Preguntas frecuentes sobre la salud cerebral

¿Qué es la salud del cerebro?

Un cerebro sano sustentado por un flujo sanguíneo adecuado es esencial para vivir una vida más sana y larga. La salud del cerebro permite pensamientos, acciones planificadas y conexiones emocionales que afectan a la vida diaria y el progreso de individuos, familias y comunidades. Un cerebro sano es capaz de:

  • prestar atención, recibir y reconocer la información que detectan nuestros sentidos;
  • aprender y recordar;
  • comunicarse;
  • resolver problemas y tomar decisiones;

  • apoye el movimiento y regule las emociones

Las recomendaciones de la American Heart Association definen aún más la salud ideal del cerebro para que pueda ser medida, monitorizada y modificada. Esto es importante para que los investigadores y los legisladores puedan identificar si estamos avanzando hacia la disminución de los efectos de la demencia mientras la esperanza de vida aumenta y la población envejece.

Esta es la primera recomendación de la American Heart Association sobre la medición de factores importantes que ayudan a la salud del cerebro. Los autores recomiendan que la salud idónea del cerebro se mida con siete métricas llamadas “Life's Simple 7” que la American Heart Association desarrolló inicialmente para definir la salud cardiovascular ideal. “Life's Simple 7” considera cuatro hábitos ideales relacionados con la salud y tres factores de salud óptimos:

  • no fumar y realizar actividad física según los niveles objetivo
  • mantener una dieta saludable que siga las directrices actuales sobre el peso:
  • índice de masa corporal <25 kg/m2
  • Presión arterial sin tratar <120/<80 mm Hg
  • colesterol total sin tratar <200 mg/dl, y

  • glucemia en ayunas <100 mg/dl

¿Por qué es importante medir la salud del cerebro?

Poder medir la salud del cerebro ayudará a los legisladores a planificar para las futuras necesidades de la población.

La esperanza de vida está aumentando en Estados Unidos y los expertos creen que con probabilidad se asociará con un aumento de la prevalencia del deterioro cognitivo y la demencia. Una población que está envejeciendo con diversos factores que no ayudan a mantener la salud del cerebro tendrá un número alto de personas con demencia. Con toda seguridad, esta situación creará retos para la salud pública en la planificación para los servicios sociales y de salud generales, la vivienda y las pensiones para los ancianos. Esto podría minimizarse enormemente implantando unos cuidados más efectivos para aquellos con un riesgo de deterioro cognitivo y demencia.

¿Por qué debería empezar a pensar en la salud del cerebro cuando soy joven?

Aunque no pueda sentir su desarrollo, la ateroesclerosis, el lento estrechamiento de las arterias subyacente a las cardiopatías, los derrames cerebrales y la demencia, puede comenzar en la infancia. La American Heart Association urge a todos a seguir “Life's Simple 7” durante toda la vida para mantener las arterias, los corazones y los cerebros tan sanos como sea posible.

¿Qué es el deterioro cognitivo?

El deterioro cognitivo o demencia es un déficit en la capacidad de pensar, recordar, prestar atención, comunicarse, resolver problemas, tomar decisiones o controlar las emociones. Las causas más comunes de la demencia son los derrames cerebrales, la demencia vascular, la enfermedad de Alzheimer y los traumatismos craneoencefálicos.

Muchas personas piensan que el deterioro cognitivo es una enfermedad de los ancianos, pero puede empezar a desarrollarse en grupos de edades más jóvenes. Y algunas personas mantienen una excelente función cerebral en edades avanzadas. Por eso es importante empezar a cuidar del cerebro tan pronto como sea posible.

¿Por qué los derrames cerebrales provocan demencia?

El cerebro es un órgano complejo que necesita un flujo sanguíneo adecuado para funcionar correctamente. Los derrames cerebrales están provocados por bloqueos en las arterias que llegan al cerebro o por roturas de vasos sanguíneos del cerebro. Si el flujo sanguíneo de la parte del cerebro que recibía la sangre de la arteria bloqueada o rota no se restablece rápidamente, esa parte del cerebro se puede dañar. El grado o el tipo de demencia resultante de un derrame cerebral depende de las áreas del cerebro afectadas.

¿Qué es la demencia vascular?La mayoría de los ataques al corazón, las insuficiencias cardíacas y los derrames cerebrales están provocados por arterias que se han estrechado u obstruido debido a una lenta acumulación de placa, una sustancia compuesta por colesterol y otras sustancias. Las arterias estrechadas reducen el flujo sanguíneo. Este proceso se llama ateroesclerosis.

¿Cuáles son los costos de la demencia?

En Estados Unidos, la enfermedad de Alzheimer y otras demencias están entre las enfermedades con tratamientos más caros, con gastos de cuidados directos mayores que los de cáncer e iguales a los de las cardiopatías.

En el 2013, los pagos directos para el cuidado de la salud, los cuidados a largo plazo y los centros de cuidados paliativos para la demencia fueron de 203 000 millones de dólares estadounidenses y entre las enfermedades crónicas, la demencia es el mayor contribuyente único a la discapacidad y a la necesidad de cuidados a largo plazo entre las personas mayores.

Los costos de cuidados directos para el deterioro cognitivo representan únicamente una parte del total de los costos financieros. En el 2011, más de 15 millones de estadounidenses dedicaron una media de 21,9 horas a la semana a cuidar a miembros de la familia con demencia y el costo monetario estimado puede ascender a 215 000 millones de dólares estadounidenses al año. Esto no tiene en cuenta el estrés y factores relacionados que sufren los cuidadores y otros miembros de la familia.

¿Cuántas personas tienen demencia?

En el 2010, se estimó que 3,9 millones de personas en Estados Unidos sufrían demencia y se espera que el número aumente a medida que la población envejece.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer y cómo se puede prevenir con nuestros 7 sencillos pasos?La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que provoca que partes del cerebro se encojan (atrofia). Se asocia con algunos factores genéticos, pero la causa exacta de la enfermedad aún no se conoce.

Una gran cantidad de investigaciones científicas publicadas y con revisión científica externa muestra que la actividad física, la gestión de los factores de riesgo vascular, como el control de la presión arterial, el mantenimiento de una dieta sana y no empezar a fumar o dejar de hacerlo pueden ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer: todos estos consejos se recogen en “Life's Simple 7”. La American Heart Association también acepta que otras medidas psicosociales recomendadas por la Alzheimer's Association, como seguir socialmente activa y realizar actividades complejas, son maneras adicionales de reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer y mantener un cerebro sano.

¿Qué ocurre si no soy joven?Seguir los consejos de “Life's Simple 7” a cualquier edad beneficiará a su corazón y a su cerebro. Aunque tenga ateroesclerosis, seguir los pasos ralentizará el desarrollo de la enfermedad.