Detalles de la política de ética de la American Heart Association

El propósito de esta política de ética es apoyar una cultura de apertura, confianza e integridad en todas las prácticas empresariales y de gestión de la American Heart Association.  Una política de ética bien entendida requiere la participación y el apoyo de todos los voluntarios y empleados de la AHA.

En la American Heart Association, estamos dedicados a trabajar con nuestros voluntarios, empleados, socios, proveedores y clientes para reducir los casos de discapacidad y muerte por enfermedades cardiovasculares y derrames cerebrales.  Nos comprometemos a llevar a cabo todos los asuntos y las actividades de la AHA con los más altos estándares de conducta ética.  El Código de conducta de la AHA, incluido en el Manual de políticas de Recursos Humanos proporciona orientación para las decisiones y las acciones durante nuestro trabajo diario.

Nos comprometemos al uso responsable de los activos de la AHA; a proporcionar información precisa, completa y objetiva; a respetar la confidencialidad de la información financiera y de otro tipo; a actuar de buena fe y con el debido cuidado en todo lo que hacemos; a cumplir con todas las normas y reglamentos; y a promover, de forma proactiva, un comportamiento ético.

La ética de la AHA se basa en los valores principales de la AHA.  Por lo tanto, reconocemos nuestra responsabilidad individual para garantizar nuestro éxito colectivo mediante la práctica y promoción de los siguientes valores, que reflejan una visión compartida de cómo queremos operar y que los demás nos vean.

Nuestros valores

Integridad:  Nos dedicamos a nuestra misión con honor, equidad y respeto por el individuo, siempre conscientes de que no existe una “forma correcta” de “hacerlo mal”.  Mantenemos los valores de la AHA en cada acción y decisión.  Estamos comprometidos con actuar de buena fe, cumplir con la regla de la ley y con las políticas y normas de la AHA.

Excelencia:  Creemos que esforzarse por ser el mejor en nuestro trabajo, nuestras relaciones, nuestras ideas y nuestros servicios es la mayor demostración de nuestro compromiso con la satisfacción del cliente.  Estamos decididos a hacer lo mejor en lo que más importa.  Nuestro éxito depende de la capacidad de nuestros empleados y voluntarios de ofrecer el nivel de excelencia consistente que todos aquellos que confían en nosotros esperan.

Visión:  En un esfuerzo por respaldar nuestra misión, estamos dispuestos a tomar riesgos prudentes.  Nos esforzamos por ser proactivos, innovadores y creativos en todo lo que hacemos.

Dedicación:  Seguimos dedicados a nuestros clientes y nuestra causa. Nos adherimos a los mismos estándares de excelencia que hacen de la AHA una organización de primer nivel. Estamos comprometidos con el descubrimiento y la mejora continua en el desarrollo e implementación de nuestros programas, productos y servicios.

Inclusión:  Nos dedicamos a un solo propósito, impulsados por la diversidad de pensamientos y acciones. Trabajamos con responsabilidad como miembros de todas las comunidades en las que vivimos y trabajamos. Nuestra intención es que nuestros empleados y voluntarios representen a nuestra diversa población, de manera que podamos maximizar la relación entre nuestros clientes y la AHA.

Sensibilidad:  Valoramos a nuestros empleados, voluntarios y clientes de AHA y los tratamos con respeto como individuos.  Operamos en un clima de apertura y confianza en el que cada uno de nosotros concede completamente respeto y cooperación a los demás.

Nuestro personal

La AHA se compromete a proporcionar un entorno de trabajo que valore la diversidad entre sus voluntarios y empleados.  Todas las políticas y actividades de Recursos Humanos tienen como objetivo crear un lugar de trabajo respetuoso en el que cada persona tenga la oportunidad de alcanzar su máximo potencial.

Los empleados tienen oportunidades independientemente de la raza, el color, el origen nacional, la religión, el sexo, la orientación sexual, el estado civil, la edad, la condición de veterano o la discapacidad. Estas políticas se aplican tanto a los solicitantes como a los empleados en todas las fases del empleo, como el proceso de selección, la contratación, la asignación del puesto, la formación, el desarrollo, la transferencia, la promoción, la degradación, las revisiones de rendimiento, la compensación, los beneficios y la jubilación.

Evaluaremos nuestra forma de estar a la altura de nuestro código de ética mediante la solicitud de comentarios de forma regular a nuestros empleados, voluntarios y clientes. Proporcionaremos a todas las partes interesadas un mecanismo para informar de una conducta poco ética. Comenzaremos con la orientación de los empleados y comunicaremos regularmente todas estas expectativas a los empleados y voluntarios.

Se espera que los voluntarios, empleados, contratistas y proveedores de la AHA informen sobre cualquier práctica o acción que se considere inapropiada a su supervisor, otro líder de la AHA, el Departamento de Recursos Humanos o a través de la línea directa de ética de la AHA.

Nuestros clientes

Nuestro objetivo es la total satisfacción del cliente.   Estamos dedicados al desarrollo del "entusiasmo del cliente" y nos apasiona superar sus expectativas. Nos dedicamos a anticipar las necesidades cambiantes de los clientes y a crear programas, productos y servicios oportunos, innovadores y de calidad superior.

Fraude

El fraude se define como un acto o una omisión intencionados diseñados para engañar a los demás, lo que provoca que la víctima sufra una pérdida o que el infractor logre una ganancia.  La junta directiva de la AHA y la alta dirección han adoptado una actitud de "no tolerancia al fraude".  Además de la junta, los voluntarios, la dirección y el personal de todos los niveles de la Asociación tienen la responsabilidad de prevenir, detectar e informar el fraude.

Además de la definición de fraude descrita anteriormente, esta política cubre cualquier acto fraudulento o deshonesto, incluidos, entre otros:

  • Apropiación indebida de fondos, valores, suministros u otros activos.
  • Incorrección en la gestión o notificación de transacciones financieras o monetarias.
  • Rentabilidad como resultado del conocimiento interno de los planes o las actividades de la empresa.
  • Divulgación de información confidencial y de propiedad a terceros.
  • Ocultación o representación intencionada y falsa de un hecho material con el fin de inducir a otro a actuar sobre él para obtener una ventaja, un beneficio o una ganancia.
  • Aceptación o búsqueda de un valor material de contratistas, proveedores o personas que proporcionen servicios o materiales a la AHA, a menos que sea de conformidad con la Política de aceptación de regalos.
  • Destrucción, eliminación o uso no autorizado de registros, mobiliario, accesorios y equipos.
  • Cualquier irregularidad similar o relacionada.

Cada miembro de la dirección estará familiarizado con los tipos de mejoras que pueden producirse dentro de su área de responsabilidad y estará alerta a cualquier indicación de irregularidad.  Un empleado, un voluntario, un consultor, un proveedor, un contratista o una agencia externa que haga negocios con la AHA debe informar inmediatamente de cualquier irregularidad detectada o sospechosa, como se indica a continuación en la sección "Informes de infracciones de ética". Ningún empleado o persona que informe o sospeche de actividades deshonestas o fraudulentas intentará llevar a cabo investigaciones o entrevistas personales relacionadas con una sospecha de acto fraudulento.  Las investigaciones se coordinarán con el departamento jurídico y otros grupos afectados, tanto internos como externos.  Para obtener más información sobre actividades fraudulentas, consulte el Programa de gestión de riesgos de fraude de la AHA.

Conflictos de intereses

[consulte las Normas sobre conflictos de intereses de la AHA]

Propiedad e información de la asociación

Se espera que los empleados y los voluntarios protejan la propiedad de la AHA en todo momento, incluidos efectivo, equipo, registros e información de empleados y clientes.  Esto también requiere que los empleados y voluntarios mantengan la confidencialidad de los registros de la AHA, así como la información de empleados y clientes.

Informar violaciones de ética

Si tiene alguna pregunta o duda sobre el cumplimiento del tema descrito en esta política, o no está seguro de lo que debe hacer, le recomendamos encarecidamente que hable primero con su supervisor, otro líder de la AHA o el Departamento de Recursos Humanos. Si por alguna razón se siente incómodo hablando con alguna de estas personas, llame a la línea directa de ética de la AHA al 866-293-2427 para informar sus inquietudes.  Sus llamadas se gestionarán con total confidencialidad.