Los aguacates y la salud cardiaca

 

No hay duda de que los aguacates son un ingrediente popular en los platillos latinos, ¿pero sabías que comer un aguacate al día puede ayudarte a bajar el colesterol?

Los aguacates tienen altos niveles de grasas monoinsaturadas ¡y eso es muy bueno! Un estudio reciente muestra que incorporar un aguacate diario a la dieta ayuda a bajar los niveles de colesterol y reduce el riesgo de enfermedades cardiacas, especialmente en individuos con sobrepeso.

 

¿Qué es el colesterol?

Puede sorprenderte saber que tu cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar bien. El colesterol tiene un papel importante en la capacidad del cuerpo para producir hormonas, vitamina D y ayuda con la digestión de grasa (otra cosa muy buena). Lo que debemos tener en mente es que nuestros cuerpos nada más necesitan una cantidad limitada de colesterol “bueno” o saludable para mantenerse sano, así que antes de sobrepasarte con el guacamole, ¡asegúrate de ponerle atención a las porciones!

El colesterol se puede encontrar en tu cuerpo y comida; tu cuerpo produce más colesterol cuando comes una dieta alta en grasas saturadas y trans, encontradas comúnmente en carne, productos lácteos enteros y aves.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades reporta que 71 millones de adultos en Estados Unidos tienen altos niveles de colesterol “malo” y por lo tanto el doble de riesgo de sufrir un ataque cardiaco. Las tasas son especialmente altas entre latinos; más del 40% de hombres mexicanos-estadounidenses y más del 30% de mujeres mexicanas-estadounidenses tienen altos niveles de colesterol “malo”.
Es importante hablar con el doctor sobre el colesterol. Muchos latinos se están volviendo conscientes de los peligros del colesterol alto y están siendo revisados por sus médicos para asegurarse de tener una buena salud.
¿Cuál es la diferencia entre el colesterol “bueno” y el “malo”?

El colesterol “malo”, también conocido como lipoproteínas de baja densidad (LDL), contribuye a la placa que bloquea las arterias, además de endurecerlas y volverlas menos elásticas. Lo anterior puede ser dañino para la salud cardiaca pues aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, infartos y ataques cerebrales.

El colesterol “bueno” también es conocido como lipoproteínas de alta densidad (HDL) y es considerado como un tipo de colesterol más saludable pues ayuda a eliminar el colesterol LDL de las arteria y por lo tanto disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

 

¿Cómo puedes incorporar aguacate en tu dieta?

La mejor manera para reducir el riesgo de sufrir enfermedades y obesidad es moderar los niveles de colesterol con grasas saludables y con una dieta rica en frutas y verduras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa. Reemplazar los alimentos con colesterol “malo” por aguacate es un gran paso para mejorar tu salud cardiaca.

Hay muchas maneras fáciles de incorporar aguacate en los alimentos; su textura cremosa y sabor hacen que los aguacates sean versátiles en una gran variedad de platillos, ¡así que no te limites al tan conocido guacamole que puedes encontrar en cualquier fiesta!

Aquí hay algunas ideas para recetas:

• Ponle aguacate a un smoothie con yogurt bajo en grasa y fruta fresca.
• Rebana aguacate y colócalo encima de una ensalada de espinaca.
• Haz una salsa cremosa para tu pasta integral.
• ¡El aguacate rebanado es una de las guarniciones favoritas para los platillos latinos! Sólo agrega unas rebanadas a un plato de arroz y frijoles y tendrás una manera fácil y deliciosa de agregarle colesterol bueno a tu dieta.

¡Compra unos cuantos aguacates esta semana para tener un corazón sano y un auténtico sabor latino!