La Importancia de un Desayuno Saludable

 

Todos hemos escuchado que el desayuno es el alimento más importante del día, pero ¿cuántos de nosotros realmente nos sentamos a desayunar cada mañana?  Muchas veces, debido a las agendas ocupadas desayunamos en el camino o nos lo saltamos, pero la ciencia también nos ha mostrado que un corazón sano está relacionado con un desayuno saludable.

Nuestros hábitos alimenticios afectan el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas coronarias, diabetes y otras enfermedades. Un estudio reciente llevado a cabo por la Universidad de Harvard sugiere que “la hora de las comidas, ya sea saltarse el desayuno en la mañana o cenar muy tarde en la noche, puede causar efectos metabólicos adversos que traen como resultado enfermedades cardiacas coronarias”. La American Heart Association sostiene que comer un desayuno saludable y balanceado en las mañanas disminuye el riesgo de sufrir ataques cardíacos a lo largo de los años.

Si te saltas el desayuno para perder peso, piénsalo dos veces. ¡Saltarse el desayuno puede llevarte a ganar peso! Para no sufrir hambre, es más probable que comas snacks altos en calorías o que comas de más a la hora de la comida. El comer grandes comidas pocas veces al día puede generar acumulación de grasa corporal, lo que no únicamente te hace ganar kilos, sino que puede causar una enfermedad cardiaca coronaria.

¿Cómo puedes asegurarte de que tu desayuno sea saludable? Evita los alimentos altamente saturados en grasas como el tocino o la salchicha, así como los productos horneados como los panqués o panes. Un desayuno bien balanceado debe darte las vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos necesarios para que el cuerpo obtenga la energía que requiere para un funcionamiento óptimo y saludable.

Aquí te damos algunos consejos de la American Heart Association para desayunar saludablemente:

  • Ordena pan tostado integral en lugar de blanco. En vez de untarle mantequilla, ponle queso cottage bajo en grasa y un poco de mermelada.
  • Pide queso crema bajo en grasa para tu bagel.
  • Busca cereales integrales con leche sin grasa (pero ten cuidado con las granolas altas en grasa).
  • Disfruta de un yogurt sin grasa o bajo en grasa con fruta, ya sea en un plato ¡o como smoothie!
  • Prueba algún cereal caliente como la avena, la sémola, la crema de trigo o la crema de arroz con un poco de miel para calentar tu fría mañana.

¡Enseña con el ejemplo! Muéstrale a tu familia la importancia de comer un desayuno saludable compartiendo con ella estos consejos, o tómate el tiempo de desayunar con ella cada mañana. Los niños aprenden sobre salud de sus padres por lo que compartir el desayuno es una gran manera de hacer que tu familia se encamine hacia una vida saludable.