Cómo controlar la presión arterial durante la crisis del coronavirus

Siempre es importante mantener los niveles de presión arterial en valores saludables, pero aún más en la era del COVID-19.

Esto se debe a que la presión arterial alta podría aumentar el riesgo de experimentar complicaciones graves causadas por el coronavirus. Casi la mitad de los adultos de EE. UU. padecen presión arterial alta, lo que se define como lecturas constantes de 130/80 o superiores.

Por el momento, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indican que no hay evidencia concluyente sobre la hipertensión en personas infectadas con el coronavirus. En algunas investigaciones, se observó una tasa de muerte elevada en pacientes con COVID-19 que presentaban presión arterial alta. También se observó un mayor riesgo de sufrir consecuencias, incluidos el ingreso a cuidados intensivos o el uso de ventilación mecánica, el desarrollo de neumonía o daño en órganos y tejidos.

Si tiene hipertensión arterial, a continuación se presentan algunas pautas que debe conocer para mantenerse saludable:

La prevención es la mejor defensa

Si tiene presión arterial alta u otra enfermedad subyacente, es especialmente importante que siga las recomendaciones sobre el distanciamiento social, el lavado de manos, el uso de mascarillas y otras prácticas que pueden evitar la propagación de COVID-19.

Siga las recomendaciones médicas

De acuerdo con una declaración de la American Heart Association, la Heart Failure Society of America y el American College of Cardiology, los pacientes que toman tipos comunes de medicamentos para la presión arterial, como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y antagonistas de los receptores de la angiotensina (ARA), que contraigan COVID-19 deben continuar con el tratamiento, a menos que su médico les indique lo contrario. Consulte con su profesional de la salud antes de cambiar las estrategias de tratamiento. Algunos consultorios médicos ofrecen consultas virtuales o telemedicina.

Evite peligros causados por la hipertensión arterial

Existen varios factores que pueden contribuir a la presión arterial alta. Tenga especial cuidado con:

  • Medicación que no requiere prescripción. Los descongestionantes y los analgésicos, llamados AINE, como el naproxeno e ibuprofeno, pueden aumentar la presión arterial. Las personas con problemas cardíacos deben limitar o evitar estos medicamentos.
  • Algunos medicamentos recetados. Las personas que toman corticoesteroides, anticoncepción oral, inmunosupresores, medicamentos para la salud mental y algunos medicamentos contra el cáncer deben controlarse la presión arterial.
  • Alcohol y cafeína. Por ejemplo, no beba más de tres tazas por día de bebidas con cafeína.
  • Combinaciones de hierbas y alimentos. Algunos suplementos herbales, como el regaliz, pueden aumentar la presión arterial, y alimentos como los embutidos pueden interactuar con algunos antidepresivos.

Manejar el estrés

El estrés puede llevar a adquirir malos hábitos, como llevar una dieta deficiente, que puede aumentar el riesgo de hipertensión arterial.

Tenga medicación adicional a mano

Consulte a su médico y a la farmacia si puede obtener un mayor suministro de medicamentos recetados para evitar visitar la farmacia con tanta frecuencia. Las recetas de pedidos por correo pueden ayudarlo a abastecerse y a quedarse en casa.

Reconozca una emergencia por presión arterial

Una crisis de hipertensión ocurre cuando la presión arterial aumenta rápidamente a niveles de 180/120 o superiores. Si se presentan otros síntomas, como dolor torácico o dolor de espalda, entumecimiento o debilidad, pérdida de la visión o dificultad para respirar o hablar, llame al 911 (o a su número de emergencia local).

No dude en ponerse al contacto

La Red de Apoyo gratuita en línea de la American Heart Association conecta a personas que tienen preocupaciones sobre la salud similares. (Busque “Presión arterial alta” en “Enfermedades cardíacas crónicas”). La American Heart Association está financiando nuevas investigaciones y conectando a investigadores y médicos con la información más reciente.
Obtenga la información y las recomendaciones más actualizadas de la American Heart Association sobre COVID-19.

Información y recursos sobre COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.