Causas de la insuficiencia cardíaca

Muchas otras afecciones cardíacas pueden provocar, en última instancia, una insuficiencia cardíaca. 

A medida que envejecemos, nuestro corazón va perdiendo eficacia en su capacidad de bombear sangre, pero la insuficiencia cardíaca se debe al estrés agregado del estado de salud que daña el corazón o que hacen que este trabaje demasiado. Todos los factores relacionados con el estilo de vida que aumentan el riesgo de sufrir un ataque al corazón y un derrame cerebral, como fumar, tener sobrepeso, comer alimentos ricos en grasas y colesterol, y no realizar ejercicios, también pueden contribuir a la insuficiencia cardíaca.

Más información sobre lo que puede hacer para reducir el riesgo de padecer insuficiencia cardíaca mediante la implementación de cambios duraderos en el estilo de vida.

Afecciones que pueden provocar insuficiencia cardíaca

Si padece insuficiencia cardíaca, es probable que tenga (o haya tenido) una o más de las enfermedades que se indican a continuación. Algunas de ellas pueden estar presentes sin que usted lo sepa. Normalmente, estas enfermedades provocan el “desgaste” que da lugar a la insuficiencia cardíaca. Tener más de uno de estos factores aumenta considerablemente el riesgo.

Ver una animación de la insuficiencia cardíaca.

Ícono de enfermedad coronaria en la ICEnfermedad coronaria Cuando se acumulan depósitos de colesterol y grasa en las arterias del corazón, puede llegar menos sangre al músculo cardíaco. Esta acumulación se conoce como aterosclerosis. El resultado puede ser dolor torácico (angina) o, si el flujo sanguíneo se obstruye por completo, un ataque al corazón. La enfermedad coronaria también puede contribuir a sufrir hipertensión arterial, lo que puede provocar insuficiencia cardíaca con el tiempo.

Más información sobre la enfermedad coronaria.

Ícono de ataque al corazón en la ICAtaque al corazón previo (infarto de miocardio) Se produce un ataque al corazón cuando se bloquea una arteria que suministra sangre al músculo cardíaco. La falta de oxígeno y nutrientes daña el tejido del músculo cardíaco, parte del cual “muere”. El tejido cardíaco dañado tampoco se contrae, lo que debilita la capacidad del corazón para bombear sangre.

Más información sobre los ataques al corazón.

 

Ícono de HTA de ICHipertensión arterial (hipertensión o HTA) La HTA no controlada es un factor de riesgo importante para el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Cuando la presión en los vasos sanguíneos es demasiado alta, el corazón debe hacer un esfuerzo para bombear mayor que lo normal para mantener la sangre en circulación. Esto supone una carga para el corazón y, con el tiempo, las cámaras se agrandan y debilitan. En el caso de las personas con riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca, el médico puede prescribir medicamentos para que la presión arterial sea inferior a 130/80 mmHg.

Vea una animación que muestra cómo la HTA puede provocar insuficiencia cardíaca u obtenga más información sobre la HTA.

Ícono de válvulas de ICVálvulas cardíacas anormales Los problemas de las válvulas cardíacas pueden deberse a una enfermedad, una infección (endocarditis) o un defecto presente en el nacimiento. Cuando las válvulas no se abren ni cierran completamente en cada latido cardíaco, el músculo cardíaco debe bombear con mayor fuerza para mantener la sangre en movimiento. Si la carga de trabajo es demasiado grande, se producirá insuficiencia cardíaca.

Más información sobre las válvulas cardíacas.

 

Ícono de enfermedad del músculo cardíaco en la ICEnfermedad del músculo cardíaco (miocardiopatía dilatada, miocardiopatía hipertrófica) o inflamación (miocarditis) Cualquier daño al músculo cardíaco, ya sea debido al consumo de estupefacientes o alcohol, infecciones víricas o motivos desconocidos, aumenta el riesgo de padecer insuficiencia cardíaca.

Más información sobre la miocardiopatía.

 

Ícono de IC congénitaDefectos cardíacos presentes al nacer (cardiopatía congénita) Si el corazón y sus cámaras no se forman correctamente, las partes sanas deben esforzarse más para compensar.

Más información acerca de la cardiopatía congénita.

 

Ícono de enfermedad pulmonar en la ICEnfermedad pulmonar grave Cuando los pulmones no funcionan correctamente, el corazón debe esforzarse más para obtener oxígeno para el resto del cuerpo.

 

 

Ícono de diabetes en la ICDiabetes La diabetes aumenta el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca. Las personas con diabetes tienden a desarrollar hipertensión y aterosclerosis a partir de niveles elevados de lípidos en la sangre. Tanto la hipertensión como la aterosclerosis se han asociado a la insuficiencia cardíaca.

Más información sobre la diabetes y las cardiopatías.

 

Ícono de obesidad en la ICObesidad La obesidad puede hacer que el corazón trabaje mucho más que en una persona no obesa. La obesidad también es una causa de la apnea del sueño y puede causar miocardiopatía.

 

 

Ícono de apnea del sueño en la ICApnea del sueño La apnea del sueño es un trastorno del sueño potencialmente mortal. Las pausas respiratorias pueden contribuir al cansancio intenso durante el día, aumentar los riesgos de seguridad y dificultar la realización de tareas que requieren atención. La apnea del sueño también es un factor de riesgo de problemas médicos como la hipertensión arterial, la insuficiencia cardíaca, la diabetes y el derrame cerebral. En algunos casos, es posible que las personas con insuficiencia cardíaca necesiten utilizar un equipo de CPAP.

Más información sobre la apnea del sueño.

Otras enfermedades

Con menos frecuencia, un corazón sano puede ser temporalmente incapaz de adaptarse a las necesidades del cuerpo. Esto le puede suceder a personas que presentan lo siguiente:

  • Recuento bajo de glóbulos rojos (anemia grave) Cuando no hay suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno, el corazón intenta mover la pequeña cantidad de células a una frecuencia cardíaca más rápida. Debido a este esfuerzo, puede sobrecargarse.
  • Una glándula tiroidea hiperactiva (hipertiroidismo) Esta afección hace que el cuerpo funcione a un ritmo más rápido, y que el corazón se pueda sobrecargar intentando mantener el ritmo.
  • Ritmo cardíaco anormal (arritmia) Cuando el corazón late demasiado rápido, demasiado lento o de manera irregular, es posible que no pueda bombear suficiente sangre para satisfacer todas las necesidades del cuerpo.

    Obtenga más información sobre la arritmia.

En estos casos, la persona puede experimentar síntomas de insuficiencia cardíaca hasta que se identifique y trate el problema subyacente.

Más información:


Ver, aprender y vivir

Vea su sistema cardiovascular en acción con nuestro sistema interactivo de ilustraciones y animaciones