Haga ejercicios con seguridad

personas mayores haciendo ejercicio al aire librePregúntele a su médico si puede iniciar un programa de actividad física. Su médico puede ayudarlo a encontrar un programa adecuado a sus necesidades y condición física, y puede pedirle que participe en un programa de rehabilitación cardíaca oficial para que aprenda a ejercitarse de forma segura. También es posible que deba realizar una prueba de esfuerzo físico antes de empezar a hacer ejercicio nuevamente.

Ejercicios de calentamiento y relajación

Antes de comenzar y después de completar los ejercicios aeróbicos o de fortalecimiento, camine despacio de 5 a 10 minutos. Al comenzar el entrenamiento, los ejercicios de calentamiento permiten acelerar gradualmente la frecuencia cardíaca y la respiración. Una vez terminado el entrenamiento, los ejercicios de relajación hacen justo lo contrario. Después del entrenamiento, haga algunos ejercicios de estiramiento para mejorar la flexibilidad.

Controle la intensidad

Su equipo de profesionales de la salud le dirá qué tan intensa debe ser su actividad física, la cual probablemente deberá situarse entre una intensidad bastante leve y una intensidad fuerte. Como regla general, esfuércese de forma que acelere el ritmo respiratorio y, a la vez, pueda mantener una conversación. Si puede cantar, es posible que no se esté esforzando lo suficiente. También puede ser necesario que controle la frecuencia cardíaca (pulso) y la presión arterial.

Preste atención a los signos de alarma

Los signos de alarma de que se está esforzando demasiado son, entre otros, los siguientes:

  • Angina: sensación de presión, ardor, compresión, pesadez u opresión debajo del esternón que puede extenderse al brazo o al hombro izquierdo, la espalda, la garganta o la mandíbula.
  • Sensación de mareo, vértigo o confusión.
  • Sensación de cansancio extremo después de la actividad física.
  • Respiración entrecortada inusual o extrema.
  • Latido cardíaco rápido o irregular.

Si experimenta estos signos durante o después de la actividad física, llame a su médico de inmediato. Si tiene una angina que no desaparece inmediatamente con el reposo, tome nitroglicerina si dispone de ella. Si la angina dura más de cinco minutos, o si también presenta otros síntomas como náuseas y sudoración, llame al teléfono de emergencias o pídale a alguien que lo lleve a la sala de urgencias más cercana. Puede estar teniendo un ataque cardíaco.

Más información: