¿Qué es la hipertensión arterial?

En primer lugar, definamos qué es la hipertensión arterial

La hipertensión arterial (HTA o hipertensión) se produce cuando la presión arterial, la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de los vasos sanguíneos, es demasiado alta constantemente.

Cómo funcionan la presión arterial y el sistema circulatorio

Para sobrevivir y funcionar correctamente, los tejidos y los órganos necesitan sangre oxigenada que el sistema circulatorio transporta por todo el cuerpo. Cuando el corazón late, crea una presión que empuja la sangre a través de una red de vasos sanguíneos en forma de tubo, incluidas arterias, venas y capilares. Esta presión (la presión arterial) es el resultado de dos fuerzas: La primera fuerza (la presión sistólica) se produce cuando la sangre se bombea desde el corazón hacia las arterias que forman parte del sistema circulatorio. La segunda fuerza (la presión diastólica) se crea cuando el corazón descansa entre los latidos cardíacos. Estas dos fuerzas se representan en forma de números en las lecturas de presión arterial.

Vea cómo la hipertensión arterial puede dañar las arterias y el corazón.

Vea cómo la HTA daña el corazón

 

El daño comienza en las arterias y el corazón

La principal forma en la que la hipertensión arterial provoca daños es aumentando la carga de trabajo del corazón y de los vasos sanguíneos al hacer que trabajen más y con menos eficacia.

Con el tiempo, la fuerza y la fricción de la hipertensión arterial dañan los tejidos delicados del interior de las arterias. A su vez, el colesterol LDL (el malo) forma una placa a lo largo de pequeños desgarros en las paredes de la arteria, lo que indica el inicio de la arterosclerosis.

Cuanto más aumentan la placa y el daño, el interior de las arterias se vuelve más estrecho (más pequeño), lo que aumenta la presión arterial, por lo que comienza un círculo vicioso que daña aún más las arterias, el corazón y el resto del cuerpo. En última instancia, esto puede dar lugar a otras afecciones, que van desde arritmias hasta ataques al corazón y derrames cerebrales.

diagrama de amenazas para la salud

La hipertensión arterial es un “asesino silencioso”

Puede que no sienta que algo está mal, pero la hipertensión arterial podría estar causando daños silenciosamente que pueden poner en peligro su salud. La mejor prevención consiste en conocer sus lecturas y realizar cambios importantes para prevenir y tratar la hipertensión arterial.

Obtener más información

130 es una presión arterial demasiado alta