Nuestro historial de salvar vidas

aha original logo

Nuestros comienzos

Antes de que existiera la American Heart Association, se consideraba que las personas con cardiopatías estaban condenadas a guardar reposo total en cama o destinadas a una muerte inminente.

No obstante, un puñado de médicos y trabajadores sociales pioneros creyeron que esto no tenía por qué ser así. Se realizaron estudios para obtener más información sobre las cardiopatías, la principal causa de muerte en Estados Unidos. A continuación, el 10 de junio de 1924, se reunieron en Chicago para formar la American Heart Association con la convicción de que la investigación científica podría abrir el camino hacia el desarrollo de un mejor tratamiento, la prevención y, en última instancia, una cura. En su primera etapa, la American Heart Association consiguió el apoyo de cientos, más adelante miles, de médicos y científicos.

Paul Dudley White, uno de los seis cardiólogos que fundaron la organización, afirmó que “vivíamos en una época en la que existía una ignorancia increíble en torno a las cardiopatías”.

En 1948, la asociación se reorganizó de forma que pasó de ser una sociedad científica profesional a convertirse en una organización sanitaria a nivel nacional compuesta tanto por voluntarios del ámbito de la ciencia como por voluntarios legos, que contaba con el apoyo de profesionales.

Desde entonces, la AHA ha aumentado rápidamente en tamaño e influencia, a nivel nacional e internacional. Se ha convertido en una organización de más de 33 millones de voluntarios y promotores dedicados a mejorar la salud cardíaca y reducir las muertes por enfermedades cardiovasculares y derrames cerebrales.

Esta es una cronología de los hitos de la American Heart Association en más de 90 años de historia de salvar vidas:

1915

En busca de respuestas: Casi una década antes de la creación formal de la American Heart Association, los médicos y trabajadores sociales se reunían para buscar más respuestas sobre los misterios de las cardiopatías.

1924

La fundación de la American Heart Association: Seis cardiólogos de la American Heart Association representan la sociedad profesional para médicos. Uno de los fundadores, el Dr. Paul Dudley White, describió los primeros años como un tiempo de “ignorancia casi inconcebible” sobre la cardiopatía.

1925

Inicio de Scientific Sessions (Sesiones Científicas): La AHA realiza su primera reunión de Scientific Sessions (Sesiones Científicas) con científicos y profesionales de la salud para conocer los últimos avances. La reunión, que desde entonces se celebra cada año (menos durante la Segunda Guerra Mundial), se ha convertido en la reunión cardiovascular anual de mayor importancia en Estados Unidos y en el destino internacional líder para la comunidad de la salud cardiovascular.

1947

Inicio de la semana del corazón: La primera campaña pública se inicia en febrero para celebrar la National Heart Week.

1948

Reorganización de la AHA: La AHA se reorganizó de forma que pasó de ser una sociedad científica a convertirse en una organización sanitaria compuesta por voluntarios, que contaba con el apoyo de profesionales. El apoyo para la misión de la AHA adquiere mayor visibilidad y las actividades de recaudación de fondos se consolidan en comunidades y empresas.

Primera beca de investigación otorgada: La asociación otorga su primera beca de investigación al ganador del Premio Nobel, el Dr. Albert Szent-Gyorgyi. La beca ayudó a financiar estudios sobre la energía que los músculos, como el corazón, necesitan para contraerse. En total, la AHA ha financiado a 13 ganadores del Premio Nobel, incluidos nueve cuyo trabajo financiado por la AHA les otorgó el Premio Nobel. 

Avances innovadores

1956

Corazones estables: Por primera vez en un ser humano, un desfibrilador externo hace que un corazón agitado vuelva a su ritmo cardíaco estable. El Dr. Paul Zoll dirige el estudio, financiado por la AHA.

1957

Primer marcapasos implantado: El primer marcapasos con batería que se puede llevar puesto se implanta en un paciente. La investigación que ha dado lugar a este descubrimiento, desarrollado por el Dr. William Weirich y financiado por la AHA, condujo al desarrollo de los marcapasos implantados completamente que se utilizan hoy en día.

1960

Éxito de los marcapasos implantables: Las primeras cirugías de éxito de marcapasos completamente implantables fueron documentadas por el Dr. William Chardack, quien recibió la financiación de la AHA. La producción de los marcapasos implantables se pone en marcha rápidamente.

Inicio del reemplazo de válvulas cardíacas artificiales: El primer reemplazo de una válvula cardíaca artificial lo realizó el Dr. Albert Starr, quien recibió el apoyo de la AHA para desarrollar la válvula cardíaca mecánica con el ingeniero hidráulico Lowell Edwards. La válvula Starr-Edwards todavía se utiliza hoy, junto con otras válvulas cardíacas artificiales, que mejoran innumerables vidas.

1961

Investigación financiada por la AHA y RCP: La investigación financiada por la AHA de los Dres. William Kouwenhoven, James Jude y Guy Knickerbocker demuestra cómo la RCP puede salvar vidas tras un paro cardíaco. Su investigación fue publicada en la revista Journal of the American Medical Association. Ahora sabemos que la RCP realizada por un testigo presencial de manera eficaz puede duplicar o triplicar las probabilidades de supervivencia.

Pioneros de la microcirugía: El Dr. Julius Jacobson realiza una cirugía con la ayuda de un microscopio. Se convierte en un pionero de la microcirugía con la financiación de la AHA. La microcirugía propicia los avances en la cirugía de arterias coronarias, la neurocirugía y muchos otros procedimientos.

Logros recientes

2008

Investigación demuestra que las respiraciones no son necesarias para la RCP: Con la financiación de la AHA, el Dr. Gordon Ewy demuestra que las compresiones torácicas ininterrumpidas de alta calidad, sin necesidad de una respiración boca a boca, son importantes para mantener la circulación de la sangre a los órganos vitales. Como resultado, la AHA lanza nuevas recomendaciones que afirman que los testigos presenciales pueden omitir la respiración boca a boca y realizar una RCP usando solo las manos para ayudar a un adulto que sufre un colapso súbito.

La AHA emite una declaración sobre la RCP usando solo las manos: La AHA emite una declaración sobre la RCP usando solo las manos que indica que los testigos que presencian el colapso súbito de un adulto deben llamar al número de teléfono de emergencia y proporcionar compresiones torácicas de alta calidad comprimiendo de manera fuerte y rápida el centro del tórax de la víctima. Esta es una desviación de la RCP tradicional que requiere ventilación de rescate.

Premio Nobel otorgado a un investigador financiado por la AHA en los inicios: El Dr. Martin Chalfie gana el Premio Nobel en el 2008 en química por el desarrollo de la proteína verde fluorescente como una marca genética para ver el interior de las células vivas, incluidas las células cardíacas, para comprender mejor cómo se forman y cómo funcionan las células. La AHA financió a Chalfie anteriormente en su carrera.

2009

Esfuerzos de promoción de la AHA ayudan a la supervisión del tabaco: La AHA ayuda a abrir el camino hacia la aprobación de la Ley de Prevención del Tabaquismo Familiar y Control del Tabaco. La ley permite a la FDA regular el consumo de tabaco, prohíbe los cigarrillos de sabor dulce y añade grandes etiquetas de advertencia en los productos de tabaco. Se prohíben los carteles de publicidad cerca de las escuelas y las compañías de tabaco ya no pueden alterar sus productos para que sean más adictivos o alegar que sus productos tienen propiedades saludables.

2010

Anuncio del objetivo de impacto para el 2020: La AHA anuncia su objetivo principal de mejorar la salud cardiovascular de todos los estadounidenses en un 20% y a la vez reducir el número de muertes por enfermedades cardiovasculares y derrames cerebrales en un 20% antes del 2020. La prevención es el enfoque principal del objetivo de impacto del 2020.

2014

La AHA lidera la financiación de la investigación sobre cardiopatías y derrames cerebrales: Después de 65 años financiando investigaciones, la inversión total de la AHA en investigaciones sobre cardiopatías y derrames cerebrales ha alcanzado más de $3500 millones. La AHA es la principal fuente de financiación de la investigación sobre cardiopatías y derrames cerebrales que no forma parte del Gobierno federal.

2016

One Brave Idea: La AHA establece One Brave Idea, una iniciativa de investigación sin precedentes que otorga $75 millones a un equipo centrado en la cura de las cardiopatías. Se financia a través de una alianza entre la AHA, Verily y AstraZeneca.

Institute for Precision Cardiovascular Medicine (Instituto para la Medicina Cardiovascular de Precisión) de la AHA: A través del instituto, la AHA proporciona fondos para investigadores que se centran en examinar enormes volúmenes de datos para resolver una amplia gama de cardiopatías. El instituto comenzó a recopilar, vincular y aprovechar los datos de pacientes para ayudar a mejorar la salud cardíaca.

2018

Resuscitation Quality Improvement Partners: La AHA y Laerdal Medical establecieron RQI Partners como una empresa conjunta legal; un gran paso hacia la consecución de una visión de un mundo donde nadie muere de paro cardíaco. La asociación subsidiaria con ánimo de lucro se centra en el programa Resuscitation Quality Improvement®, el portfolio HeartCode® y en las soluciones que se desarrollan en colaboración con la Resuscitation Academy Foundation (Fundación de la Academia de Reanimación).

2019

Becario de la AHA gana el Premio Nobel: Gregg L. Semenza, M.D., Ph.D., de la Johns Hopkins University fue cogalardonado con el Premio Nobel 2019 en Fisiología o Medicina por descubrir cómo las células detectan y se aclimatan a la disponibilidad de oxígeno, el mecanismo de uno de los procesos adaptativos más esenciales de la vida. Comparte el premio con William G. Kaelin Jr., M.D., del Dana-Farber Cancer Institute, Boston, y Sir Peter J. Ratcliffe, M.D., de la University of Oxford, Inglaterra, y el Francis Crick Institute de Londres. Su trabajo conjunto estableció la base para comprender cómo los niveles de oxígeno afectan al metabolismo celular y la función fisiológica, lo que allanó el camino para establecer nuevas estrategias prometedoras para combatir enfermedades cardiovasculares y otras muchas enfermedades agudas y crónicas, incluida la anemia y el cáncer. El Dr. Semenza ha recibido cinco becas de investigación de la AHA. El apoyo de la Asociación a su trabajo ganador del Premio Nobel en HIF-1 comenzó en 1993.

Más de 90 años salvando vidas

Siga leyendo acerca de los más de 90 años de nuestro historial de salvar vidas y nuestro trabajo que continúa allanando el camino en la lucha contra las cardiopatías y los derrames cerebrales.

La American Heart Association se reúne con Paul Dudley White