Registrador de episodios cardíacos

Un registrador de episodios cardíacos es un dispositivo portátil alimentado por batería que usted controla para grabar la actividad eléctrica del corazón (ECG) cuando tenga síntomas. Hay dos tipos de registradores de episodios: un monitor de memoria en bucle y un monitor de episodios sintomáticos.

Los registradores de episodios cardíacos y otros dispositivos que registran el ECG sobre la marcha mientras realiza sus actividades diarias, también se conocen como monitores de electrocardiografía ambulatoria.

Puntos clave:

  • Un registrador de episodios cardíacos crea un registro de su electrocardiograma (ECG o EKG) cuando tiene latidos cardíacos rápidos o lentos, o se siente mareado o a punto de desmayarse. También se puede utilizar para ver cómo responde a los medicamentos.
  • Algunos registradores de episodios cardíacos almacenan el ECG en la memoria del monitor. El ECG puede enviarse por teléfono a un centro de recepción o a su médico.
  • El uso de un registrador de episodios cardíacos no implica ningún riesgo.

“No dejaba de sentir latidos violentos en el pecho. El médico me sugirió llevar un registrador de episodios y pronto me recetaron medicamentos para controlar mis latidos cardíacos rápidos”. Kay, 61 años

¿Por qué las personas necesitan utilizar un registrador de episodios cardíacos?

Las pruebas como los electrocardiogramas permiten que su médico observe la actividad cardíaca en reposo y en un momento dado. Sin embargo, los ritmos cardíacos anormales y los síntomas cardíacos pueden aparecer y desaparecer. El objetivo principal del monitor de episodios es registrar su ritmo y frecuencia cardíaca durante un síntoma (“episodio”). Solo funcionan cuando una persona enciende el dispositivo. Es posible que el médico le recomiende un monitor de episodios cuando los síntomas sean poco frecuentes (menos de una vez al día).

Es posible que deba usar un registrador de episodios cardíacos si tiene latidos rápidos, lentos o irregulares, denominados arritmias.

Gracias al monitor, su médico puede saber lo siguiente:

¿Cuáles son los riesgos de los registradores de episodios cardíacos?

Llevar un registrador de episodios cardíacos no tiene riesgos y no causa dolor. No obstante, si usa parches de electrodos, el adhesivo puede irritarle la piel. Cualquier irritación desaparece cuando los parches se retiran.

¿Cuáles son los dos tipos de registradores de episodios?

Los dos tipos son los siguientes:

  • Un monitor de memoria en bucle es un dispositivo pequeño, del tamaño de un busca, que puede programarse para registrar el ECG durante un período, como 5 minutos. Debe pulsar un botón para activarlo; almacena el ECG del período anterior y durante los síntomas. Si se desmaya y pulsa el botón después de recuperarse, registrará el ECG durante el tiempo que estuvo desmayado y justo después de pulsarlo.
  • Un monitor de episodios sintomáticos puede ser un dispositivo de mano o que se lleva en la muñeca. Cuando sienta un síntoma o un latido cardíaco irregular, colóquese el monitor sobre el pecho y active el botón de registro. La parte posterior de este dispositivo tiene pequeños discos metálicos que funcionan como los electrodos. Si el monitor se lleva en la muñeca, debe pulsar el botón de registro. Este almacena el ECG en la memoria. A diferencia del monitor de memoria en bucle, este monitor no almacena el ECG antes de activarlo.

Ambos dispositivos pueden enviar el ECG por teléfono a un centro de transmisión o recepción en el hospital, la oficina del médico o la clínica. Alguien del personal recibe el “registro” de su ECG y se lo da a su médico. Si el registro indica una emergencia, se le pedirá que vaya a la sala de urgencias.

¿Cómo puedo conectar un registrador de episodios cardíacos?

Los monitores de memoria en bucle tienen pequeños discos (electrodos) que se conectan al pecho. Los cables van conectados de los electrodos al dispositivo. Para obtener un buen registro de ECG:

  • La piel no puede tener aceites ni cremas.
  • Se debe limpiar la piel con alcohol o una gasa cuadrada y frotar hasta que la piel esté ligeramente rosada.

Un técnico del centro de recepción le explicará dónde colocar exactamente los electrodos y con qué frecuencia cambiarlos. Puede usar los electrodos en la bañera o en la ducha.

Los registradores de episodios cardíacos que se sostienen o llevan en la muñeca no requieren electrodos en el pecho. En vez de eso, colóquese el dispositivo contra el pecho y pulse un botón de registro, o pulse el botón de registro del monitor de muñeca cuando tenga síntomas.

¿Cómo puedo enviar mis registros de ECG por teléfono?

El personal del centro de recepción le enseñará cómo enviar el ECG por teléfono. Para esto, normalmente se debe colocar la boquilla del teléfono sobre el micrófono en la parte delantera de monitor. Si hay latidos cardíacos irregulares en un ECG que envíe por teléfono, probablemente recibirá una llamada de un miembro del personal del centro de recepción. Esta persona le hará preguntas acerca de sus síntomas y puede que le pida que vaya a hacerse un ECG o que vea a su médico.

¿Qué sucede después de llevar un registrador de episodios cardíacos?

Es posible que deba usar un registrador de episodios durante varios días o hasta un mes. Con varios registros, su médico podrá decidir si los latidos cardíacos irregulares requieren más pruebas o tratamiento.

“Usé un monitor durante 4 semanas. Era tan pequeño que no tuve ningún problema llevándolo en el bolsillo”. Jim, 58 años

¿Cómo puedo obtener más información sobre los registradores de episodios cardíacos?

Hable con su médico. A continuación, se muestran algunas preguntas interesantes:

  • ¿Cuánto tiempo tengo que llevar el monitor?
  • ¿Qué información ofrecen los resultados sobre mi corazón?
  • ¿Qué otros tratamientos o pruebas podrían ser necesarias una vez que termine esta prueba?