El cuidado médico requiere más diversidad

 

Go Red For Women de la American Heart Association y Macy’s otorgan nuevamente becas de $2,500 dólares a 16 mujeres de origen multicultural que buscan un título en la profesión del cuidado de la salud. Estas becas incrementarán la diversidad y al mismo tiempo promoverán un cuidado culturalmente sensible y centrado en el paciente.

En un país tan diverso como el nuestro, necesitamos una fuerza laboral que pueda romper con las barreras culturales y lingüísticas para que las comunidades minoritarias tengan un mejor cuidado médico. De acuerdo con el US Census Bureau, las comunidades afroamericanas e hispanas componen un 13% y 17% de nuestra población, respectivamente; sin embargo, según las estadísticas publicadas en 2010 por el Bureau of Labor, únicamente 5.4 por ciento de las enfermeras registradas son afroamericanas y 3.6 hispanas. Lo anterior crea un reto para los pacientes de raza distinta y para aquéllos de quienes su lengua principal no es el inglés.

“Las minorías no están bien representadas en muchas áreas del sector de salud, como doctores, enfermeras, administradores e investigadores, para enlistar sólo algunos”, dice el Dr. Eduardo Sanchez, Director Médico para la Prevención de la American Heart Association, “y hay una creencia creciente de que al aumentar la diversidad en la fuerza laboral del cuidado de la salud, las disparidades entre las comunidades minoritarias se reducirán”.

Algunas de estas comunidades minoritarias, incluyendo la afroamericana y la hispana, corren mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, por lo tanto, es imperativo romper con las barreras culturales y lingüísticas para los pacientes; y nadie entiende esto mejor que Emily Mora, quien este año recibió la beca Go Red Multicultural Scholarship.

Emily Mora, cuya propia familia ha sufrido enfermedades cardiacas y ataques cerebrales, estudia el curso propedéutico de medicina en la City University of New York Lehman College. Cuando le preguntaron por qué quería estudiar medicina, Emily contestó: “Quiero volverme una médica competente para ayudar a mejorar las vidas de individuos hasta ahora no representados en comunidades sin atención”.

La familia de Emily, llegada a Nueva York desde República Dominicana, solía buscar curas y remedios a enfermedades con rituales religiosos; y así como su propia familia, muchas otras en su comunidad tienen problemas financieros y están conscientes de que existen recursos disponibles de los que podrían sacar ventaja para tener una vida más saludable. Aunque Emily reconoce que estas barreras culturales y lingüísticas impiden que las comunidades como la suya sean más saludables, también sabe que estos retos pueden ser superados con trabajo duro, pasión y compromiso con la salud pública.

No podríamos estar más orgullosas de Emily y de las otras 15 jóvenes que recibieron beca este año. ¡El futuro se ve definitivamente promisorio! ¡Felicidades, chicas!

A continuación los nombres, campo de estudio elegido y universidad de quienes recibieron beca en 2015:

 

  • Kennethea Wilson: Salud pública, Universidad Mercyhurst
  • Nakia Best: Enfermería- Estudios de posgrado, Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill
  • Marie Erobu: Nutrición y Dietética, Universidad de Southern Mississippi
  • Brooke Hagerott: Medicina del deporte, Western High School
  • Portia Johnson: Administración del cuidado de la salud, Universidad Pfeiffer
  • Lauren Galvan: Salud y tratamiento mental, Universidad Brown
  • Santanna Small: Enfermería- Estudios de posgrado, Universidad de Alabama en Birmingham
  • Auriel August: Medicina general, Facultad de Medicina de Dartmouth
  • Olivia Morris: Enfermería, Universidad de Texas en Arlington
  • Melissa Fann: Salud pública/Medicina legal, Universidad de Pittsburg, Escuela de Posgrado de Salud Pública
  • Mayra Martinez: Enfermería, Universidad Estatal San Jose
  • Andrea Santos: Enfermería- Estudios de posgrado, Universidad de California, San Francisco
  • Clarissa Lavaki: Enfermería, Universidad Abilene Christian