Pronóstico de los supervivientes de un paro cardíaco

La mayoría de los supervivientes de paro cardíaco presentan cierto grado de lesión cerebral y alteración de la conciencia. Algunos permanecen en un estado vegetativo continuo. Determinar el pronóstico del superviviente y tomar la decisión de tratar o retirar la atención es complicado y se basa en numerosas variables (muchas de las cuales no se han estudiado a fondo).

Factores antes del paro cardíaco:

  • Edad
  • Raza/etnia
  • Mal estado de salud, lo que incluye enfermedades como diabetes, cáncer, infección, enfermedad renal y derrame cerebral

Factores durante el paro cardíaco:

  • Tiempo transcurrido entre el desvanecimiento y el inicio de la RCP o desfibrilación
  • Calidad de la RCP/desfibrilación
  • Si el superviviente ha mostrado algún signo de función neurológica durante o inmediatamente después de la RCP

Factores después del paro cardíaco y la reanimación:

  • Función neurológica: generalmente, una mala función neurológica presenta un mal pronóstico, pero podría complicarse con la inestabilidad médica y los tratamientos. Algunos pacientes sufren un derrame cerebral después de un paro cardíaco.
  • Función neurofisiológica: las pruebas incluyen potenciales evocados somatosensoriales (PESS) y electroencefalograma (EEG).
  • Neuroimagen y monitorización: para determinar lesiones cerebrales estructurales —tales como TAC craneal, RM, espectroscopia mediante resonancia magnética, tomografía por emisión de positrones (PET)— en su mayoría para descartar hemorragias o derrames cerebrales.
  • Bioquímica: análisis de sangre o de líquido cefalorraquídeo
  • Si se utilizó hipotermia terapéutica (disminución intencionada de la temperatura corporal del paciente).