El proyecto de ley de los Emiratos Árabes Unidos tiene por objeto proteger a los testigos presenciales y aumentar la intervención

En diciembre, con la ayuda de la American Heart Association y otros grupos, el Ministerio de Salud y Prevención de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) aprobó el proyecto federal Ley del Buen Samaritano, que protegerá a los testigos presenciales que ayudan en situaciones de emergencia, como proporcionar una RCP a una persona que sufre un paro cardíaco.

Los paros cardíacos le pueden ocurrir a cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar, y, a menudo, se producen fuera de un hospital. Cada minuto que se retrasa la RCP, las probabilidades de supervivencia de la víctima disminuyen en un 10%. Si un testigo presencial actúa inmediatamente después de que se produzca un paro cardíaco, puede duplicar o triplicar las probabilidades de supervivencia de la víctima.

Por desgracia, la mayoría de las personas no ayudan en situaciones como esta debido a la falta de entrenamiento o miedo de causar más daños. Esta Ley del Buen Samaritano está diseñada para reducir las dudas a la hora de ayudar y ofrecer una protección jurídica a los testigos presenciales. Declara que “no podrá realizarse una apelación penal o civil contra una persona que ha proporcionado asistencia o alivio de buena fe a otra que se encuentra en una situación de emergencia”.

Esta ley se ha personalizado para los EUA y se basa en la Ley Internacional del Buen Samaritano. El proyecto de ley federal se encuentra actualmente bajo análisis por el Consejo para tomar nuevas acciones.