Cómo puede la hipertensión arterial provocar daño o insuficiencia renal

¿Puede la HTA causar insuficiencia renal?

Los riñones y el sistema circulatorio dependen el uno del otro para garantizar una buena salud. Los riñones ayudan a filtrar los residuos y los líquidos adicionales de la sangre y, para ello, utilizan muchos vasos sanguíneos. Cuando los vasos sanguíneos se dañan, las nefronas que filtran la sangre no reciben el oxígeno ni los nutrientes que necesitan para funcionar correctamente. Esta es la razón por la que la hipertensión arterial  (HTA o hipertensión) es la segunda causa principal de insuficiencia renal. Con el tiempo, una hipertensión arterial no controlada puede hacer que las arterias alrededor de los riñones se estrechen, se debiliten o se endurezcan. Estas arterias dañadas no pueden suministrar suficiente sangre al tejido renal.

Cómo funcionan los riñones

Los riñones son dos órganos reguladores situados a cada lado de la espalda. Su función principal es actuar como un sistema de filtro que elimina los residuos y el exceso de líquido del cuerpo.

Con el tiempo, la hipertensión arterial daña los vasos sanguíneos renales

Las nefronas de los riñones se abastecen con una red densa de vasos sanguíneos con cantidades altas de flujo sanguíneo. Con el tiempo, una hipertensión arterial no controlada puede hacer que las arterias alrededor de los riñones se estrechen, se debiliten o se endurezcan. Estas arterias dañadas no pueden suministrar suficiente sangre al tejido renal.

  • Las arterias renales dañadas no filtran bien la sangre. Los riñones tienen nefronas pequeñas que parecen dedos que filtran la sangre. Cada nefrona recibe su aporte sanguíneo a través de pequeños capilares parecidos al vello, que son los vasos sanguíneos más pequeños. Cuando las arterias se dañan, las nefronas no reciben el oxígeno y los nutrientes fundamentales, por lo que los riñones pierden su capacidad para filtrar la sangre y regular el flujo, las hormonas, los ácidos y las sales del cuerpo.  
  • Los riñones dañados no regulan la presión arterial. Los riñones sanos producen una hormona llamada aldosterona para ayudar al organismo a regular la presión arterial. El daño renal y la hipertensión arterial no controlada contribuyen a una espiral negativa. A medida que se obstruyen más arterias y dejan de funcionar, los riñones finalmente fallan.

Proteja sus riñones controlando la presión arterial

La insuficiencia renal debida a una hipertensión arterial es un proceso acumulado que puede tardar años en desarrollarse. Sin embargo, puede limitar el riesgo controlando la presión arterial.

No permita que la hipertensión arterial dañe sus riñones: