Importancia del síndrome metabólico

El síndrome metabólico puede diagnosticarse cuando un paciente tiene un grupo de factores de riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes. Las personas con síndrome metabólico presentan un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes en comparación con las personas que no padecen síndrome metabólico. El riesgo aumenta cuando hay presentes más componentes de síndrome metabólico.

El síndrome metabólico también se asocia a un trastorno metabólico generalizado, llamado resistencia a la insulina, que impide a la persona utilizar la insulina de forma eficaz. Por lo tanto, el síndrome metabólico también se suele denominar síndrome de resistencia a la insulina.

Las personas con síndrome metabólico presentan un mayor riesgo de:

  • Enfermedad coronaria y ataque al corazón. Cuando las arterias que suministran sangre al corazón se estrechan o bloquean por los depósitos de grasa denominados placa, disminuye la cantidad de sangre y oxígeno que llega al corazón, lo que puede provocar dolor torácico (angina) o un ataque al corazón.
  • Diabetes de tipo 2. La diabetes se produce cuando el cuerpo ya no puede producir suficiente insulina o no puede utilizar la insulina correctamente. Esto provoca la acumulación de azúcares en la sangre y aumenta los riesgos de insuficiencia renal y enfermedad cardiovascular.

Aproximadamente el 23% de los adultos estadounidenses padecen síndrome metabólico. Aunque estos riesgos son importantes, hay buenas noticias. El síndrome metabólico puede tratarse. Además, puede reducir el riesgo de sufrir episodios cardiovasculares si mantiene un peso saludable, lleva una dieta sana, hace actividad física adecuada y sigue las instrucciones de los profesionales de la salud.