Preguntas que todos tenemos

Preguntas que todos tenemos sobre el coronavirus

The COVID-10 pandemic continues to be a rapidly changing situation, so the Centers for Disease Control and Prevention provides regular updates and guidance. In addition, the World Health Organization posts frequent situation reports, travel and public advice and other information, and your local and state health department websites can provide details about the latest developments close to home. You can also find information from the American Heart Association about COVID-19 and heart disease, health, well-being and other issues.

¿Qué es el COVID-19 exactamente?

El COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por un tipo de virus llamado coronavirus. La enfermedad irrumpió por primera vez en Wuhan, China, y, en meses, se propagó por todo el mundo. Los efectos del COVID-19 pueden variar desde infectar a las personas sin provocarles síntomas hasta causar enfermedad grave o fatal.

El nombre completo de la enfermedad es enfermedad por coronavirus de 2019. “CO” significa “corona”, “VI” es “virus”, “D” representa a la palabra “enfermedad” (“disease” en inglés) y “19” designa 2019, el año en que apareció la enfermedad. El virus específico que provoca el COVID-19 es el síndrome respiratorio agudo grave por coronavirus 2 o SARS-CoV-2.

¿Cuáles son los síntomas del COVID-19?

Como la pandemia continúa, los CDC han compilado una lista de síntomas registrados en pacientes con COVID-19. Estos síntomas pueden aparecer entre dos y catorce días después de la exposición al virus.

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Respiración entrecortada o dificultad respiratoria
  • Fatiga
  • Dolores musculares o corporales
  • Cefalea
  • Nueva pérdida del gusto o del olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o resfrío
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

Si está enfermo, llame a su profesional de la salud para hablar sobre los síntomas que le preocupan. Algunos síntomas requieren atención de emergencia. Si tiene dificultad para respirar o una coloración azul en los labios, la cara o los lechos ungueales, dolor o presión torácica persistente, confusión o problemas para despertarse o mantenerse despierto, pida ayuda de inmediato.

¿Cuáles son las maneras más fáciles de evitar el coronavirus y evitar que se propague?

Wear a mask when you’re out in public, while continuing social distancing. (The CDC has tips on improving a mask’s fit and filtration.) Wash your hands frequently for 20 seconds with soap and water or use hand sanitizer. Also, don’t touch your face, don’t touch surfaces in public and keep a distance of at least 6 feet from people who aren’t in your household. If you cough or sneeze, do it in a tissue and throw that tissue away. Read all about prevention on the CDC’s How to Protect Yourself page(link opens in new window).

Más información:
¿Por qué funciona el lavado de manos? (video)

¿Hay algo más que pueda hacer para protegerme?

Sí. No fume ni vapee. Hasta ahora, las investigaciones sugieren que los adolescentes que vapean tienen entre cinco y siete veces más riesgo de contraer COVID-19 en comparación con sus pares que no lo hacen. Los adultos jóvenes que no fumaban tenían la mitad del riesgo de sufrir enfermedad grave por el coronavirus comparados con su grupo de pares en conjunto, fumadores y no fumadores.

¿Cuál es la diferencia entre el coronavirus y la gripe?

La gripe y el COVID-19 tienen muchos síntomas en común. Pero existen diferencias importantes: Por ejemplo, alguien con COVID-19 puede contagiar durante un período más prolongado que el de la gripe, y el COVID-19 es más contagioso en algunos grupos de edad y poblaciones.

¿Es cierto que los nativos americanos, los nativos de Alaska, los hispanos, los negros y los asiáticos se ven más afectados por el COVID-19?

Casi siempre. Según los CDC, comparado con personas blancas no hispanas:

  • Los nativos americanos y los nativos de Alaska son 1.7 veces más propensos a contagiarse el virus, 3.7 veces más propensos a tener que ser hospitalizados y tienen 2.4 veces más riesgo de morir.
  • Las personas hispanas tienen 1.3 veces más riesgo de contraer COVID-19, 3.1 veces más riesgo de ser hospitalizadas por el virus y 2.3 veces más riesgo de morir por la enfermedad.
  • Las personas de raza negra tienen 1.1 veces más riesgo de contraer COVID-19, 2.9 veces más riesgo de ser hospitalizadas y 1.9 veces más riesgo de morir.
  • Los asiáticos tienen 0.7 veces más riesgo de contraer la enfermedad y tienen el mismo nivel de riesgo que las personas blancas de ser hospitalizadas o morir por COVID-19.

Durante la pandemia, las personas de color se han visto afectadas por otras situaciones. Los CDC informan que, entre estas situaciones, se incluyen la discriminación, la vivienda, los niveles de educación, el acceso a la atención de la salud y más exposición al virus como trabajadores de primera línea o esenciales.

¿Qué factores aumentan mi riesgo de enfermarme gravemente?

A pesar de la rápida propagación del coronavirus, el riesgo general de enfermedad grave sigue siendo bajo para la mayoría de las personas de los EE. UU. Sin embargo, para algunas personas, el riesgo es mayor. Los adultos mayores y las personas con estas afecciones médicas subyacentes tienen más riesgo de desarrollar complicaciones más graves si contraen COVID-19:

Otras enfermedades, como el asma, la presión arterial alta y la diabetes tipo 1, también pueden aumentar el riesgo de enfermedad grave aunque, hasta el momento, la evidencia es limitada, según los CDC.
Las personas con un mayor riesgo de desarrollar COVID-19 grave deben tomar precauciones especiales, incluida la posibilidad de quedarse en casa siempre que sea posible y seguir la guía de los CDC después de haber recibido todas las dosis de la vacuna.

No me siento bien, pero no estoy seguro/a de tener COVID-19. ¿Qué debo hacer?

Primero, comuníquese con su profesional de la salud. Si no tiene uno, llame al centro de atención de urgencia más cercano y averigüe si puede atenderse ahí, cuánto costará y, si tiene seguro médico, qué parte tendrá que pagar. Más allá de eso, aunque se sienta bien, lo mejor es comportarse como si tuviera el virus y fuera a propagarlo. Esta es una excelente manera de protegerse uno mismo y proteger a los demás.

¿Dónde puedo hacerme una prueba de detección de COVID-19?

El Departamento de Salud y Servicios Humanos mantiene una lista de cada estado de centros comunitarios donde se hacen pruebas de COVID-19. Existen dos categorías de pruebas: Una prueba viral revela si tiene una infección COVID-1 actual, mientras que una prueba de anticuerpos puede mostrar si ya ha tenido la infección.

¿Qué debo hacer si la prueba del virus me da positivo?

En primer lugar, consulte de inmediato a su equipo de atención médica en caso de ser de riesgo alto de desarrollar un caso grave de COVID-19. (Las personas de alto riesgo incluyen aquellas mayores de 65 años o que tengan ciertas afecciones médicas). Si cumple con estos criterios y ha tenido síntomas durante 10 días o menos, puede ser candidato a recibir la infusión de un tipo de tratamiento conocido como anticuerpos monoclonales, el cual puede reducir el riesgo de hospitalización o muerte.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos tiene un centro web dedicado a explicar sobre el uso de anticuerpos monoclonales contra el COVID-19 y ayudar a los pacientes y a los profesionales de la salud a localizar clínicas que ofrecen ese tratamiento. El Departamento de Salud y Servicios Humanos también tiene información acerca de otros tratamientos contra el COVID-19 y sobre qué debe hacer si es positivo de COVID-19. Los National Institutes of Health tienen una página web actualizada en la que se analizan las directrices de tratamiento contra el COVID-19.

De lo contrario, quédese en casa, excepto para acudir a las visitas médicas, acorde a las recomendaciones de los CDC, y respete el distanciamiento respecto de otras personas todo lo posible. Evite el transporte público. Si debe estar cerca de otros (incluidas mascotas), use una máscara que cubra la nariz y la boca. Lávese las manos con frecuencia y desinfecte las superficies de uso común. Los CDC también ofrecen orientación específica sobre el cuidado de niños si es padre o madre o cuidador solo que contrae COVID-19.

He tenido COVID-19 y escuché que una donación de sangre puede ayudar a otros. ¿Cómo puedo hacerlo?

Las personas que han tenido COVID-19 pueden ayudar en el tratamiento de otros con la donación de plasma o sangre. El tratamiento, denominado plasma de convalecientes, puede contener anticuerpos contra el COVID-19 y puede ayudar a los pacientes hospitalizados a recuperarse. Para donar, debe ser elegible para donar sangre, tener verificación de laboratorio que indique que ha tenido COVID-19 y no tener síntomas durante, al menos, dos semanas.

¿Qué debo hacer si alguien de mi grupo familiar tiene COVID-19?

Además de ayudar a la persona a satisfacer las necesidades básicas de alimentos y médicas, supervise de cerca la salud de todos y aprenda cuando los síntomas sean lo suficientemente malos como para garantizar la atención de emergencia. Si es posible, la persona que está enferma debe usar un dormitorio y un baño independientes, y comer separado de otros miembros del grupo familiar.

¿Cómo debo limpiar y desinfectar mi casa?

Hay varias cosas que puede hacer. Centre la limpieza en superficies de alto contacto primero: encimeras, picaportes, grifos, armarios y el refrigerador. Los CDC desglosan los detalles e incluye la guía de filtración de aire, lavado de ropa y basura. Además, la Agencia de Protección Ambiental ha recopilado una lista de productos que cumplen con los criterios de la agencia para usar contra el virus que provoca el COVID-19.

¿Qué es la “propagación comunitaria”?

Eso es cuando el virus se ha propagado, pero no se conoce el origen de la infección. Las situaciones con aglomeraciones de personas, el contacto físico o estrecho, los espacios cerrados y los períodos prolongados de exposición al virus aumentan las probabilidades de que este se propague.

¿Se puede propagar el virus a través de los alimentos?

En la actualidad, no existen pruebas al respecto. Los coronavirus generalmente se propagan de persona a persona a través de gotas respiratorias. Antes de preparar o comer alimentos, lávese las manos con agua y jabón durante 20 segundos o utilice alcohol en gel.

¿Se puede propagar el virus a través del agua potable?

No se ha detectado en agua potable tratada. La mayoría de los métodos de tratamiento de agua deberían eliminar o desactivar el virus que provoca el COVID-19.

Escuché que los hospitales, quizá, estén colapsados en este momento. ¿Debo llamar al 911 (o a mi número de emergencia local) si creo que podría estar sufriendo un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular?

Sí. Llame siempre al 911 cuando experimente los primeros signos o síntomas. Esto puede salvarle la vida rápidamente. Sigue siendo la acción correcta, incluso en este momento sin precedentes.

Debido a una drástica caída en las visitas a las salas de emergencia a principios de la pandemia, la American Heart Association lanzó la campaña de servicio público Que la duda no acabe con su vida para garantizar que las personas que tengan síntomas de ataque cardíaco o de accidente cerebrovascular reciban la ayuda vital que necesitan. Descubra por qué los hospitales siguen siendo un lugar seguro, incluso, en la pandemia.

Mi estrés está por las nubes. ¿Qué consejos me servirían para salir adelante?

Es normal que se sienta estresado en estos tiempos de incertidumbre. Respire profundamente. Repita el procedimiento. Estamos en esto juntos. Y eche un vistazo a nuestra página Be Well Together, así como a algunas técnicas de emergencia para calmar el estrés y otros consejos que lo ayudarán a superar el estrés. Además, los CDC han reunido recomendaciones y recursos para ayudarlo a mantenerse mentalmente saludable.

¿Debo usar una máscara cuando salgo a lugares públicos?

Sí. Estudios recientes indican que incluso las personas que no presentan síntomas de COVID-19 podrían propagar el virus a través de conversaciones, tos o estornudos si no se respetan las distancias. Por lo tanto, usar máscara es una forma de protegerse uno mismo y proteger a los demás.

Es importante recordar que las máscaras de protección facial funcionan junto con otras medidas de distanciamiento social, no en lugar de estas. Consulte esta guía de los CDC sobre cómo aprovechar al máximo su máscara.

¿Alguna medicación, suplemento, superalimento o remedio me protegerán del coronavirus?

Sea escéptico sobre estos tipos de declaraciones. En este momento, su mejor oportunidad es vacunarse, con cualquiera de las tres vacunas disponibles, y continuar respetando el distanciamiento social, el uso de máscara en público y el lavado de manos frecuente, al igual que otras precauciones recomendadas por el CDC. Además, puede visitar la página Cazadores de mitos de la Organización Mundial de la Salud.

Si obtiene resultados positivos de COVID-19, ha tenido síntomas durante menos de 10 días y se considera un paciente de alto riesgo, un tipo de tratamiento llamado anticuerpos monoclonales puede ayudarlo a evitar una enfermedad grave y la hospitalización.

¿Los niños son inmunes al COVID-19?

No. A fines de marzo de 2021, según datos de la American Academy of Pediatrics y la Children's Hospital Association, más de 3.4 millones de niños estadounidenses dieron positivo de COVID-19. Los niños representaron un 13.4% de los casos, según los datos de salud pública de todo EE. UU. que incluyeron desgloses por edad.

Las tasas de COVID-19 pueden ser menores entre niños que en adultos, en parte, debido a las medidas de salud pública para combatir el virus, incluidos los cierres escolares. Además, según informan los CDC, la falta de pruebas masivas, y su uso, principalmente en adultos y personas con enfermedades graves, hacen que sea difícil comprender la verdadera tasa de infección en niños.

Los niños son menos propensos a contraer enfermedad grave o a terminar hospitalizados por COVID-19. Sin embargo, aquellos que son hospitalizados tienen la misma probabilidad que los adultos de ser admitidos en unidades de cuidados intensivos. Existen diversas situaciones clínicas, incluidos los defectos cardíacos congénitos, las enfermedades pulmonares, la anemia falciforme y la diabetes, que pueden hacer que los niños sean más vulnerables a contraer enfermedad grave a causa del virus.

Además, una afección inusual, pero potencialmente fatal, llamada síndrome inflamatorio multiorgánico en niños, se ha vinculado a la infección o exposición al COVID-19. Los CDC enumeran síntomas MIS-C, que incluyen aquellos que requieren atención de emergencia, como dificultad para respirar, dolor torácico persistente o dolor abdominal grave, confusión y coloración azul en la piel o en los lechos ungueales.

¿Cómo puedo proteger a mi hijo del virus?

Además de seguir las recomendaciones de salud pública sobre la distancia física, el uso de máscaras (excepto en niños menores de 2 años) y el lavado de manos, las recomendaciones de los CDC incluyen lavar peluches, evitar fechas de juego en persona y limitar el contacto de su familia con otras personas que no vivan en su casa. Además, es importante brindar apoyo a la salud de los niños de otras maneras, como mantenerlos activos y socialmente conectados. Actualmente, los menores de 16 años no son elegibles para la vacunación contra el COVID-19, excepto a través de ensayos clínicos.

¿Qué son los enfermos de COVID-19 con secuelas a largo plazo?

Las personas con secuelas a largo plazo, incluidos los jóvenes, son personas que han tenido COVID-19, a menudo casos leves, pero que pueden tener síntomas graves y constantes que duran meses. Los efectos a largo plazo, como la fatiga, la dificultad para respirar, la tos o el dolor de articulaciones y torácico, son frecuentes. Las complicaciones más graves pueden afectar el corazón, los pulmones, el cerebro, los riñones y la piel. La mejor manera de evitar el COVID con secuelas a largo plazo es evitar contagiarse de COVID-19.


DESCARGO DE RESPONSABILIDAD SOBRE CUIDADO DE LA SALUD: Este sitio y sus servicios no constituyen un consultorio de recomendaciones médicas, de diagnóstico ni de tratamiento. Siempre consulte a un profesional de la salud para el diagnóstico y el tratamiento, lo que incluye sus necesidades médicas específicas. Si tiene o sospecha que tiene algún problema o afección médica, comuníquese inmediatamente con un profesional de la salud calificado. Si se encuentra en Estados Unidos y tiene una emergencia médica, llame al 911 o al número de emergencia local, o solicite ayuda médica de emergencia de inmediato.