¿Puede mi mascota transmitir el coronavirus?

mujer usando su computadora portátil con su perro

Gatos, perros y el COVID-19

Aunque el COVID-19 continúa infectando (y matando) a millones de personas en todo el mundo, se están explorando sus efectos en los animales.

Los científicos siguen aprendiendo sobre el virus y se necesitan más estudios para determinar de forma definitiva si los animales podrían verse afectados por el COVID-19 y de qué forma. Hasta el momento, de acuerdo con los CDC, parece que las mascotas pueden padecer SARS-CoV-2 luego de estar en contacto estrecho con personas con COVID-19. Por este motivo, las personas con casos sospechosos o confirmados de COVID-19 deben evitar el contacto con animales, incluidas las mascotas, el ganado y los animales silvestres.

Proteja a sus mascotas y a su familia.

Los CDC también recomiendan las siguientes acciones:

  • Pasee al perro con una correa y mantenga una distancia de al menos 6 pies (2 metros) con respecto a otras personas y animales.
  • Evite visitar los parques para perros y otros lugares públicos en los cuales se reúnen muchas personas y perros.
  • No coloque una mascarilla a las mascotas porque puede lastimarlas.

Los científicos no han encontrado pruebas de que el coronavirus se propague a las personas desde la piel, el pelaje o el cabello de las mascotas. No limpie ni lave a su mascota con desinfectantes químicos, alcohol, peróxido de hidrógeno u otros productos como desinfectantes para manos, paños de limpieza u otros limpiadores industriales o de superficies. Hable con su veterinario si tiene preguntas acerca de los productos apropiados para bañar o limpiar a su mascota.

También es importante que se mantenga saludable, especialmente cerca de los miembros de la familia de cuatro patas.

  • Para su seguridad, lávese las manos, respete el distanciamiento social y use mascarillas. Además, higienice bien a las mascotas y limpie luego de que las mascotas hagan sus necesidades.
  • Hable con su veterinario si tiene preguntas sobre la salud de su mascota. Tenga en cuenta que los niños menores de 5 años, las personas con sistemas inmunológicos debilitados y las personas de 65 años o más tienen más probabilidades de enfermarse de gérmenes que algunos animales pueden transportar.

Acompañantes caninas

Ya que muchas personas se están quedando en casa durante la pandemia, más gente recurre a los acompañantes caninos.

En marzo del 2020, los criaderos privados, los refugios, los rescatistas y las tiendas de mascotas de toda la nación informaron un aumento en las solicitudes de cachorros y perros.

Según los CDC, alrededor de 1 de 3 estadounidenses manifestaron estar preocupados o deprimidos (un aumento sustancial debido a la pandemia), y el 53% de los adultos en EE. UU. afirma que el COVID-19 ha afectado su salud mental de forma negativa.

Por lo tanto, el auge de las ventas y las adopciones puede deberse, en parte, a que los perros ayudan a sus dueños a combatir el estrés, aumentar la felicidad y desarrollar hábitos como la actividad física, que es buena para su bienestar y para la salud del corazón y el cerebro.

Vea nuestro video de consejos de seguridad sobre el COVID19.


Las mascotas son beneficiosas para la salud.

Únase a la American Heart Association: choque esos cinco con su mascota y financie la investigación para salvar vidas.