Lograr que su medicación funcione mejor

La medicación, por muchos años, nos ha ayudado a reducir nuestro riesgo de padecer cardiopatías mediante el control de la hipertensión arterial, la reducción de los niveles de colesterol y la contribución a prevenir los derrames cerebrales.

Pero los pacientes desempeñan un papel importante a la hora de garantizar que estos medicamentos funcionen.

Dan Roden, M.D., cardiólogo y profesor de medicina y farmacología de la Vanderbilt University (Universidad Vanderbilt), presenta estos consejos para ayudarlo a que su medicación funcione de forma más eficaz.

  1. Tome la medicación como se le indica.  “El mayor problema al que nos enfrentamos es convencer a las personas de tomar sus medicamentos con regularidad”, comentó el Dr. Roden. “Al menos el 20% de los medicamentos que prescribimos nunca se usan, según algunos cálculos”. Llevar un control de su medicación con una herramienta online puede ayudarlo a realizar un seguimiento y establecer recordatorios para tomar la medicación.
  2. Mantenga su medicación organizada. No es poco frecuente que los pacientes con afecciones cardiovasculares tengan 10 medicamentos diferentes, lo que dificulta el seguimiento, comentó el Dr. Roden. Descubra formas de gestionar su medicación y llevar un seguimiento mediante herramientas sencillas o nuestra herramienta de seguimiento de medicamentos imprimible (PDF)(el vínculo se abre en una ventana nueva). O utilice un dispensador de pastillas que lo ayude a clasificar su medicación.
  3. Tome la medicina, aunque no tenga síntomas perceptibles.  Cuando tiene congestión o fiebre, sabe que probablemente está enfermo. Sin embargo, muchas enfermedades cardiovasculares no presentan síntomas que pueda identificar sin una prueba médica o una lectura de presión arterial.
  4. Siga tomando medicamentos incluso si los síntomas parecen haber “mejorado”. “Los pacientes nos dicen constantemente, 'mi colesterol solía estar alto, pero ahora está bien, así que dejé de tomar mis medicinas'”, comentó el Dr. Roden. “Es una idea equivocada, porque es posible que sea la medicación la que está bajando sus niveles de colesterol y, si deja de tomarla, volverán a subir”.
  5. Informe a los médicos y al farmacéutico de todos los medicamentos que está tomando. Las interacciones entre fármacos pueden modificar el funcionamiento de la medicación, lo que hace que sea más eficaz, menos eficaz o, aún peor, que se combinen para crear una mezcla peligrosa. Mantenga una lista de todos los medicamentos que está tomando, incluidos los nombres de los fármacos y la dosis, señaló el Dr. Roden. “Muchos pacientes no mencionan un fármaco que toman porque no es un medicamento para el corazón”, afirmó el Dr. Roden. “El prescriptor debe saber cuáles son los otros fármacos que está tomando”.
  6. Asegúrese de que sus médicos y farmacéuticos conocen otros suplementos o medicamentos sin receta que pueda estar tomando. Los profesionales de la salud deben contar con una visión completa de lo que está tomando para poder crear el plan de tratamiento más eficaz e identificar posibles interacciones.  Informe a sus profesionales de la salud acerca de todos los medicamentos sin receta y suplementos nutricionales o productos a base de plantas medicinales que esté tomando, incluidos los nombres y la dosis. Si tiene hipertensión arterial y, sin duda, si está tomando medicamentos con receta médica, consulte a su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento sin receta o suplemento.
  7. Tenga en cuenta cualquier interacción con alimentos. Compruebe si la medicación debe tomarse con el estómago lleno o vacío. Esto podría afectar a su capacidad de absorción, explicó el Dr. Roden. Lo que come y bebe también puede marcar una gran diferencia. El consumo de alcohol, por ejemplo, podría cambiar el grado de eficacia de sus riñones para procesar la medicación. Incluso comer de forma saludable puede crear a veces una interacción peligrosa entre la medicación y la comida o las bebidas que consume. Obtenga más información sobre las interacciones entre alimentos y medicamentos.
  8. Tenga en cuenta los posibles efectos secundarios. La medicación suele proporcionarse con un folleto que contiene información detallada sobre los posibles efectos secundarios. Familiarícese con los principales y permanezca alerta cuando empiece a tomar un nuevo medicamento a fin de poder identificar rápidamente las reacciones adversas, comentó el Dr. Roden. “Los dolores estomacales, la fiebre o la erupción son efectos secundarios habituales, pero muchas personas no se dan cuenta de que pueden generarse debido a la medicación”, explicó. Asegúrese de avisarle a su médico si tuvo reacciones adversas o alergias producto de la medicación.

La medicación es solo una parte de su plan de tratamiento.

Tomar la medicación como se le indica es importante, pero no es la única acción que debe realizar un paciente.  Los cambios en el estilo de vida, como seguir una dieta saludable para el corazón y realizar actividad física, desempeñan un papel fundamental en la recuperación de la salud.

“La ingesta de medicamentos que reducen el colesterol no implica que pueda comerse medio kilo de tocino”, comentó el Dr. Roden.

Más información: