Preguntas frecuentes sobre los síntomas de ataque al corazón

Si experimenta cualquiera de estos signos, llame al número de emergencias y vaya a un hospital de inmediato.

  1. Presión, constricción, opresión o dolor incómodos en el centro del tórax. Dura más de unos minutos o desaparece y vuelve.
  2. Dolor o molestias en uno o ambos brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.
  3. Respiración entrecortada, con o sin molestia torácica.
  4. Otros signos, como brotes de sudor frío, náuseas o mareo.
  5. Al igual que en los hombres, el síntoma más frecuente de ataque al corazón en mujeres es una molestia o dolor en el tórax. Sin embargo, las mujeres tienen más probabilidades de experimentar los otros síntomas frecuentes, especialmente respiración entrecortada, náuseas/vómitos y dolor de espalda o mandíbula.

Todos hemos visto alguna escena cinematográfica en la que un hombre respira de forma agónica mientras se agarra el pecho y cae al suelo. En realidad, la víctima de un ataque al corazón puede ser perfectamente una mujer y la escena podría no ser tan dramática.

“Aunque tanto hombres como mujeres pueden experimentar una presión torácica que se siente como un elefante sentado sobre el pecho, las mujeres pueden sufrir un ataque al corazón sin sentir dicha presión torácica”, afirma Nieca Goldberg, M.D., directora médica de Joan H. Tisch Center for Women's Health en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York y voluntaria de la American Heart Association. “En su lugar, pueden experimentar respiración entrecortada, presión o dolor en la parte inferior del tórax o la parte superior del abdomen, mareos, aturdimiento o desmayo, presión en la parte superior de la espalda o fatiga extrema”.

Incluso cuando los signos son sutiles, las consecuencias pueden ser mortales, especialmente si la víctima no recibe asistencia de inmediato.

"Pensé que tenía gripe"

A pesar de que la cardiopatía es la principal causa de muerte en mujeres en los Estados Unidos, a menudo estas atribuyen los síntomas a afecciones no tan graves, como el reflujo de ácido, la gripe o las molestias propias de la vejez.

"Lo hacen porque están asustadas y porque dan prioridad a sus familias", dice Goldberg. "Todavía hay muchas mujeres a las que les sorprende la posibilidad de sufrir un ataque al corazón".

Cada 43 segundos, alguien sufre un ataque al corazón. Se produce cuando el flujo sanguíneo que transporta el oxígeno al músculo cardíaco se ven reducido o interrumpido por completo. Esto sucede porque las arterias que suministran sangre al corazón pueden estrecharse lentamente debido a la acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias (placa).

Aunque muchas mujeres piensan que los signos de un ataque al corazón son inconfundibles (la idea de un elefante sentado aplastándoles el pecho), la realidad es que, en ocasiones, pueden ser sutiles y confusos.

Puede tener la respiración muy entrecortada "como si hubiese corrido una maratón, pero si haberse movido", afirma Goldberg.

Algunas mujeres que han sufrido un ataque al corazón hablan de una presión en la parte superior de la espalda que se siente como una constricción o como una cuerda que las ata, explica Goldberg. Mareos, aturdimientos o desmayos son otros síntomas que deben tenerse en cuenta.

“Veo a muchas mujeres que se toman una aspirina si creen que están sufriendo un ataque al corazón, pero nunca llaman al número de emergencias”, afirma Goldberg. “Sin embargo, si se les ocurre tomar una aspirina para el ataque al corazón, también deberían llamar al número de emergencias”.

Cuidarse uno mismo

Las cardiopatías pueden prevenirse. A continuación, se indican los principales consejos de Goldberg:

  • Programe una cita con un profesional de la salud para obtener información sobre sus riesgos de sufrir una cardiopatía.
  • Dejar de fumar. ¿Sabía que tan solo un año después de dejar de fumar, el riesgo de enfermedad coronaria se reduce en un 50%?
  • Inicie un programa de ejercicios. El solo hecho de caminar 30 minutos al día puede reducir el riesgo de ataque al corazón y derrame cerebral.
  • Modifique la dieta familiar si es necesario. Eche un vistazo a estos consejos de cocina saludable. Descubrirá sustituciones inteligentes, ideas para tentempiés saludables y mejores métodos de elaboración. Por ejemplo, en el caso de las aves, use la carne clara y magra (pechugas) en lugar de la carne más oscura y grasienta (muslos y contramuslos), y acuérdese de retirar la piel.