Ayudar a las personas a “seguir viviendo” es fácil gracias a la RCP Hands-Only™

Dr. Inaba-AlsonPor el Dr. Alson S. Inaba

Un hombre común cantó por la vida de un extraño y la salvó empleando una sencilla técnica de reanimación cardiopulmonar que se me ocurrió para ayudar a que más personas salvasen más vidas.

Tom Maimone, de 52 años, se desvaneció súbitamente en una entrada de vehículos en Delray, Florida, en abril del 2009. Tom Elowson, que se encontró con el cuerpo desplomado de Maimone, no dudó en intervenir. Mientras otros testigos presenciales llamaban al teléfono de emergencias, Elowson reconoció que Maimone había sufrido un paro cardíaco; realizó unas compresiones rápidas y fuertes en el pecho de Maimone y tarareó una conocida melodía:

“Ah, ha, ha, ha, stayin' alive, stayin' alive”. “Ah, ha, ha, ha, stayin' alive”.

Elowson había aprendido mi técnica viendo una demostración en un noticiario matutino. ¿Por qué “Stayin' Alive”? Queríamos hacer correr la voz de que comprimir fuerte y rápido en el centro del pecho al ritmo de la canción que los Bee Gees hicieron famosa en el clásico de los años 70 “Fiebre de Sábado por la Noche” podría dar a una víctima de un paro cardíaco súbito una oportunidad para luchar.

El personal de urgencias llegó unos minutos más tarde y, después de un par de descargas con un DEA, Maimone recuperó el conocimiento. En el hospital, se le implantó un stent por una obstrucción que padecía en la arteria coronaria. Poco después, recibió el alta. Maimone asegura que ese día volvió a nacer gracias a la heroica actuación de un extraño. Ojalá más gente supiera lo fácil que es dar a una víctima esa segunda oportunidad de vivir. Vea una animación de un stent.

El paro cardíaco, la pérdida abrupta de la función cardíaca, ocurre con más frecuencia de lo que seguramente piensa. Si ve a una persona que no responde y no respira con normalidad, no basta con llamar al teléfono de emergencias y esperar a que llegue la ayuda. Para cuando llegue el personal de urgencias, la probabilidad de que sobreviva suele ser nula. La víctima seguramente morirá o sobrevivirá con un daño cerebral grave.

La técnica de RCP con “Stayin' Alive” cobró vida porque necesitaba una manera de recalcar la importancia de la RCP y el uso temprano del DEA entre mis estudiantes. En una representación, un estudiante se desvaneció súbitamente; después, un grupo de residentes con gafas oscuras, cadenas de oro y un radiocasete en el que sonaba “Stayin' Alive” a todo volumen se apresuró a realizar la reanimación cardiopulmonar.

Me di cuenta de que la canción tenía al menos 100 pulsos por minuto, la misma frecuencia que la American Heart Association recomienda para las compresiones torácicas de la RCP. Esta podría ser la herramienta de enseñanza perfecta.

Los estudiantes practicaban con maniquíes y, al poco tiempo, estaban tarareando y dando rienda suelta al John Travolta que llevaban dentro. Después de correrse la voz, me sorprendió escuchar los casos de personas de todo el mundo, como Elowson y Maimone. Han demostrado que realmente es posible salvar la vida de alguien gracias a la reanimación cardiopulmonar usando solo las manos realizada por un transeúnte. Puede duplicar o triplicar las probabilidades de supervivencia de una víctima de paro cardíaco súbito.

Si no está dispuesto o capacitado para realizar la RCP convencional (que consiste tanto en compresiones torácicas como en ventilaciones de rescate), llame al teléfono de emergencias y comprima fuerte y rápido en el centro del pecho de la víctima a un ritmo de al menos 100 compresiones por minuto. Cante la canción “Stayin' Alive” (o pídale a alguien cercano lo haga) para mantener la frecuencia adecuada.

Si usted no ha recibido capacitación en RCP convencional, la RCP usando solo las manos puede proporcionar un tiempo decisivo hasta que el personal de urgencias llegue con un DEA para aplicar una descarga en el corazón de la víctima y devolverlo a su ritmo normal. Y gracias a eso, Tom Maimone está vivo.

Recuerde: No va a empeorar las cosas si decide dar el paso de ayudar. La víctima ya ha muerto. Puede aprender la RCP usando solo las manos en este video de un solo minuto de duración (el enlace se abre en una ventana nueva). Es sencillo. Salva vidas. Y usted puede hacerlo. Eso es motivo de sobra para cantar.

El Dr. Alson S. Inaba es jefe de la unidad de medicina de urgencias pediátricas en el Kapiolani Medical Center for Women & Children en Honolulu.

Más información: