Prevención y tratamiento de la pericarditis

man sorting pills

Los objetivos del tratamiento incluyen lo siguiente:

  • Reducir el dolor y la inflamación
  • Tratar la causa subyacente, si se conoce
  • Comprobar si aparecen complicaciones

Tipos específicos de tratamiento

Al principio, su médico puede aconsejarle que descanse hasta que se sienta mejor y no tenga fiebre. Es posible que le diga que tome medicamentos antiinflamatorios sin receta para reducir el dolor y la inflamación. Algunos ejemplos de estos medicamentos son la aspirina y el ibuprofeno.

Si el dolor es grave, puede ser necesario un medicamento más fuerte. El médico puede prescribirle un medicamento llamado colchicina y un esteroide llamado prednisona.

Si lo que está provocando la pericarditis es una infección, el médico le prescribirá un antibiótico u otro medicamento. Es posible que tenga que permanecer en el hospital durante el tratamiento para que el médico pueda comprobar si aparecen complicaciones. Los síntomas de la pericarditis aguda pueden durar desde unos días hasta tres semanas. La pericarditis crónica puede durar varios meses.

Otros tipos de tratamiento

Si tiene complicaciones graves provocadas por la pericarditis, es posible que necesite tratamientos que requieran estancias en el hospital.

El taponamiento cardíaco se trata con un procedimiento denominado pericardiocentesis, en el que se inserta una aguja o un tubo, denominado catéter, en la pared torácica para eliminar el exceso de líquido en el pericardio.

Esto alivia la presión sobre el corazón.

En el caso de pericarditis constrictiva, la única cura es una intervención quirúrgica para retirar el pericardio, llamada pericardiectomía.

¿Se puede prevenir la pericarditis?

Por lo general, no se puede prevenir la pericarditis aguda. Puede tomar medidas para reducir la posibilidad de tener otro episodio agudo, sufrir complicaciones o padecer pericarditis crónica. Estos pasos incluyen iniciar un tratamiento de inmediato, seguir el plan de tratamiento y conseguir atención médica continua según lo indique el médico.

Vivir con pericarditis

La pericarditis suele ser leve y desaparece sola. En algunos casos, si no se trata, puede provocar pericarditis crónica y problemas graves que afectan al corazón. Puede tardar semanas o meses en recuperarse de la pericarditis. Es posible recuperarse por completo con descanso y atención continua, y esto puede ayudar a reducir el riesgo de que vuelva a ocurrir.

También en esta sección:

Más información:

Fuente: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, Institutos Nacionales de la Salud, Departamento de Salud y Servicios Sociales de los EE. UU.(el enlace se abre en una ventana nueva)