Comiendo de Manera Inteligente

 

Cuando vas caminando hacia una vida saludable, los refrigerios son parte esencial del viaje. Es importante decidir correctamente qué snacks te ayudarán a calmar el antojo entre comidas.

El secreto está en un snack saludable, del grupo alimenticio correcto, en la cantidad adecuada, al momento preciso. Es saludable consumir refrigerios pequeños entre comidas, ya que aumenta el metabolismo del cuerpo y te da la energía que requieres para el día.

Comer una dieta saludable no significa necesariamente comer menos; de hecho, ¡puedes comer más y más seguido! Come snacks de entre 200 y 300 calorías para evitar comer de más y ganar peso. Come un refrigerio después del desayuno y otro antes de cenar. Busca comidas altas en proteína, altas en fibra, bajas en grasa y lo que es más importante: alimentos que te gusta comer  y que tienes a la mano cuando estás fuera de casa.

El planear qué snacks comer te ayudará a mantenerte en el camino adecuado y evitar comer de más. Cuando acabas de comer y sabes que comerás un yogurt bajo en grasa en unas cuantas horas, es menos probable que te comas una bolsa de papas fritas.

Snacks inteligentes

Verduras– Agarra verduras frescas cuando te sientas con ganas de comer algo salado y acompáñalas con humus, aderezo bajo en grasa o con un palito de queso mozzarella bajo en grasa.

Frutas–Ya sean frescas, secas, congeladas o batidas, las frutas son una gran fuente de energía con azúcar natural que no le sumarás a tu cintura.

Nueces –.  Las almendras, los cacahuates, los pistaches y las nueces tienen muchas grasas saludables y proteínas que te darán energía con beneficios agregados para tener una piel y un cabello saludables.

Lácteos bajos en grasa –El yogurt, la leche y el queso pueden ser muy buenos para tu dieta y son un gran refrigerio. Busca opciones bajas en azúcar y en grasa que sean altas en proteína y empieza a adelgazar de manera saludable.

Granos integrales – Las galletas saladas, las tostadas y los totopos te pueden ayudar a sentirte satisfecho con menos sodio y calorías que otras opciones. Unta aguacate en una tostada o galleta salada, o agrégale salsa fresca a tus totopos multigrano para darle un giro nutritivo a la comida favorita de la familia.

Entra a heart.org y encuentra más recursos para vivir una vida saludable.