Si es un paciente

Preguntas sobre el coronavirus para pacientes con cardiopatías y accidentes cerebrovasculares

Tengo síntomas de COVID-19. ¿Qué debo hacer?

Si cree que tiene el virus (o si lo sabe), póngase en contacto con su profesional de atención primaria para recibir orientación. No salga excepto para las visitas médicas. Use una máscara que cubra la nariz y la boca cuando esté cerca de otros, incluso, en su casa, si puede. Lávese las manos con frecuencia y desinfecte las superficies de uso común.

Asegúrese de que cuidadores adecuados estén disponibles en su casa. Asegúrese de que haya una habitación independiente u otro espacio (y, lo ideal, es que haya un baño independiente) en el que pueda recuperarse sin compartir el lugar con otros. Obtenga más información acerca de las precauciones sobre el coronavirus y consulte las sugerencias de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Si tiene más de 65 años o tiene una afección médica que sea de alto riesgo de desarrollar enfermedades graves y ha tenido síntomas durante un período menor a 10 días, pregunte a su equipo de atención médica si es candidato a un tipo de tratamiento llamado anticuerpos monoclonales. Este tratamiento, una infusión de una sola vez que se administra en las primeras etapas del curso de la enfermedad, puede reducir el riesgo de hospitalización o muerte. El Departamento de Salud y Servicios Humanos tiene una página web en la que se explican este y otros tratamientos para el COVID-19 disponibles.

He escuchado que el COVID-19 no es solo una enfermedad respiratoria. ¿Qué otros efectos puede tener el virus en el cuerpo?

Los médicos manifiestan que el coronavirus afecta a casi todos los sistemas orgánicos principales. El virus puede afectar no solo los pulmones, sino también el corazón, el cerebro, los riñones, el hígado, la piel, el sistema nervioso y el tracto gastrointestinal. Los síntomas y las afecciones vinculados con el COVID-19 incluyen: erupciones, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, enzimas hepáticas elevadas y bilirrubina, hiperglucemia, lesión renal grave, trombosis venosa profunda, embolia pulmonar, daño al músculo cardíaco, arritmias y accidente cerebrovascular. Consulte con su profesional de atención primaria acerca de los síntomas que le preocupan y, si tiene síntomas graves, busque atención de emergencia.

Más información:

¿Qué deben saber los pacientes con problemas cardíacos acerca del COVID-19?

¿Qué es el COVID-19 con secuelas a largo plazo?

Se estima que 10% de las personas que han tenido COVID-19, muchos de ellos sin síntomas, presentan efectos potencialmente discapacitantes a largo plazo de la enfermedad, llamado COVID-19 con secuelas a largo plazo o solo COVID-19 de larga duración. Los síntomas comunes del COVID-19 con secuelas a largo plazo incluyen fatiga persistente, tos, dificultad para respirar y dolor en el pecho o en las articulaciones.

Los enfermos con secuelas a largo plazo también registran problemas, como confusión, aceleración de los latidos o palpitaciones, depresión, dolor muscular, cefalea y fiebre intermitente. Las complicaciones más graves pueden afectar el corazón, los pulmones, el cerebro, los riñones y la piel.

¿Qué necesito saber sobre el coronavirus si tengo un problema de la válvula cardíaca?

La American Heart Association aconseja a las personas con enfermedades cardíacas y factores de riesgo cardiovascular que se vacunen lo antes posible. Debido a su afección, si contrae la enfermedad, puede enfrentar un mayor riesgo de complicaciones derivadas del COVID-19, por lo que es fundamental tomar precauciones. Haga todo lo posible para evitar la exposición al coronavirus y siga las recomendaciones de los expertos después de la vacunación. Quedarse en su casa y mantenerse alejado de otras personas que no viven con usted es de suma importancia, especialmente, si tiene 60 años o más. Y, por supuesto, mantenerse enfocado en los conceptos básicos de seguridad: usar máscara cuando salga, lavarse las manos con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos, no tocar las superficies y limpiar las superficies con esmero. Los CDC tienen una lista completa de las precauciones recomendadas.

Recuerde tomar sus medicamentos según las recomendaciones de su médico, mantenerse en contacto con su equipo de cuidado de la salud y asegurarse de comer bien y estar físicamente activo. Si se está preparando para un procedimiento, asegúrese de descansar bien. La Dra. Suzanne Arnold responde más de sus preguntas en este video.

¿Hay un lugar donde pueda contactar fácilmente a otros pacientes y sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares?

Sí, la red de apoyo de la AHA es ese tipo de lugar. Es una comunidad online de sobrevivientes, cuidadores, familiares y amigos. Allí encontrará información, asesoramiento y ánimo en relación con muchas situaciones clínicas y otros temas. ¡Entre! Es fácil unirse y, además, es gratis.

¿Deben continuar la rehabilitación los pacientes con afecciones cardíacas y accidentes cerebrovasculares?

En primer lugar, llame para ver si su centro de rehabilitación aún está en funcionamiento. Si está cerrado, los siguientes son algunos ejercicios para sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares que puede hacer en casa. También puede consultar con su equipo de atención de la salud si es candidato para las visitas a domicilio para continuar con la rehabilitación.

Si su centro de rehabilitación está abierto y desea volver, consulte el sitio web del centro o llame y pregunte acerca de las precauciones que toma el centro para evitar la propagación del COVID-19. Luego, hable con su equipo de atención médica sobre los riesgos y los beneficios de la rehabilitación ambulatoria continua.

¿Qué debo saber sobre el coronavirus si tengo presión arterial alta?

Debido a su afección, si contrae la enfermedad, puede enfrentar un mayor riesgo de complicaciones derivadas del COVID-19. La AHA insta a que se vacune con cualquier vacuna autorizada a nivel federal que esté disponible para usted, lo antes posible. Aquí puede ver más información sobre lo que debe saber.

Es prudente ser cauteloso y hacer todo lo posible por evitar la exposición al COVID-19. Mantenerse alejado de las personas que no viven con usted es de suma importancia, especialmente, si tiene 60 años o más. Y no olvide los conceptos básicos de seguridad: usar máscara en público, lavarse las manos con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos, no tocar las superficies y desinfectar las superficies con frecuencia. Los CDC tienen una lista completa de precauciones recomendadas y ofrecen recomendaciones sobre lo que puede hacer después de haber recibido todas las dosis de la vacuna.

Además, siga tomando todos sus medicamentos conforme a las recetas, incluidos los inhibidores de la ECA y los ARA. No hay evidencia de que estos medicamentos aumenten su riesgo de contraer COVID-19. Si se le diagnostica COVID-19, se debe evaluar su caso completamente antes de agregar o eliminar cualquier tratamiento. Además, los pacientes con hipertensión arterial y los pacientes con diabetes deben tener en cuenta que su situación clínica general es mucho mejor si su presión arterial y diabetes están controladas de manera óptima.

Si solo tengo acumulación de placa, ¿mi cardiopatía leve me pone en el mismo nivel de riesgo que las personas con cardiopatía más grave?

No está claro. Los efectos inflamatorios del coronavirus, en teoría, pueden aumentar el riesgo de ataque cardíaco, por lo que, si tiene COVID-19 y molestias graves en el tórax u otros síntomas cardíacos, debe pedir ayuda de inmediato. La mejor opción que tiene es recibir la vacuna, seguir todas las precauciones recomendadas para, en primer lugar, evitar contraer el COVID-19, y mantener el corazón saludable con la continuación de los medicamentos para el colesterol y una ejercitación adecuada todos los días.

¿Qué deberían hacer los niños y adultos con lesiones cardíacas congénitas o aquellos que cuidan de ellos?

La gravedad de los defectos cardíacos congénitos puede variar ampliamente, y los investigadores todavía no saben mucho sobre el impacto del COVID-19 en estos pacientes como grupo. Los expertos aconsejan a los pacientes mayores de 16 años que se vacunen contra el COVID-19 apenas puedan. (Las vacunas aún no están autorizadas para pacientes más jóvenes).

Estos pacientes también deben hacer lo mismo que todos en términos de prevención del coronavirus. Además, las personas con defectos cardíacos congénitos deben seguir tomando los medicamentos regularmente y llamar a su equipo de atención de la salud si existen nuevos síntomas o problemas (y buscar ayuda de emergencia para síntomas graves).

¿Qué debo saber sobre el coronavirus si tengo insuficiencia cardíaca?

Debido a su afección, si contrae la enfermedad, enfrenta un mayor riesgo de complicaciones derivadas del COVID-19, por lo que es extremadamente importante tomar precauciones. Primero: La AHA le recomienda vacunarse, con cualquier vacuna disponible, tan pronto como pueda. Además, evitar la exposición al coronavirus. Quedarse en su casa y mantenerse alejado de otras personas es de suma importancia, especialmente si no está vacunado o si tiene 60 años o más. Y no olvide los conceptos básicos de seguridad: usar máscara en público, lavarse las manos con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos, no tocar las superficies y limpiar las superficies con esmero. Los CDC tienen una lista completa de las precauciones recomendadas.

Manténgase en contacto con su equipo de cuidado de la salud, aliméntese bien, manténgase físicamente activo y tome todos sus medicamentos según las recomendaciones de su médico, incluidos los inhibidores de la ECA y los ARA. (Asegúrese de tener, al menos, un suministro para 30 días de cada uno de los medicamentos que toma para las enfermedades cardíacas). Si aún no lo está haciendo, tome nota de sus síntomas todos los días para poder controlar mejor su afección. (Puede utilizar nuestra Herramienta de seguimiento de síntomas HF). Y asegúrese de buscar ayuda de emergencia inmediatamente si es necesario.

Escuché un rumor de que mi medicamento podría ponerme en riesgo. ¿Es verdad?

Lo primero que debe hacer si escucha un rumor sobre su medicamento es comunicarse con su profesional de la salud o farmacéutico. Al principio de la pandemia, hubo información no confirmada acerca de los riesgos del COVID-19 para pacientes que ya tomaban medicamentos recetados para la presión arterial alta, la insuficiencia cardíaca y otras enfermedades cardíacas. La AHA, la Heart Failure Society of America y el American College of Cardiology publicaron conjuntamente una declaración en la cual se ofrece orientación especializada, que incluye consejos para que los pacientes sigan utilizando medicamentos recetados, conocidos como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (iECA) o antagonistas de los receptores de la angiotensina (ARA).

Consulte a su equipo de atención médica con regularidad. Los expertos recomiendan que los médicos vuelvan a evaluar el uso de medicamentos en pacientes que tienen COVID-19, dado que las investigaciones sobre esta materia están en progreso.

¿Qué necesito saber sobre el coronavirus si tengo fibrilación auricular?

Aún no queda claro si Afib aumenta específicamente el riesgo de complicaciones si contrae COVID-19 pero, en general, las afecciones cardíacas son una preocupación. Muchos pacientes con AFib son de edad más avanzada y tienen otras afecciones cardiovasculares que, según la evidencia, presentan un mayor riesgo, por ejemplo, insuficiencia cardíaca o diabetes tipo 2.

Para estar seguro, vacúnese contra el COVID-19 lo antes posible y haga todo lo posible para evitar la exposición al coronavirus. Recuerde los conceptos básicos de seguridad: usar máscara en público, lavarse las manos con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos, no tocar las superficies y limpiar las superficies con esmero. Los CDC tienen una lista completa de las precauciones recomendadas. Además, no olvide tomar los medicamentos según las recomendaciones de su médico, mantenerse en contacto con su equipo de cuidado de la salud y asegurarse de comer bien y estar físicamente activo.

¿Debo evitar el contacto con las mascotas si tengo COVID-19?

Sí, debe restringir el contacto con mascotas y otros animales mientras tenga COVID-19, al igual que debe hacerlo con las personas, según los CDC. Se ha informado que algunas mascotas se han contagiado con el virus que provoca el COVID-19, principalmente, después de tener contacto con personas que tienen la enfermedad. Sin embargo, no se recomienda realizar pruebas de rutina en los animales. No existen pruebas de que las mascotas u otros animales en los EE. UU. puedan ser una fuente de infección del coronavirus, pero los animales pueden propagar otras enfermedades a las personas, por lo que siempre debe practicar hábitos saludables después de tener contacto con ellos.
Los CDC recomiendan practicar el distanciamiento social cuando se pasea a los perros: Utilice una correa, mantenga una distancia de, al menos, 6 pies (2 metros) de otras personas y animales, y no permita que otras personas acaricien a su perro cuando lo saque a pasear. Además, se recomienda mantener a los gatos dentro de las casas. Para obtener más información, consulte estas preguntas frecuentes.


DESCARGO DE RESPONSABILIDAD SOBRE CUIDADO DE LA SALUD: Este sitio y sus servicios no constituyen un consultorio de recomendaciones médicas, de diagnóstico ni de tratamiento. Siempre consulte a un profesional de la salud para el diagnóstico y el tratamiento, lo que incluye sus necesidades médicas específicas. Si tiene o sospecha que tiene algún problema o afección médica, comuníquese inmediatamente con un profesional de la salud calificado. Si se encuentra en Estados Unidos y tiene una emergencia médica, llame al 911 o al número de emergencia local, o solicite ayuda médica de emergencia de inmediato.