Sexo y cardiopatías: Después de un ataque al corazón

Las relaciones sexuales después de un ataque al corazón

No es ningún secreto que una de las preocupaciones de las mujeres con cardiopatías es mantener una vida sexual normal y sana. Se trata de un problema importante que genera muchas preguntas. ¿Podría desencadenar un ataque al corazón? ¿La medicación que tomo para el corazón inhibirá mi deseo sexual? ¿Mi pareja entenderá por lo que estoy pasando?

Es importante que consulte a su médico sobre cuándo es seguro reanudar la actividad sexual. Si su afección está estable, tenemos buenas noticias: El sexo es seguro para la mayoría de los pacientes con cardiopatía, según un informe científico de 2013 publicado por la American Heart Association. Sin embargo, esto no quiere decir que pueda olvidarse de tomar ciertas precauciones.

Si bien es necesario realizar más investigaciones sobre este tema en mujeres de todas las edades, los principales problemas son asegurarse de que sea seguro tomar anticonceptivos junto con su tratamiento para el corazón y determinar si el embarazo supone un riesgo para su salud. Tal como afirma el Dr. Glenn N. Levine, profesor de Medicina en el Baylor College of Medicine de Houston, Texas, lo más complicado es conseguir que las pacientes con una cardiopatía se sientan lo suficientemente cómodas para hablar abiertamente del tema con su médico.

Asimismo, el Dr. Levine añade que volver a tener una vida sexual activa es un aspecto importante de la recuperación. Sentirse a gusto con una misma, lo que incluye disfrutar del placer y la satisfacción que conlleva una vida sexual sana, es fundamental para mejorar la calidad de vida. Por lo tanto, si tiene reparos al tratar estos temas, es el momento de dejar la timidez a un lado y hablar abiertamente con su médico. Recuerde que se trata de un profesional con estudios, y nada de lo que usted diga debería resultarle chocante. No hay motivos para que usted se reprima.

Hable de lo que le preocupa

Si le han diagnosticado recientemente una cardiopatía o se está recuperando de un incidente relacionado con el corazón, está atravesando un momento complicado. Los altibajos emocionales son completamente normales y el asesoramiento puede ayudar. Pero no limite su comunicación sobre el tema al médico; es recomendable tener una charla sincera sobre el tema con su pareja o incluso ir juntos a sesiones de asesoramiento.

Puede que la conversación sea algo incómoda, pero hablar abiertamente sobre lo que la preocupa, los riesgos que su médico le ha comunicado y los posibles cambios en el deseo puede ayudar a su pareja a entender completamente la situación que usted está atravesando. Es muy probable que a su pareja también le preocupe la posibilidad de que el esfuerzo físico aumente el riesgo para usted, pero que no se atreva a iniciar una conversación al respecto.

Si está convencida de que hay cambios en su deseo o actividad sexual relacionados con su medicación para el corazón, no deje de tomarla. Su salud cardíaca es lo primero y si no toma sus medicamentos, se está exponiendo a un riesgo. Hable con su médico. Una conversación le ayudará a aclarar todas las dudas sobre lo que es seguro y lo que no. Su médico le ayudará a encontrar la mejor solución a los problemas relacionados con la medicación.