La American Heart Association reconoce a los Héroes del corazón en el Día Mundial del Corazón 2019

El Día Mundial del Corazón se celebra cada año el 29 de septiembre. La Federación Mundial del Corazón fundó el Día Mundial del Corazón en el año 2000, que tiene como objetivo aumentar la consciencia sobre las cardiopatías y los derrames cerebrales en todo el mundo. La American Heart Association, institución mundial que lucha por una vida más larga y saludable, es miembro fundador de la Federación Mundial de Corazón y sigue trabajando en colaboración para reducir las muertes prematuras por enfermedades no contagiosas, como las cardiopatías.

Cada año, se reconoce a Héroes del corazón de todo el mundo por su compromiso, valor, empatía y atención en relación con la salud cardíaca. La American Heart Association se enorgullece de reconocer a Sidney Smith, M.D., Susan Lucci y Kapil Parakh, M.D. como héroes del corazón de este año.

Sid Smith, Héroe del corazónSidney Smith, M.D.
Experto médico voluntario y anterior presidente de la American Heart Association
He pasado toda mi vida profesional como cardiólogo proporcionando cuidados a pacientes con cardiopatías y esforzándome por desarrollar estrategias eficaces para la prevención de enfermedades cardíacas a nivel nacional (EE. UU.) e internacional. Actualmente, soy profesor de medicina/cardiología en la University of North Carolina en Chapel Hill. Fui el anterior presidente de la American Heart Association (AHA) y de la Federación Mundial del Corazón (FMC).

He sido copresidente de cuatro congresos mundiales de cardiología de la FMC y asesor sénior de NHLBI/NIH para el desarrollo de directrices relacionadas con la prevención de enfermedades cardiovasculares. También soy autor o coautor de más de 400 artículos y capítulos publicados sobre el tema.

Susan Lucci, Héroe del corazónSusan Lucci
Actriz, sobreviviente y portavoz de famosos voluntaria para Go Red For Women
Todo el mundo suele poner su salud al final de la lista de prioridades. Pero en mi caso, después de vivir el susto de mi vida el año pasado, prometí, no solo a mí misma, sino a mi familia, ponerme siempre en la "lista de tareas pendientes".

Mi hermosa familia, a la que amo y adoro, es mi gran motivación. Me encanta la vida y hay muchas más cosas que quiero ver y hacer. Y como me dijo una vez mi cardiólogo: "Nadie debería morir nunca de un ataque al corazón".

El susto que me llevé recientemente con mi cardiopatía no tenía nada que ver con el estilo de vida y la dieta, sino con la genética, algo que había heredado de mi padre. Nunca he fumado ni he bebido mucho y a diario sigo una dieta muy sana y baja en grasas. En todo caso, soy muy consciente de lo que ingreso en mi cuerpo y siempre dedico tiempo a hacer ejercicio.

Es nuestra responsabilidad conocer la historia clínica de nuestra familia y comunicarnos abiertamente con nuestros médicos ante cualquier preocupación que tengamos acerca de nuestra salud y bienestar. Estoy entusiasmada por trabajar con el movimiento Go Red For Women de la American Heart Association para difundir ese mensaje que puede salvar vidas.

Kapil Parakh_Héroe del corazónKapil Parakh, M.D.
Cardiólogo, responsable médico de Google Fit y experto médico voluntario en el Center for Health Technology & Innovation (CHTI) de la American Heart Association
Crecí en Zambia, uno de los países más pobres del mundo, donde conocí de cerca la pobreza y el sufrimiento que había a mi alrededor. Esta educación me infundió gratitud por las oportunidades, así como un profundo sentido de la responsabilidad para aprovechar los recursos a mi disposición y ayudar así a los demás. Como estudiante de medicina en Zambia, en el hospital veía a personas tratadas por malaria y diarrea que volvían con las mismas enfermedades dadas las condiciones en las que vivían. Durante mi entrenamiento de postgrado en Johns Hopkins, vi a pacientes ingresados por brotes de su enfermedad crónica que volvían al hospital mientras se esforzaban por salir adelante en sus comunidades. En ambas situaciones, se hizo evidente que contábamos con muchos más datos científicos de los que se aplicaban en ese momento, tanto si se trataba de prevenir la malaria, como de reducir los reingresos. Me di cuenta de que podríamos ayudar a muchas personas si pudiéramos aplicar mejor las evidencias existentes.

La American Heart Association (AHA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan entre 150 y 300 minutos semanales de ejercicio moderado o entre 75 y 150 minutos semanales de ejercicio intenso. Han reconocido que esta cantidad de actividad física reduce el riesgo de cardiopatías, mejora la concentración y el sueño, y aumenta el bienestar mental general. Trabajo con Google Fit para aplicar estas directrices de actividad física, aumentar la concienciación y demostrar cómo los cambios incrementales en las actividades semanales existentes ayudan a las personas a cumplir las recomendaciones. Tengo dos niños menores de cinco años y estoy muy ocupado. Cuando empecé a trabajar en Google Fit, me di cuenta de que, aunque estuviera constantemente en movimiento, no obtenía los niveles recomendados de actividad física. Para llegar a los niveles recomendados, empecé a caminar más rápido y a realizar ejercicios rápidos con base científica, como el entrenamiento de 7 minutos. Ahora, incluso los niños se unen y practican el entrenamiento conmigo, lo que hace que sea más divertido.

Mi misión es ayudar a tantas personas como sea posible en todo el mundo a vivir una vida mejor durante más tiempo. En términos más técnicos, lucho por reducir la morbilidad y mortalidad en la población. Actualmente, me centro en el uso de la tecnología para fomentar intervenciones relacionadas con el estilo de vida, como el aumento de la actividad física, para ayudar a los usuarios a llevar una vida más sana. En mi trabajo, uno de los mayores retos consiste en convertir directrices científicas altamente técnicas en información y conocimientos prácticos que las personas puedan entender e incorporar a su vida. El informe científico que sustenta las directrices de actividad física tiene más de 700 páginas. En Google Fit, trabajamos durante varios meses con la AHA y la OMS para asegurarnos de ser precisos desde el punto de vista técnico.

Una de las cosas que me apasiona es implementar la ciencia para mejorar la salud pública. Aunque no recibe la misma atención que un nuevo descubrimiento, la aplicación con base científica puede ser de gran importancia. Muchos hallazgos científicos que pueden mejorar la salud no llegan a una gran parte de la población. Conseguir que lleguen a más personas podría tener un impacto tremendo.

En EE. UU., las cardiopatías son la principal causa de muerte, y los derrames cerebrales están en quinta posición. Muchas de estas enfermedades cardiovasculares podrían evitarse con cambios en el estilo de vida. El estilo de vida desempeña un papel fundamental en estas estadísticas, y la reducción de los factores de riesgo modificables de las enfermedades cardiovasculares podría tener un impacto enorme. Tener más actividad física es un componente fundamental para un estilo de vida saludable, pero es necesario mucho más para que los estadounidenses alcancen los niveles recomendados de actividad física. Nos encontramos en un momento fascinante en el que los avances tecnológicos aportan nuevas oportunidades para fomentar la actividad física, y el reto consiste en reunirse como un ecosistema y hacerlo bien.

Aquí puede encontrar todas las historias originales de Héroes del corazón: https://www.world-heart-federation.org/world-heart-day/heart-hero/