Síntomas y diagnóstico de la tromboembolia venosa (TEV)

médico examina la pierna del paciente

La TEV puede incluir una trombosis venosa profunda (TVP), cuando se forma un coágulo en una vena profunda, normalmente en la pierna. Además, incluye embolia pulmonar (EP), cuando el coágulo se rompe y se desplaza de la pierna a los pulmones. La TVP y la EP son afecciones graves que amenazan la vida y requieren atención médica inmediata.

¿Cuáles son los signos de alarma?

La TVP afecta principalmente las venas grandes de la parte inferior de la pierna y el muslo, casi siempre en un lado del cuerpo a la vez. El coágulo puede obstruir el flujo sanguíneo y provocar:

  • Dolor de pierna, o dolor en la palpación del muslo o la pantorrilla
  • Inflamación de la pierna (edema)
  • Piel caliente al tacto
  • Decoloración rojiza o estrías rojas

La EP, o embolia pulmonar, puede ser mortal y se produce cuando la TVP se desprende de una pared venosa y bloquea parte o la totalidad del aporte sanguíneo a los pulmones, lo que provoca:

  • Respiración entrecortada sin explicación
  • Respiración rápida
  • Dolor torácico en cualquier parte bajo la caja torácica (puede empeorar con la respiración profunda)
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Aturdimiento o desvanecimiento

¿Cómo se diagnostica?

Inicialmente, se pueden realizar análisis de sangre, incluida una prueba denominada dímero D, que detecta la actividad de coagulación.

Para la TVP: Se utiliza con más frecuencia una ecografía de la pierna

Para la EP: La mayoría de las veces, se utilizan tomografías computarizadas o TAC. A veces, se realiza una exploración pulmonar de ventilación/perfusión. Con ambas pruebas se pueden ver colorantes intravenosos en las arterias del pulmón para localizar obstrucciones por coágulos. 

Más información:

Más información sobre la TEV de la embajadora Mary Kay Ballasiotes
Signos y síntomas de TEV