La AHA nombra los principales avances en la investigación de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares del 2019

Karl Tapales/Moment, Getty Images
(Karl Tapales/Moment, Getty Images)

Los investigadores dan la pelea contra la cardiopatía y el accidente cerebrovascular en una serie de batallas en varios frentes.

La American Heart Association, uno de los principales financiadores de investigaciones relacionadas con el corazón y los accidentes cerebrovasculares en todo el mundo, ha estado compilando una lista anual de los principales avances en la ciencia de las cardiopatías y de los accidentes cerebrovasculares desde 1996. Estas son las mayores victorias para el 2019, agrupadas en 10 áreas temáticas.

Entender la hipertensión pulmonar

La hipertensión pulmonar es un tipo de presión arterial alta que se produce cuando los vasos que transportan sangre del corazón a los pulmones se endurecen y se estrechan. Aunque se considera poco frecuente, es cada vez más común.

Los nuevos estudios ayudaron a revelar cómo actúa la enfermedad. Uno de ellos, del American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, examinó la función de una proteína conocida como BMP9, que era baja en personas que presentaban un tipo específico de hipertensión pulmonar. Otro estudio, de la revista Circulationde la AHA, explicó cómo un gen conocido como BOLA3 desempeña un papel fundamental en la enfermedad, abriendo la puerta a posibles terapias.

Las estatinas ayudan a los niños con niveles altos de colesterol heredado.

La enfermedad conocida como hipercolesterolemia familiar provoca niveles elevados de colesterol LDL o colesterol “malo” y puede provocar ataques cardíacos a una edad temprana. En un estudio a largo plazo publicado en el New England Journal of Medicine se examinó si las estatinas reductoras de colesterol ayudan a los niños con esta enfermedad. Se observó que al iniciar la medicación durante la infancia se reducía significativamente el riesgo de desarrollar una cardiopatía en la edad adulta.

Las mujeres de edad avanzada necesitan actividad física, incluso unos minutos son de ayuda.

La conexión entre mantenerse activo y la salud cardíaca no es ningún secreto. Sin embargo, el nuevo trabajo que se centraba en las mujeres de edad avanzada demostró lo importante que es y cuánto se necesita para marcar la diferencia.

En un estudio de la revista Circulation se examinó el efecto de la conducta sedentaria en un grupo de mujeres con un promedio de edad de 79 años. Se observó que la reducción del tiempo de sedentarismo en una hora al día equivale a un riesgo un 26% menor de cardiopatía y un riesgo un 12% menor de enfermedad cardiovascular en general. En particular, no era necesario que la actividad se realizara de una sola vez, sino que podía hacerse a lo largo del día.

En otro estudio, en JAMA Network Open, se sugirió que las mujeres que participaban en actividades físicas ligeras, como la jardinería o las caminatas, presentaban un riesgo un 42% menor de sufrir un ataque cardíaco o muerte coronaria que las mujeres menos activas. La edad promedio de las mujeres en ese estudio también era de 79 años.

Perfeccionamiento de las estrategias para controlar la presión arterial

La importancia de mantener la presión arterial dentro de un rango normal es de larga data. En las investigaciones realizadas en el European Heart Journal se sugiere que el mejor momento para tomar medicamentos para la presión arterial es a la hora de dormir. Las personas que lo hicieron presentaron un 45% menos de riesgo de sufrir o morir por un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular u otro problema cardiovascular.

Los beneficios de una presión arterial más baja podrían extenderse al cerebro, según las investigaciones publicadas en JAMA. En este estudio realizado en personas de 50 años y más con hipertensión arterial se observó que disminuir la presión sistólica, el número máximo en una lectura, a un objetivo de menos de 120 milímetros de mercurio reducía el riesgo de deterioro cognitivo leve en comparación con la reducción de la presión arterial a menos de 140.

El deterioro cognitivo leve es un factor de riesgo de la demencia. Y, si bien el estudio no determinó una reducción estadísticamente importante de las tasas de demencia, no mostró un aumento. El miedo a tal aumento había sido parte de un debate sobre la agresividad con la que se debería tratar la presión arterial, según los investigadores.

Investigación con resultados que cambian las prácticas y que pueden salvar vidas

Estos seis estudios han provocado un cambio en la atención que el comité de selección llamó “trascendental para nuestros pacientes”.

En diciembre, la Food and Drug Administration aprobó el uso de etilo de icosapento, una forma de prescripción del ácido graso omega-3 EPA, como terapia complementaria para reducir el riesgo de episodios cardiovasculares entre adultos con niveles elevados de triglicéridos. Se vende con el nombre de Vascepa.

La aprobación se realizó tras un estudio en el New England Journal of Medicine que descubrió que el derivado del aceite de pescado reducía el riesgo de padecer o morir a causa de un accidente cerebrovascular o un problema cardíaco en un 25% en personas con altos niveles de triglicéridos que tomaban estatinas. “Creo que esto es lo más importante desde las estatinas”, comentó a ABC News el Dr. Deepak L. Bhatt, autor principal del estudio y cardiólogo del Brigham and Women's Hospital.

– Un ataque cardíaco IMEST se produce cuando una arteria coronaria está completamente bloqueada. Normalmente se trata con un procedimiento conocido como intervención coronaria percutánea o ICP, que implica la inserción de un globo o stent para abrir la arteria obstruida.

Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine reveló que cuando se abrió la arteria que causó el ataque cardíaco junto con otros vasos parcialmente bloqueados, los pacientes presentaban un riesgo un 32% menor de tener otro ataque cardíaco, en comparación con el hecho de despejar únicamente la arteria que provocó el ataque.

– Las personas con diabetes tipo 2 pueden recibir tratamiento con el fármaco dapagliflozina para reducir los niveles de azúcar en sangre. En el New England Journal of Medicine, los investigadores afirmaron que, cuando se administra este fármaco a pacientes con insuficiencia cardíaca con una fracción de eyección baja, incluidos aquellos que no tienen diabetes, evita que la insuficiencia cardíaca empeore, además de reducir el riesgo de muerte por causas cardiovasculares generales.

– Siri, ¿tengo FA (fibrilación auricular)? Un reloj inteligente puede advertir con precisión sobre la fibrilación auricular, un tipo de latido cardíaco irregular, según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine. En el estudio, en el que participaron unos 419,000 usuarios de Apple Watch, se descubrió que el dispositivo detectaba con precisión la condición en más de un tercio de los participantes que recibían notificaciones de pulso irregular.

Cuando alguien tiene un accidente cerebrovascular isquémico, el tipo más común, en el que un vaso que suministra sangre al cerebro está bloqueado, se considera esencial un tratamiento rápido para inyectar el fármaco alteplasa que disuelve los coágulos. Por lo general, se ha creído que el fármaco debía utilizarse en un plazo de 4 1/2 horas desde el inicio de los síntomas. Sin embargo, un estudio realizado por el New England Journal of Medicine sugiere que algunos pacientes podrían resultar beneficiados incluso si reciben el fármaco hasta nueve horas después de que comiencen los síntomas.

– La estenosis aórtica es una enfermedad de la válvula cardíaca habitual y grave. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía para sustituir la válvula defectuosa o un método mínimamente invasivo denominado implantación o sustitución de la válvula aórtica transcatéter, también conocida como TAVI o TAVR. En este procedimiento, se inserta una válvula de repuesto a través de un tubo delgado y se coloca dentro de la válvula antigua.

Los investigadores publicaron los resultados en el New England Journal of Medicine que mostraban que las personas con estenosis aórtica grave con un riesgo quirúrgico bajo que presentaban TAVR tenían una menor probabilidad de tener un accidente cerebrovascular, rehospitalización y muerte que aquellas que se sometieron a cirugía.

Peligros para los niños y las futuras madres

Agregue esto a la lista de razones por las que fumar es una mala idea: En un análisis realizado por el Journal of the American College of Cardiology se descubrió que los niños expuestos al humo de segunda mano de sus padres presentaban un mayor riesgo de padecer un tipo de latido cardíaco irregular denominado fibrilación auricular. Por cada aumento diario en el tabaquismo de los padres, sus hijos tenían un 18% más de probabilidades de desarrollar FA.

La diabetes gestacional, diabetes que se desarrolla durante el embarazo, podría indicar problemas de salud futuros en mujeres afroamericanas, según un estudio publicado en la revista AHA Circulation: Imágenes cardiovasculares. Entre las mujeres que declararon una complicación previa del embarazo, las que padecían diabetes gestacional tenían más probabilidades de padecer una enfermedad coronaria que se mostró en un angiograma. Estas mismas mujeres también tenían más probabilidades de padecer diabetes de tipo 2. Uno de los comentarios sobre el estudio es que “destaca la importancia de preguntarles a las mujeres afroamericanas acerca de su historial de embarazo e incorporar dicha historia a la evaluación de riesgos y atención médica, especialmente en el caso de las mujeres con antecedentes de diabetes mellitus gestacional”.

Los estudios de genes amplían el conocimiento

Dos estudios del genoma humano ofrecieron nuevos conocimientos sobre la tromboembolia venosa (TEV) y la enfermedad arterial periférica (EAP).

Con la TEV, que afecta a entre 300,000 y 600,000 estadounidenses cada año, los coágulos comienzan en una vena. En un estudio publicado en Nature Genetics se examinó el ADN de más de 650,000 personas y se encontraron 22 nuevas regiones del genoma humano que se corresponden con el problema potencialmente mortal. 

En las personas con EAP, hay un estrechamiento de las arterias periféricas que sirven a las piernas, el estómago, los brazos y la cabeza. En Nature Medicine, los investigadores que analizaron el ADN de más de 637,000 personas identificaron 18 nuevas partes del código genético asociado a la EAP.

Un nuevo conocimiento de la insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca, que es cuando el corazón no bombea tan bien como debería, afecta a más de 6 millones de estadounidenses. La insuficiencia cardíaca con fracción de eyección preservada es un tipo de insuficiencia cardíaca donde el músculo cardíaco se contrae normalmente, pero los ventrículos no se relajan como deberían. Según lo publicado en Nature (y descrito en la misma publicación), los investigadores desarrollaron un modelo de la enfermedad en ratones que descubrió un factor de insuficiencia cardíaca previamente desconocido con fracción de eyección preservada. Esto podría ayudar a conducir a nuevas formas de tratarlo.

Explorar opciones para el tratamiento de la cardiopatía congénita

La fisiología de un solo ventrículo es el resultado de un defecto cardíaco congénito. En los niños nacidos con este síndrome, la válvula pulmonar no se forma correctamente y está sellada o el ventrículo derecho tiene una malformación, lo que significa que la sangre no puede fluir desde el corazón a la arteria pulmonar y a los pulmones. La cirugía conocida como procedimiento de Fontan se utiliza en algunas ocasiones para tratarla.

Los resultados de un ensayo clínico publicado en Circulation indicaron que los adolescentes a los que se les había realizado el procedimiento cuando eran bebés vieron algunas mejoras en el rendimiento del ejercicio después de tomar el fármaco udenafil.

Células de ingeniería para combatir el daño cardíaco

La fibrosis cardíaca, o cicatrización, se asocia a casi todas las formas de cardiopatía. Un estudio en ratones de la revista Nature sugiere que las células T modificadas, un tipo de glóbulos blancos que forman parte del sistema inmunitario, podrían ser útiles para su tratamiento.

“La idea de que la enfermedad cardiovascular, la primera causa de muerte en los EE. UU. y en todo el mundo, podría curarse instruyendo a las células T que maten a las células perjudiciales es revolucionaria”, afirmó la Dra. Chiara Giannarelli, cardióloga de la Escuela de Medicina Mount Sinai en Nueva York, a The Scientist, aunque ella dijo que era necesario realizar más investigaciones antes de que se pudiera utilizar para tratar a las personas.