Carla Leonard: “Ese DEA me salvó la vida”

La historia personal de Carla Leonard

Carla Leonard, asistente de intervención en situaciones de crisis escolares, había llegado a odiar una parte de sus tareas matutinas: golpearse la cabeza con el desfibrilador externo automático (DEA). Llegó incluso a pedirle al director que lo colocasen más lejos de su mesa.

Pero hoy Carla tiene una opinión muy distinta del dispositivo: “Paradójicamente, ese DEA me salvó la vida”.

Carla tenía 43 años cuando experimentó una especie de “congelación del cerebro al pecho” durante el juramento de la mañana. Sufrió un paro cardíaco súbito.

La escuela de Carla contaba con un plan de emergencia médico. De este modo, la enfermera de la escuela, Alice Habina, comenzó rápidamente la RCP y utilizó el DEA antes de que llegara la unidad de voluntarios de emergencias médicas a esta localidad rural del estado de Nueva York. En el hospital, a Carla le implantaron un desfibrilador cardioversor.

Darse cuenta de que quería devolver la ayuda que había recibido fue un momento decisivo para Carla, quien trabaja como voluntaria de la American Heart Association para promover la legislación relacionada con las directrices de nutrición en las escuelas y obtener fondos para programas de salud cardiovascular y de control del tabaquismo. También ha asistido a numerosas jornadas del grupo “You're the Cure” en D.C. y es defensora de un aumento de los fondos para la investigación de los NIH.

“Me sentí abrumada la primera vez que acudí a un evento nacional a contar mi historia”, explicó entre lágrimas. “Me sorprendió cómo la American Heart Association no se limita solo a salvar vidas”.

Carla, ahora jubilada, se mantiene activa caminando porque sabe que una buena forma física es importante para una salud cardíaca óptima. “Hago vueltas de natación en la Y.M.C.A. local y animo a que se haga deporte en la escuela con mi hija”.

Su mensaje: “Conoce tus cifras tal como conoces tu talla de calzado. Si es necesario, lo gritaré desde los tejados y me pondré cascabeles para que la gente preste atención”.