Investigaciones financiadas por la American Heart Association

La American Heart Association es la mayor fuente de financiación privada sin ánimo de lucro para la investigación de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, junto con el Gobierno federal, gracias a la generosidad de sus donantes y seguidores. Este es un breve repaso a algunas de las investigaciones pioneras que hemos financiado.

1940

Primera beca de investigación de la AHA se otorga al ganador del Premio Nobel

La American Heart Association concedió su primera beca de investigación en 1949 al Dr. Albert Szent-Gyorgyi, ganador del Premio Nobel, seguida de una segunda beca de la American Heart Association en 1950. Las becas ayudan a financiar estudios sobre la energía que los músculos, como el corazón, necesitan para contraerse.

Una investigación estudia el uso de diuréticos para controlar la presión arterial

En 1949, la financiación le permitió al Dr. Alfred Farah examinar si un grupo de compuestos químicos funcionaban como diuréticos. Los diuréticos, también llamados “medicamentos para orinar”, ayudan al organismo a deshacerse del exceso de sodio y agua, y ayudan a controlar la presión arterial.

Medicamento funciona como diurético para tratar la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca

Se observó que la sulfanilamida, un medicamento utilizado para tratar infecciones bacterianas, actúa como un diurético en personas con insuficiencia cardíaca congestiva. El Dr. William Schwartz hizo el descubrimiento en 1949. Los diuréticos siguen siendo uno de los mejores medicamentos para la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca.

1950

Grasa alimenticia vinculada al colesterol por primera vez

La relación entre las grasas alimenticias y el colesterol la estableció por primera vez en 1956 el Dr. Ancel Keys. La American Heart Association asumió rápidamente el liderazgo en el cambio de los hábitos alimentarios poco saludables con un alto contenido en grasa de los estadounidenses. Por primera vez las desfibrilaciones externas hacen que el corazón humano vuelva a su estado normal. Por primera vez en un ser humano, un desfibrilador externo hace que un corazón agitado vuelva a su ritmo cardíaco estable. El Dr. Paul Zoll dirigió el estudio en 1956.

Primer marcapasos implantado en un paciente con bloqueo cardíaco

El primer marcapasos con batería que se podía llevar puesto se implantó en un paciente con bloqueo cardíaco causado por la cirugía. La investigación de 1957, dirigida por el Dr. William Weirich, aún tiene importancia hoy, ya que este descubrimiento dio lugar al desarrollo de nuestros marcapasos totalmente implantados actuales.

Se descubre la capacidad de los medicamentos para reducir la presión arterial

El Dr. Edward Freis determinó en 1957 que el medicamento clorotiazida puede disminuir la presión arterial. La clorotiazida y otros medicamentos antihipertensivos ayudan a reducir enormemente las complicaciones y muertes causadas por la hipertensión arterial.

Investigación descubre conocimientos nuevos acerca de cómo funciona el flujo sanguíneo

Potasio y rubidio radioactivos se utilizaron para medir el flujo sanguíneo regional en una investigación de 1958 dirigida por el Dr. Lewis Sapirstein. Los hallazgos ayudaron a mejorar el conocimiento sobre el flujo sanguíneo a lo largo de todo el sistema circulatorio.

Demanda de oxígeno vinculado al dolor torácico por causa de un flujo sanguíneo deficiente

El Dr. Louis Katz determinó que la demanda de oxígeno del corazón está específicamente asociada a un flujo sanguíneo al músculo cardíaco. El hallazgo de 1958 explica el dolor torácico causado por un flujo sanguíneo inadecuado a través de las arterias del corazón.

1960

Primeros procedimientos quirúrgicos de éxito en la implantación de marcapasos

Las primeras cirugías de éxito en las que los marcapasos se implantaron completamente las documentó el Dr. William Chardack en 1960. La producción de los marcapasos implantables se pone en marcha rápidamente.

Se realiza el primer reemplazo de una válvula cardíaca artificial

El primer reemplazo de una válvula cardíaca artificial lo realizó en 1960 el Dr. Albert Starr, quien desarrolló la válvula cardíaca mecánica con el ingeniero hidráulico Lowell Edwards. La válvula Starr-Edwards todavía se utiliza en la actualidad, junto con otras válvulas cardíacas artificiales que han salvado la vida de millones de personas con válvulas cardíacas defectuosas.

Se encuentra una RCP que proporciona flujo sanguíneo tras un paro cardíaco

Los Dres. William Kouwenhoven, James Jude y Guy Knickerbocker documentaron en 1961 el valor del masaje cardíaco externo, más conocido como RCP, en el alcance del flujo sanguíneo a los órganos vitales para personas con paro cardíaco. La investigación se publicó en la revista Journal of the American Medical Association.

Se realiza una microcirugía con avances importantes

El pionero de la microcirugía, el Dr. Julius Jacobson, realizó una cirugía en 1961 con la ayuda de un microscopio. La microcirugía propicia avances en las cirugías de arterias coronarias, la neurocirugía, la cirugía plástica, la reimplantación de miembros, la ginecología, la cirugía ortopédica y la cirugía tumoral.

Primera mujer nombrada investigadora profesional ayuda a desarrollar la RM

La American Heart Association eligió a la bioquímica Mildred Cohn en 1964 como su primera investigadora profesional femenina. Este honor financió el resto de los 14 años de su carrera de investigación. Su trabajo contribuyó al desarrollo de tecnologías médicas tales como la resonancia magnética o RM, uno de los métodos de obtención de imágenes más sofisticados que se utilizan actualmente.

Nueva técnica corrige los defectos cardíacos en bebés recién nacidos

En 1966, el Dr. William Rashkind desarrolló una técnica para corregir defectos septales en bebés recién nacidos. El procedimiento, llamado septostomía auricular con balón, demostró que los procedimientos principales se pueden realizar en el interior del corazón a través de un catéter.

Estudio de 20 años demuestra que la hipertensión arterial disminuye la esperanza de vida

Los resultados de un estudio de 20 años dirigido por el Dr. Maurice Sokolow demostraron en 1966 que la hipertensión arterial reduce la esperanza de vida. La investigación también descubrió que una hipertensión arterial persistente aumenta el riesgo de complicaciones, incluidas la dilatación del corazón, las anomalías oculares y la dilatación de la cámara de bombeo principal del corazón.

Nueva opción de tratamiento para pacientes con cardiopatías

En 1966, el Dr. William Elliott demostró que el isoproterenol aumenta la cantidad de sangre que bombea el corazón, lo que proporciona una nueva opción de tratamiento para pacientes con cardiopatías.

Se encuentra un medicamento que reduce el colesterol

En 1968, el Dr. William Conner demostró que la colestiramina puede reducir el colesterol en sangre. La colestiramina, entre otros medicamentos que reducen el colesterol, se sigue utilizando en la actualidad.

1990

Primer medicamento aprobado para tratar a lactantes con anomalías en el corazón y el pulmón

En 1990, la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos) aprobó Exosurf Neonatal, el primer surfactante pulmonar sintético para tratar el síndrome de dificultad respiratoria, una condición que amenaza la vida de lactantes prematuros con defectos en el corazón y los pulmones. El medicamento fue desarrollado por el Dr. John Clements, investigador profesional de la American Heart Association.

2000

Bomba mecánica ayuda a pacientes con insuficiencia cardíaca a la espera de un trasplante

Christine Moravec documentó el 2001 que las bombas mecánicas, llamadas dispositivos de asistencia ventricular izquierda (DAVI), pueden revertir la disminución del rendimiento del músculo cardíaco en personas con insuficiencia cardíaca que están a la espera de un trasplante. El estudio fue uno de los primeros en examinar los mecanismos que controlan la capacidad del corazón para contraerse en momentos de estrés.

Stent recubierto de medicamentos abre arterias bloqueadas

En el 2003, la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos), aprobó el primer stent recubierto de medicamentos para mantener abiertas las arterias bloqueadas mientras se liberan agentes terapéuticos. El Dr. Andrew Marks desarrolló los stents recubiertos de medicamentos para prevenir que los pequeños tubos de alambre acumularan placas de grasa.

Molécula explica cómo se utiliza la grasa de los alimentos

El Dr. Stephen Young identificó una nueva molécula el 2007 que puede ayudar a regular la transmisión de grasas a las células para su almacenamiento y para obtener energía. El hallazgo podría dar lugar a una mejor comprensión de cómo utilizamos las grasas de los alimentos que comemos.

Se descubre que la RCP sin ventilaciones de rescate es efectiva

El Dr. Gordon Ewy acumuló evidencias de varios estudios que datan de la década de 1990, que demostraban que las compresiones torácicas ininterrumpidas de alta calidad, sin necesidad de una respiración boca a boca, son importantes para mantener la circulación de la sangre a los órganos vitales. Como resultado de esta investigación, la American Heart Association lanzó nuevas recomendaciones el 2008 que afirman que los testigos presenciales pueden omitir la respiración boca a boca y realizar una RCP usando solo las manos para ayudar a un adulto que sufre un colapso súbito.

Por primera vez una investigación financiada supera los $3900 millones

La American Heart Association superó el límite de los $3900 millones para financiar una investigación el 2015 por primera vez.

Aún hay más…

Estos fueron solo algunos de los momentos históricos e investigaciones financiadas por la American Heart Association.

aha original logo