Advertencia de fraude

Advertencia de fraude y alerta de estafa

Las personas que organizan fraudes y estafas utilizan planes inteligentes para estafar a millones de personas cada año. A menudo combinan una tecnología sofisticada con trucos antiguos para que las personas envíen dinero o entreguen información personal. Agregan nuevas variaciones a los antiguos planes, incluidos, a veces, el uso de los nombres o el contenido de la American Heart Association.

Divulgación de información personal

La AHA recomienda que esté atento y sospeche de cualquier correo electrónico que le pida que proporcione su contraseña de correo electrónico o información personal confidencial, como el número de seguro social, el número de tarjeta de crédito o el número de licencia de conducir. La American Heart Association nunca solicitará esa información por correo electrónico.

Promoción de productos

La American Heart Association y la American Stroke Association NO respaldan productos o servicios. Toda afirmación de que la AHA respalda un producto, proceso, servicio o empresa comerciales específicos no es verdadera.

La American Heart Association puede certificar productos o servicios específicos que cumplan con los criterios específicos. Visite estos vínculos para obtener más información sobre nuestro Programa de Certificación Hospitalaria y el Programa Heart-Check.

Instructores o cursos certificados

La American Heart Association no certifica a instructores, médicos o cursos de capacitación creados por otras organizaciones. Cualquier afirmación de que los productos o materiales de capacitación son “certificados por AHA”, “aprobados por AHA” o “cumplen con AHA” o “creados por personas certificadas por AHA”, en la que “AHA” se refiera a la American Heart Association es falsa.

Solicitudes fraudulentas

Si sospecha que las solicitudes telefónicas, los correos electrónicos u otras comunicaciones están realizando reclamaciones fraudulentas relacionadas con la American Heart Association o la American Stroke Association, comuníquese con nosotros inmediatamente al 1-800-242-8721 o a reportfraud@heart.org. También instamos a que cualquier persona que reciba solicitudes falsas presente una queja ante la comisión federal de comercio llamando a la FTC al: 877-FTC-HELP u online en ftccomaintassistant.gov (el vínculo se abre en una ventana nueva), el fiscal general de su estado, la oficina de protección al consumidor y las autoridades locales.

Ejemplos recientes de estafas y tergiversaciones informadas:

Fraude por correo electrónico

Se ha informado a la AHA que alguien se hace pasar por Nancy Brown o Meighan Girgus y se comunica con individuos para entrevistarlos para puestos de trabajo.  Tenga en cuenta que se trata de una estafa.  La o las personas no son la Sra. Brown o la Sra. Girgus y están intentando obtener su información privada.  En algunos casos, pueden enviarle un cheque, pidiéndole que cobre el cheque y que les transfiera el dinero de vuelta.  En otras ocasiones solicitan información personal, como su número de seguro social.  La AHA no se comunicará con nadie para solicitar información personal, como contraseñas de cuentas, números de identificación personal (PIN) o números de seguro social. No proporcione información personal o financiera a personas desconocidas, ya sea por teléfono o correo electrónico.  Consulte https://www.consumer.ftc.gov/articles/0159-fake-checks (el vínculo se abre en una nueva ventana).

La AHA se comunica habitualmente con los postulantes por teléfono y correo electrónico, pero NO mediante mensajes de texto o servicios de mensajería instantánea. La AHA solo se comunicará con los candidatos que se han postulado online o que fueron contactados por correo electrónico a través de nuestra herramienta LinkedIn Recruiter.

Si cree que ha sido víctima de fraude, comuníquese con las siguientes autoridades:

Obtenga más información en National Internet Fraud Watch Information Center (el vínculo se abre en una ventana nueva).


  • La AHA se ha percatado de personas que afirman provenir de “la American Heart & Stroke Association” e intentaron vender seguros a familias desprevenidas. El vendedor era muy persistente y trató de ingresar al hogar para proporcionar “información” sobre los seguros.

La AHA no vende ni respalda seguros ni productos similares. La AHA tampoco presiona a las personas para que hagan donaciones o compren productos. Especialmente en las fiestas de fin de año, los delincuentes potenciales intentarán inventar maneras creativas de entrar en la casa de una persona, o bien enterarse de artículos valiosos en su hogar. Si le preocupa que la persona esté legítimamente recaudando fondos para AHA, pero le incomoda juntarse con ella, entregar su información por teléfono o por correo electrónico, o permitirles entrar a su casa, pídale que le envíe la información por correo o que la deje en la puerta de su casa con un número de teléfono y una dirección en la que pueda comunicarse con ellos más tarde. Si alguien se le acerca vendiendo productos y dice que están aprobados o son patrocinados u ofrecidos por la American Heart Association o la American Stroke Association, infórmelo de inmediato a las autoridades locales.


  • Las casas en todos los EE. UU. reciben llamadas automáticas de una empresa que dice ser American Senior Benefits. La llamada incita a los adultos mayores a obtener un sistema de alerta médica gratuito “respaldado por la American Heart Association”. Al parecer, después de comunicarse con una persona, los consumidores se enteran de que el sistema de alerta médica requiere una tarifa de mantenimiento mensual continua.

La American Heart Association no respalda productos. Además, no hemos confirmado que alguien haya recibido el producto. Existe una empresa legítima llamada American Senior Benefits que no realiza estas llamadas. Tanto la empresa “real” American Senior Benefits como la American Heart Association han realizado reclamos en la Comisión Federal de Comercio.


  • Varios sitios web afirman proporcionar capacitación online, incluida la capacitación en RCP que “cumple con la AHA”, aunque las organizaciones no son centros de capacitación autorizados por la American Heart Association. Estos sitios afirman ofrecer capacitación online sin verificaciones de habilidades o tarjetas electrónicas de curso instantáneas disponibles al finalizar la capacitación online.

La American Heart Association no aprueba los cursos de capacitación creados por otras organizaciones, no permite que se den tarjetas de finalización de su curso a los estudiantes que no completan la sección de verificación de habilidades de la capacitación de la American Heart Association, y no existen cursos de capacitación “conformes con AHA” ni profesionales “certificados por AHA” que realizan capacitaciones. Una organización que ha sido aprobada para emitir tarjetas con el logotipo de la AHA al finalizar correctamente un curso de capacitación de la AHA debe mostrar el logo “Authorized Training Center” (Centro de capacitación autorizado) para informar que están autorizados. Debe verificar con su empleador actual o potencial las tarjetas de finalización del curso que aceptarán antes de pagar a cualquier persona por una capacitación destinada a obtener o mantener su estado de capacitación.


  • Nos hemos enterado de un sitio web que publicitó copias de las preguntas del examen del curso de capacitación con las respuestas para la venta. El sitio web resultó ser parte de un plan aparente para robar información de tarjetas de crédito. Informamos el sitio a las autoridades correspondientes. En otra situación, se descubrió a personas que estaban vendiendo las tarjetas de finalización del curso de capacitación a personas que no habían tomado los cursos ni demostrado sus habilidades. Se realizaron varios arrestos después de que se informara el plan a las autoridades locales.

La American Heart Association no vende ni permite que otros vendan los exámenes reales utilizados para confirmar la finalización de RCP, ACLS, PALS o cualquier otra capacitación. Cualquier persona que intente vender dicha información, u ofrecer una tarjeta de finalización del curso para su venta a cualquiera que no haya cumplido con los requisitos de capacitación, probablemente lo esté haciendo de manera ilegal e intentando robar su información personal o financiera.


  • Recientemente, un empleador reportó que recibió una tarjeta de finalización de un curso que tiene la apariencia de la que aparece a continuación. Esta tarjeta PDF rellenable es un formulario que se completa en una computadora y no es una tarjeta de finalización de curso válida de Laerdal o de un centro de capacitación de AHA.

Alerta de fraude

Los centros de capacitación autorizados de la American Heart Association no enviarán una tarjeta electrónica de finalización del curso para que la complete online. Si recibe una de estas, infórmelo a la AHA de inmediato, junto con cualquier información que tenga acerca de su procedencia.