Mujeres reales

Compartir historias de supervivencia y aumentar la concienciación.

La promoción de este año de Real Women incluye lo siguiente:

Stacy-Ann Walker

Stacy-Ann Walker creyó que el agotamiento, las dificultades respiratorias y la inflamación de las piernas eran parte de un embarazo a término. En realidad, sufría una cardiopatía valvular no diagnosticada e insuficiencia cardíaca.

Stacy Ann Walker
Laura Pugh

Laura Pugh

Después de sobrevivir a un derrame cerebral, a Laura Pugh le dijeron que solo podría recuperar el 65% de su forma física anterior. Determinada a recuperar su vida, esta veterana corredora se marcó el objetivo de participar en una media maratón para motivarse en su recuperación.

Sofía Montoya

Una ecografía antes de su nacimiento reveló que Sofía Montoya iba a sufrir importantes problemas de salud (por ejemplo, su corazón estaba en el lado contrario del cuerpo). Después de pasar por varias intervenciones quirúrgicas, incluidas una cirugía estomacal cuando tenía un día de edad, una cirugía cardíaca abierta a los 5 meses y una implantación de marcapasos a los 7 años de edad, Montoya considera que sus antecedentes cardíacos son una forma de inspirar valor a otras personas que deben afrontar problemas de salud.

Sofía Montoya
Molly Schroeder

Molly Schroeder

Seis semanas después de perder a su madre por una embolia pulmonar, Molly Schroeder sufrió un ataque al corazón cuando un coágulo bloqueó una de sus arterias principales. La jugadora de fútbol de 21 años de edad descubrió que sufría una enfermedad congénita y tenía antecedentes familiares de cardiopatía que aumentaban sus propios riesgos.

Debora Grandison

Debido a diagnósticos incorrectos y diversos problemas médicos, Debora Grandison tuvo dificultades con su salud durante 20 años antes de tomar el rumbo correcto. Tres décadas después de su primer diagnóstico, esta mujer de Misuri defiende su salud cardíaca manteniéndose informada de forma proactiva acerca de su estado y recurriendo a segundas opiniones cuando es necesario para garantizar que recibe una atención óptima.

Debora Grandison
Mika Leach

Mika Leah

Al saber que la cardiopatía de su padre también incrementaba sus probabilidades de problemas vasculares, Mika Leah se centró en la dieta y el ejercicio físico, y se aseguró de mantener sus resultados dentro de un intervalo saludable. A pesar de ello, a sus 33 años de edad le parecía inimaginable que la respiración entrecortada y el dolor torácico que experimentó al realizar ejercicio indicaran un bloqueo del 98% en la arteria coronaria principal. La experiencia le enseñó a abogar por sí misma y la importancia de comprender cómo los antecedentes familiares de salud cardíaca aumentan los factores de riesgo de cardiopatía.

Kelsey Gumm

La oficial de la Armada Kelsey Gumm había sufrido varios episodios de desvanecimiento inexplicables durante una década, hasta que un diagnóstico de cardiopatía grave puso fin a su carrera. Después del diagnóstico, a esta mujer de 27 años de edad de Wisconsin le preocupaba volver a realizar ejercicio. Un evento de ciclismo para veteranos inspiró a Gumm para volverse más activa y transformó su vida.  

Kelsey Gumt
Latasha Jones

Latarsha Jones

Latarsha Jones atribuyó la terrible cefalea que sufrió durante semanas al intenso dolor provocado por la muerte de su abuela y a los agotadores horarios de trabajo. Después de sufrir un derrame cerebral a los 41, se dio cuenta de que necesitaba ponerse en primer lugar.

Mujeres reales empoderadas

¡Momentos destacados de la promoción 2017-2018!