Preguntas y respuestas: Ayuda federal durante la pandemia de coronavirus

En respuesta a la pandemia de la COVID-19, el Congreso ha aprobado varias leyes para ayudar a satisfacer las necesidades de cuidado de la salud y proporcionar ayuda financiera a las familias y empresas. Las nuevas leyes incluyen lo siguiente:

  • Ley de Preparación para el Coronavirus y Apropiaciones de Respuesta Complementarias (Coronavirus Preparedness and Response Supplemental Appropriations Act)
  • Ley Familias Primero de Respuesta al Coronavirus (Families First Coronavirus Response Act)
  • Ley de Ayuda, Socorro y Seguridad Económica para Coronavirus (Coronavirus Aid, Relief and Economic Security Act)
  • Programa de Protección de Nómina y Ley de Mejora del Cuidado de la Salud (Health Care Enhancement Act)

A continuación, encontrará respuestas a algunas preguntas que podría tener sobre cómo podrían afectarlo estas leyes:

¿Soy apto para recibir un cheque de estímulo económico?
En virtud de la Ley CARES, todos los residentes de Estados Unidos con ingresos brutos ajustados de hasta USD 75,000 (USD 150,000 para los declarantes conjuntos) que no son dependientes de otro contribuyente y tienen un número de Seguro Social elegible para trabajar han recibido, o recibirán, un pago único de USD 1,200 (USD 2,400 para los declarantes conjuntos.) y un adicional de USD 500 por niño.

El pago de USD 1,200 o USD 2,400 disminuye en USD 5 por cada USD 100 que el ingreso de un contribuyente exceda el umbral de USD 75,000 o USD 150,000, con montos de ingresos basados en las declaraciones de impuestos federales de 2019 (o, si no están disponibles, declaraciones del 2018).

¿Incluye mi seguro de salud atención relacionada con la COVID-19?
Los planes de salud, incluidas aseguradoras privadas, Medicare y Medicaid, están obligados a cubrir las pruebas de diagnóstico de COVID-19 sin costo alguno para los pacientes. Las pruebas deben ser aprobadas para su uso por la Food and Drug Administration, o por cada estado, y proporcionadas por laboratorios en caso de emergencia o consideradas pertinentes por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.
Si no tiene seguro, puede recibir una prueba COVID-19 y servicios relacionados sin costo alguno, si el programa Medicaid de su estado ofrece esa opción.

Además, para garantizar que los pacientes cuenten con los medicamentos necesarios, los planes de la Parte D de Medicare deben surtir o reponer recetas para un suministro de hasta 90 días si un paciente lo solicita. Si tiene seguro privado, verifique si se han simplificado las limitaciones sobre las recetas.

¿Qué pasa si no tengo seguro de salud?
Si se enfrenta a la pandemia de coronavirus sin seguro de salud, puede ser apto para inscribirse en un plan de salud con beneficios estandarizados bajo la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (Affordable Care Act, ACA). Quienes se queden sin seguro debido a que perdieron su empleo o por otros factores, pueden ser aptos para inscribirse en un plan de la ACA fuera del período de inscripción habitual durante el otoño. Los cambios en los ingresos o una muerte en la familia también pueden considerarse un evento de vida apto que permite la inscripción.

Algunos estados han abierto períodos especiales de inscripción, que permiten a las personas sin seguro médico mediante un programa laboral o gubernamental como Medicare o Medicaid, inscribirse en el seguro médico conforme a la ACA.

Visite healthcare.gov para obtener más información sobre las oportunidades de inscripción en su estado.

La American Heart Association y nuestros socios de salud pública están instando a los legisladores federales a crear un período de inscripción especial para todos los estados.

¿Cómo han cambiado las reglas para la telesalud y la atención remota?
Consulte con sus proveedores de la salud. En general, los servicios de telesalud tienen una mayor disponibilidad ahora que antes de la pandemia. Los planes de salud con deducible alto pueden no exigir el deducible para servicios de telesalud y otros servicios de atención remota, incluso si no están relacionados con la COVID-19. Los beneficiarios de Medicare no están obligados a tener una relación preexistente con un proveedor para usar los servicios de telesalud de ese proveedor durante el período de emergencia de la COVID-19.

Los pacientes en diálisis en domicilio ya no tienen que someterse a una evaluación presencial con el nefrólogo para algunas evaluaciones requeridas.

¿Soy apto para recibir beneficios de desempleo relacionados con la COVID-19?
Los trabajadores que están con permiso de trabajo o que han sido despedidos debido a la crisis del coronavirus pueden ser aptos para recibir el complemento de compensación federal de desempleo por pandemia de USD 600 por semana, además de los beneficios de desempleo que ofrece su estado. Los beneficios federales duran hasta julio del 2020.

Entre otros programas especiales de desempleo en respuesta al coronavirus, se incluye el programa de compensación federal de desempleo por pandemia (Pandemic Emergency Unemployment Compensation), que extiende los beneficios por 13 semanas más. Además, el programa de asistencia por desempleo (Pandemic Unemployment Assistance) durante la pandemia proporciona beneficios de desempleo a contratistas independientes y trabajadores autónomos, independientes y a tiempo parcial. Consulte el programa de desempleo de su estado para obtener más información.

¿Aplican las disposiciones de estas nuevas leyes federales a las hipotecas y los alquileres?
Las personas con hipotecas respaldadas por préstamos federales pueden ser aptas para que sus pagos se retengan o reduzcan. (Consulte a la empresa que administra su préstamo si está respaldado por el gobierno y qué ayuda podría estar disponible). Además, los inquilinos pueden estar protegidos contra desalojo y cargos por pago tardío. Algunos estados han adoptado medidas similares.

El Congreso también aumentó el financiamiento del programa de asistencia de energía para hogares de bajos ingresos (Low Income Home Energy Assistance Program), que ayuda a los hogares de bajos ingresos a pagar sus facturas de energía, y de varios programas federales de asistencia para vivienda y personas sin hogar.

¿Qué hay de la ayuda alimentaria?
El Congreso proporcionó fondos adicionales para el programa de asistencia nutricional suplementaria (Supplemental Nutrition Assistance Program), comúnmente conocido como cupones de alimentos, que permite garantizar que los estadounidenses de bajos ingresos reciban los alimentos que necesitan.

Para solicitar SNAP, comuníquese con la oficina de SNAP de su estado o con una de las oficinas regionales de Servicios de Alimentación y Nutrición del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

El programa especial de nutrición suplementaria (Special Supplemental Nutrition Program) para mujeres, lactantes y niños (WIC) proporciona asistencia alimentaria a mujeres embarazadas o madres de bajos ingresos. Consulte en línea para saber si puede ser apto, averiguar cómo presentar una solicitud y obtener más información sobre WIC en su estado. El Congreso aumentó la financiación del programa de asistencia alimentaria de emergencia (Emergency Food Assistance Program) para ayudar a los bancos de alimentos a satisfacer la creciente demanda. Para buscar ayuda alimentaria cerca de usted, llame a la línea directa National Hunger Hotline del USDA al 1-866-3-HUNGRY o 1-877-8-HAMBRE.

El Congreso también proporcionó fondos de emergencia para programas de nutrición infantil en todo el país, con el objetivo de garantizar que los estudiantes sigan recibiendo comidas escolares gratuitas o a un precio reducido durante la pandemia. Se han flexibilizado las reglas del programa de cada estado.

¿Qué pasa si necesito tomar una licencia remunerada de emergencia del trabajo?
El Congreso aprobó disposiciones sobre permisos remunerados de emergencia que ayudan a proteger la seguridad financiera de las familias. Consulte esta hoja informativa para empleados del Departamento de Trabajo de EE. UU.

¿Hay ayuda disponible para el pago de los préstamos estudiantiles?
La ley federal ahora proporciona un alivio amplio para los prestatarios federales de préstamos estudiantiles, lo que incluye una indulgencia administrativa que permite a los prestatarios estudiantiles dejar de hacer pagos hasta el 30 de septiembre del 2020. En el caso de algunos préstamos, los intereses se reducirán temporalmente a 0%. Consulte estas preguntas frecuentes sobre la ayuda para estudiantes del Departamento de Educación de EE. UU. (En las preguntas frecuentes, también se incluye información sobre la ayuda financiera continua mientras los campus están cerrados).

Además, los empleadores pueden proporcionar un beneficio de reembolso de préstamo estudiantil libre de impuestos este año de hasta USD 5,250. Ese límite también incluye cualquier asistencia educativa proporcionada por el empleador, como matrícula y libros, que se otorgue bajo la ley actual. El pago no se contabiliza en los ingresos del empleado y no está sujeto a impuestos federales.

¿Dónde puedo encontrar información sobre préstamos para pequeñas empresas?
La Small Business Administration está proporcionando préstamos perdonables a pequeñas empresas y organizaciones sin fines de lucro a través del programa de protección de nómina (Paycheck Protection Program).

¿Puedo deducir las donaciones a organizaciones de beneficencia de mi impuesto federal sobre la renta?
La ley federal ahora le permite deducir hasta USD 300 en contribuciones en efectivo a la caridad, ya sea que detalle o no sus impuestos en el 2020.