Opciones y consideraciones acerca de la cirugía de las válvulas cardíacas

¿Es posible tratar las enfermedades valvulares solo con medicamentos?

La mayoría de las afecciones valvulares no se pueden tratar únicamente con medicamentos. Sin embargo, a veces el problema no es lo suficientemente grave para necesitar reparación o sustitución valvular quirúrgica, pero es lo suficientemente molesto como para ocasionar síntomas o riesgos. En estos casos, una afección puede tratarse eficazmente durante un tiempo con medicamentos.

Los medicamentos pueden recetarse para lo siguiente:

  1. Reducir los síntomas desagradables de las formas más leves del trastorno.
  2. Mantener el ritmo cardíaco si existe una arritmia relacionada.
  3. Disminuir el riesgo de coagulación y derrame cerebral para el paciente.

La valvulopatía suele ser progresiva. El pronóstico para aquellos que no reciben tratamiento puede ser desfavorable. Pero muchas de las personas que sí reciben tratamiento llevan una vida muy plena y saludable, especialmente cuando sus otros riesgos cardiovasculares son bajos.

¿Qué sucede si no trato mi afección o si prefiero hacer caso omiso de las recomendaciones?

La valvulopatía no es una afección que se puede ignorar. Quizás se sienta bien y no note ningún problema durante años. Sin embargo, una vez que comienza a presentar síntomas como angina (dolor torácico), síncope (desmayo o pérdida súbita del conocimiento) y disnea (dificultad o molestia para respirar), la esperanza y la calidad de vida pueden disminuir. Una vez que una valvulopatía, como la estenosis aórtica, se vuelve grave, sin tratamiento, solo la mitad de las personas viven dos años y solo el 20% vive cinco años.

La evidencia también es clara en que, con un tratamiento adecuado, la mayoría de las personas disfrutan de una mejora en la salud y la calidad de vida.  

¿Cuáles son los riesgos asociados al tratamiento de la enfermedad valvular?

Como ocurre con todas las cirugías, hay riesgos. Debido a que cada paciente es diferente, el médico y el equipo de cuidado de la salud analizarán sus opciones de tratamiento y le recomendarán la mejor opción.

Las personas con válvulas cardíacas dañadas, reparadas o sustituidas presentan un mayor riesgo de que surja una infección valvular (endocarditis infecciosa).

¿Es cierto que las intervenciones dentales pueden aumentar los riesgos para las personas con problemas valvulares?

Depende. La American Heart Association no recomienda tomar antibióticos antes de someterse a procedimientos dentales, excepto en el caso de los pacientes con el mayor riesgo de endocarditis. Si una persona se ha sometido a una cirugía valvular, pero no se le sustituyó la válvula, el cardiólogo o cirujano decidirá si necesita antibióticos. Infórmese acerca de las directrices de profilaxis antibiótica para la endocarditis infecciosa.

El COVID-19 y la valvulopatía

Suzanne Arnold, MD, FAHA, responde las preguntas de aquellas personas que viven con valvulopatía y se enfrentan al tratamiento para la estenosis aórtica.


Bernie: la importancia de una cirugía de válvulas cardíacas a tiempo
Su cirugía cardíaca: Realización y reparación