Precauciones contra el coronavirus para pacientes y otras personas más vulnerables al virus

(CDC/Alissa Eckert, Dan Higgins; inset: American Heart Association)
(CDC/Alissa Eckert, Dan Higgins; inset: American Heart Association)

Lea en español

Eduardo Sánchez, M.D., M.P.H., FAAFP, director médico de prevención de la American Heart Association, comparte consejos y recursos para pacientes y otros interesados en el coronavirus.

A medida que todos seguimos adaptándonos a la vida durante la pandemia de COVID-19 y nos adentramos en una rutina, es extremadamente importante no bajar la guardia.

La mejor manera de hacerlo es cumplir con cosas simples que sabemos que pueden detener la propagación del coronavirus. Si bien ha oído estos consejos antes, seguirá escuchándolos, ya que representan nuestra mejor defensa contra el virus:

  • Continúe con el distanciamiento social de, al menos, 6 pies (2 m) de distancia. De hecho, quédese en casa todo el tiempo que pueda.
  • Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón durante 20 segundos.
  • No toque superficies en público.
  • Use una mascarilla o una cubierta de tela para la cara cuando salga a lugares en los que sea difícil mantener el distanciamiento social.
  • Cúbrase cuando tose y estornuda con un pañuelo y, luego, deséchelo. Si no tiene un pañuelo desechable, tosa o estornude en el pliegue del codo.
  • Trate de no tocarse la boca, la nariz ni los ojos.

Siga informándose sobre esta rápida y cambiante pandemia. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE. UU. ofrecen información actualizada y confiable de manera regular. Asegúrese de seguir las directivas de los funcionarios de salud locales y estatales. Y siempre puede encontrar actualizaciones para pacientes y consejos para mantenerse sano en heart.org.

¿Quién está en riesgo de infección o de sufrir complicaciones?

Aparentemente, las personas mayores con enfermedad coronaria o hipertensión arterial siguen siendo las que tienen más probabilidades de manifestar síntomas más graves.

Los sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares y las personas con cardiopatías, incluida la hipertensión arterial y las lesiones cardíacas congénitas, pueden enfrentar un riesgo más grande de sufrir complicaciones si se infectan con el virus que provoca el COVID-19. Según los CDC, los personas con diabetes, con enfermedades pulmonares crónicas, los inmunosuprimidos y las personas con otras enfermedades subyacentes también pueden estar en riesgo de enfermarse con más gravedad.

Asimismo, los primeros datos nacionales indican que las personas negras, hispanas y latinas parecen verse mucho más afectadas. En los datos de varias ciudades y condados, se descubrió que, entre las personas negras, las tasas de mortalidad por COVID-19 eran más elevadas. Muchas personas negras ya son más vulnerables a los riesgos de enfermedades cardiovasculares y de accidentes cerebrovasculares, así como también factores determinantes sociales de la salud.  

Si usted es un trabajador esencial o necesita estar fuera
Todos debemos estar muy atentos si salimos de casa. Tenga en cuenta que cada superficie es una posible fuente de infección y que todo lo que lleva a su casa puede estar contaminado con el virus. Limpie los paquetes y los envases, tire las bolsas y lávese las manos.

Si es un trabajador esencial, es probable que tenga más posibilidades de estar expuesto al virus o de contagiarse.

La nueva guía de los CDC especifica que los trabajadores esenciales que hayan estado expuestos pueden tener autorización para seguir trabajando si permanecen asintomáticos y toman precauciones adicionales para protegerse a sí mismos y a los demás.

Esas precauciones incluyen la detección de fiebre y otros síntomas antes de entrar al trabajo, el control frecuente de las condiciones en el trabajo, el uso de una máscara y la práctica del distanciamiento social en el trabajo.

Si está resguardando en casa
En este momento, se solicita a la gran mayoría de los estadounidenses que se queden en casa. No obstante, aún es necesario tomar precauciones de seguridad, incluso si está alejado de los demás. Continúe con el lavado vigoroso de las manos; limpie y desinfecte las superficies con regularidad.

Si tiene una emergencia, como un ataque cardíaco o síntomas de ACV, llame al 911 (o su número de emergencias local). Algunos hospitales están atestados, debido al COVID-19, pero los sistemas de emergencia tienen planes para garantizar un tratamiento adecuado. Solicitar cuidado lo más pronto posible mejora las posibilidades de sobrevivencia y los primeros profesionales de emergencias están bien capacitados para evitar la propagación de gérmenes.

Manténgase en contacto estrecho con sus profesionales del cuidado de la salud. Mantenga su información de contacto a mano y pregunte si hay opciones de consulta electrónica o mensajería instantánea disponibles.

Si vive solo, haga una lista con los contactos de apoyo a los que puede llamar, como amigos, familiares, colegas y vecinos. Mantenga esta información de contactos en un lugar que le resulte fácil encontrar.

Haga el inventario de sus medicaciones. Asegúrese de tener la medicación suficiente para un período prolongado. Además, averigüe cómo hará las recargas si no puede salir de su casa. Pregunte si su farmacia hace entregas a domicilio de las recargas. Su profesional de la salud o plan de salud también pueden ayudarlo con esto.

Y, por supuesto, siga en actividad y coma sano. Esté en contacto con las personas que le importan, ya que sentirse aislado puede afectar su salud y su bienestar.

¿Qué pasa si tiene síntomas de coronavirus?
Los síntomas comunes incluyen fiebre, tos y respiración entrecortada. Comuníquese con su profesional de la salud si presenta estos síntomas. Y, nuevamente, si tiene signos de alarma de un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, llame inmediatamente al 911 (o su número de emergencia local).

Si los expertos en salud lo investigan a usted o a alguien de su casa por ser un posible caso de COVID-19, o si se confirma que usted o alguien de casa tienen COVID-19, pero están lo suficientemente estable como para recibir tratamiento en casa, tenga en cuenta estas precauciones recomendadas por los CDC:

  • Asegúrese de que cuidadores adecuados estén disponibles en su casa.
  • Asegúrese de que haya un cuarto independiente en el que el paciente pueda recuperarse sin tener que compartir el espacio inmediato con otras personas.
  • Asegúrese de que todos los que viven en su casa puedan cumplir con las precauciones recomendadas como parte del cuidado del hogar o el aislamiento. Esto incluye taparse cuando tosen o estornudan, lavarse las manos incesantemente, no tocarse el rostro y asegurarse de limpiar con frecuencia las superficies con productos de limpieza domésticos.
  • Establezca algunas reglas básicas para garantizar que la persona que se encuentra aislada pueda recibir alimentos y otras necesidades con el mínimo riesgo.
  • Manténgase en contacto con su profesional del cuidado de la salud.