Por qué son importantes las arritmias 

hombre pescando con su nieto

No cabe duda: el corazón es un órgano fundamental. Y la arritmia puede provocar que el latido del corazón sea demasiado rápido, demasiado lento o errático. Perder el ritmo vital y la función de bombeo del corazón puede tener consecuencias graves. Por lo tanto, las arritmias son muy importantes.

Ver una animación de una arritmia.

A continuación, se describen dos situaciones provocadas por arritmia:

Cuando el corazón late demasiado rápido

La taquicardia se produce cuando el corazón late demasiado rápido. En los adultos, normalmente se identifica con más de 100 latidos por minuto. Puede durar segundos, minutos u horas.

Algunas taquicardias ventriculares pueden tolerarse sin consecuencias importantes. Pero si los ventrículos (las cámaras inferiores del corazón) tiemblan durante la taquicardia, dicho temblor puede interferir en la capacidad del corazón de bombear sangre. Puede producirse una pérdida súbita de la función cardíaca o un paro cardíaco súbito, lo cual supone una urgencia médica. Si no se administra tratamiento inmediatamente, podrían producirse daños en los órganos, insuficiencia orgánica e incluso la muerte.

Reconocer los signos del paro cardíaco.

Conocer las causas del paro cardíaco.

Cuando el corazón late irregularmente

La fibrilación auricular (FibA o FA) provoca que el latido cardíaco sea irregular.

En la FibA, una señal eléctrica anómala impide que las cámaras cardíacas bombeen la sangre de forma sincronizada. Este ciclo incompleto provoca que la sangre se acumule en las aurículas (las cámaras superiores del corazón). Cuando la sangre se acumula, se pueden formar coágulos.

Si uno de estos coágulos sale del corazón y viaja hacia el cerebro, podría bloquear una arteria vital. Dicho bloqueo evitaría que el oxígeno llegase al cerebro a través del torrente sanguíneo. El resultado sería un derrame cerebral. Al no recibir aporte sanguíneo, el tejido cerebral afectado comienza a morir.

Los derrames cerebrales pueden ser devastadores, porque las partes del cuerpo controladas por las partes dañadas del cerebro también se ven afectadas. Las discapacidades generadas suelen ser permanentes, ya que las células cerebrales dañadas o muertas no se regeneran.

Existen dos tipos de derrames cerebrales. El derrame cerebral isquémico se produce por la obstrucción de un vaso sanguíneo del cerebro. El derrame cerebral hemorrágico se produce por la rotura de un vaso sanguíneo, que permite que la sangre llegue al tejido cerebral.

La buena noticia es que existen muchas opciones de tratamiento de la FibA que pueden reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Si tiene FibA, comente sus objetivos de tratamiento con su médico e infórmese sobre otros factores de riesgo de derrames cerebrales que pueda tener.

No hay duda: todos los tipos de arritmias son importantes. Por lo tanto, también es importante conocer los riesgos.