la Cita de salud para mujer es considerada como un servicio preventivo, no te la van a cobrar. Por otro lado, si vas a tratarte un dolor de garganta o un esguince de tobillo, debes tener en cuenta que te van a cobrar el coaseguro incluso si el doctor es parte de la red.

La mayoría de las pólizas de las aseguradoras operan con un “deducible”. Éste es la cantidad a pagar de tu bolsillo antes de que la aseguradora comience a pagar. Tu Cita de salud para mujer y otros servicios preventivos no están sujetos a deducible, lo que significa que no tendrás que pagar nada incluso si no has alcanzado el deducible.

Aquí te proporcionamos un enlace útil para conocer más información que te ayudará a navegar por este mundo tan confuso de los seguros médicos:

https://www.healthcare.gov/using-marketplace-coverage/improving-your-health/