Opciones y consideraciones acerca de la cirugía de las válvulas cardíacas

¿Es posible tratar las enfermedades valvulares solo con medicamentos?

La mayoría de las afecciones valvulares no se pueden tratar únicamente con medicamentos. Sin embargo, algunas veces el problema no es lo suficientemente grave como para requerir una reparación quirúrgica, pero es lo suficientemente molesto como para ocasionar síntomas o riesgos. En estos casos, es posible tratar una afección de manera efectiva durante un tiempo con medicación.

En algunos casos, se pueden prescribir medicamentos a pacientes con enfermedad valvular para:

  1. Reducir los síntomas desagradables que acompañan a las formas más leves del trastorno.
  2. Mantener el ritmo cardíaco si existe una arritmia relacionada.
  3. Reducir la calcificación en las arterias coronarias y alrededor de estas.
  4. Disminuir el riesgo de coagulación y derrame cerebral para el paciente.

La disfunción valvular suele ser una enfermedad progresiva, y para las personas que no reciben tratamiento, las perspectivas suelen ser desfavorables. Pero muchas de las que sí reciben tratamiento llevan una vida muy plena y saludable, especialmente cuando sus otros riesgos cardiovasculares son bajos.

¿Qué sucede si no trato mi afección o si prefiero hacer caso omiso de los procedimientos recomendados?

La enfermedad valvular no es una afección que deba ignorarse cuando se recomienda un tratamiento. Cuando la estenosis aórtica de una persona se vuelve grave, la tasa media de supervivencia sin intervención quirúrgica es de apenas el 50% al cabo de dos años y de solo el 20% después de cinco años.

Los datos también revelan que, con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas recuperan su salud y viven muchos años más.

Comprender el problema de las válvulas cardíacas: ¿qué solución puede ser la mejor para usted?

Consulte una guía interactiva en la que se explica paso a paso su valvulopatía y el tratamiento para esta a través de videos, documentos de resumen y vínculos útiles.

Captura de pantalla del buscador de tratamientos para válvulas cardíacas

¿Cuáles son los riesgos asociados al tratamiento de la enfermedad valvular?

Como ocurre con todas las intervenciones quirúrgicas, hay riesgos inherentes. Puede reducir sus riesgos eligiendo un cirujano y un centro quirúrgico con experiencia bien documentada en el tratamiento de pacientes con cuadros similares al suyo. Dado que los factores de riesgo de cada paciente son diferentes, su médico y el personal del hospital podrán evaluar sus riesgos y elegir el tratamiento que más le convenga.

Las personas con válvulas cardíacas dañadas, reparadas o sustituidas también tienen mayor riesgo de desarrollar una infección valvular (endocarditis).

¿Es cierto que incluso las intervenciones dentales pueden aumentar los riesgos para las personas con problemas en las válvulas cardíacas?

Depende. Hasta hace poco, la American Heart Association recomendaba administrar antibióticos para prevenir la endocarditis a estos pacientes antes de que se sometieran a una intervención dental. Sin embargo, esas directrices han cambiado: la American Heart Association ya no recomienda los antibióticos antes de los procedimientos dentales, excepto en los pacientes que presentan el mayor riesgo de desarrollar una evolución clínica desfavorable como consecuencia de una endocarditis. Si una persona se ha sometido a una cirugía de válvulas cardíacas, pero no se le ha reemplazado una válvula cardíaca, su cardiólogo o cirujano le dirá si necesita antibióticos. Infórmese acerca de las directrices de profilaxis antibiótica para la endocarditis infecciosa.

A las personas que se han sometido a una cirugía de válvulas cardíacas probablemente se les administrará un anticoagulante para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.


Bernie: la importancia de una cirugía de válvulas cardíacas a tiempo
Su cirugía cardíaca: Realización y reparación