Entender los medicamentos sin receta y la hipertensión arterial

Busque advertencias relacionadas con la hipertensión arterial o la medicación para la HTA

Lea siempre las etiquetas de todos los medicamentos sin receta, especialmente si tiene hipertensión arterial (HTA o hipertensión). Busque advertencias para pacientes con hipertensión arterial y personas que toman medicamentos para la presión arterial. Si tiene hipertensión arterial y, sin duda, si está tomando medicamentos recetados, consulte a su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento sin receta o suplemento.

Tenga cuidado con los suplementos o los remedios naturales (terapias naturales)

No hay píldoras, vitaminas ni bebidas especiales que puedan sustituir los medicamentos con receta y los cambios en el estilo de vida. Hable con su profesional de la salud antes de tomar un fármaco o suplemento sin receta que indique que reduce la presión arterial. Podría no funcionar según lo esperado o interferir con otros medicamentos. De hecho, algunos incluso pueden elevar la presión arterial.

Los descongestivos pueden aumentar la presión arterial

Las personas hipertensas deben ser conscientes de que el uso de descongestivos puede aumentar la presión arterial o interferir con la eficacia de algunos medicamentos con receta para la presión arterial. Tenga en cuenta los medicamentos sin receta para gripe y resfríos que contienen descongestivos como:

  • Oximetazolina
  • Fenilefrina
  • Pseudoefedrina

Compruebe el contenido de sodio

Algunos medicamentos sin receta son altos en sodio, lo que también puede aumentar la presión arterial. Consulte las listas de principios activos y excipientes en busca de palabras como “sodio” o “sódico”. Anote la cantidad de sodio que contiene el medicamento. Las personas hipertensas deben consumir menos de 1500 mg de sodio al día en total; una dosis de algunos medicamentos sin receta puede contener más de lo que se puede tomar en un día entero.

Otros fármacos y sustancias que pueden aumentar la presión arterial son:

  • Alcohol
  • Anfetaminas
  • Antidepresivos
  • Antipsicóticos atípicos (por ejemplo, clozapina y olanzapina) 
  • Cafeína
  • Anticonceptivos orales
  • Fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE, por ejemplo, ibuprofeno y naproxeno sódico)
  • Drogas
  • Corticosteroides sistémicos (por ejemplo, prednisona y metilprednisolona)

Nunca deje de tomar ningún medicamento prescrito sin consultar primero al profesional de la salud.

Recursos y herramientas de seguimiento útiles


Ver, aprender y vivir

Vea su sistema cardiovascular en acción con nuestro sistema interactivo de ilustraciones y animaciones