Los caballos la ayudaron a estar más saludable

Debby and her horse at sunset - beach ride

El primer año que Debby Rose montó en el Beach Ride de la American Heart Association, pesaba 300 libras (135 kilos) y necesitaba una silla de montar extraancha.

Eso fue en 2009. En el aniversario número 40 del evento en noviembre, la silla de Debby era más pequeña; su peso estaba en alrededor de 138 libras (62 kilos).

“The Beach Ride me salvó la vida”, dijo Debby, quien perdió a su madre por un infarto al miocardio en 2014 y cuyos esposo y padre tienen diabetes. “Me mantiene concentrada en estar saludable”.

Este año, Debby es parte del equipo 40 Something Cowgirls, que está en camino a cumplir su meta de $25,000.

“Cuando siento pasión, hago todo”, dijo Debby, ganadora del premio Lifestyle Change.

Debby before and after

Antes de hacer el viaje de nueve horas desde su casa en Virginia Occidental hasta su primer Beach Ride en Carolina del Sur, Debby ya había comenzado a bajar de peso. Había comenzado a aprender sobre la salud cardiovascular, haciendo un seguimiento de sus valores de colesterol y presión arterial, tratando de ser más activa. Ser parte de Beach Ride puso todo en marcha.

“Ese fue el momento en que me comprometí por completo”, dijo Debby. “Me encantó Beach Ride y todo lo que representaba. Me puso feliz el dinero recaudado; la tecnología que ayuda a financiar, ya sea para un recién nacido, alguien que aún no nació o alguien que tenga 100 años. Conocí a muchas personas que no sabía que habían sobrevivido a una cardiopatía hasta que abrí la boca y dije que estaba recaudando dinero para la AHA.

“Se lo habían guardado para sí mismos, y lo siguiente que sé es que estaban abriéndose la camisa y mostrándome sus cicatrices”.

Cuando su madre murió, Debby intensificó sus esfuerzos de recaudación de fondos. Llamó a los organizadores de Beach Ride para ver cuánto dinero necesitaría recaudar para ser la recaudadora de fondos número uno: $7,000, le dijeron. Debby siendo Debby, fijó su meta en $10,000.

“Literalmente, salí a la calle, golpeé puertas”, contó. “En ese momento, estaba conduciendo un autobús escolar. Muchas personas me conocían por eso. En cada juego de pelota fuera de la ciudad por el que pasaba, iba por los vecindarios y tocaba esas puertas”.

Recaudó $7,400, pero otro hombre recaudó más.

“Ganó una silla de montar y me la dio, justo en frente de todos, en la ceremonia de premiación de Beach Ride”, dijo. “Esas personas son tan generosas”.

Para que conste, esto lo cuenta la persona que adoptó a sus dos nietos, de 5 y 8 años, el menor de los cuales tiene leucemia; cuyo esposo, Joe, fue diagnosticado con cáncer de mama y casi muere tres veces el año pasado; que se preocupa no solo por su caballo, un Paint llamado Splash, sino también por un caballo de rescate.

“Dios me ayuda a seguir adelante”, dijo Debby, quien también trabaja a tiempo completo como conductora de camión. “Siempre suceden cosas en la vida, y puedes ser negativo o positivo. Yo solo sigo poniendo un pie delante del otro. Hablo con Dios y sigo con mis ejercicios y ayudo en el Beach Ride y esto o aquello”.

En estos días, no tiene mucho tiempo para un régimen de entrenamiento establecido, pero se mantiene en forma levantando heno, limpiando el establo, levantando la silla sobre la espalda de Splash y montando (lo que ayudó enormemente a la parte superior de su cuerpo). Se enfoca en comer muchas proteínas y vegetales y limitar los carbohidratos.

Al principio, su esposo no estaba al tanto de sus hábitos de salud: Pesaba 400 libras (180 kilos) cuando se conocieron, y muchas de sus comidas consistían en bebidas y bocadillos azucarados. Su cáncer lo llevó a una pérdida de peso de 100 libras (45 kilos) porque simplemente no podía comer; ahora sigue la forma de comer de Debby, por él y los niños, para que también puedan desarrollar hábitos saludables.

“Me siento increíble”, dijo Debby. “Con el peso que perdí, tengo mucha más confianza a la hora de montar a caballo. Sabiendo lo saludable que estoy ahora, puedo difundir el mensaje. Intento contarles a las personas todo lo que he aprendido”.


los dueños de mascotas aman su mosaico para mascotas

¿De qué manera su mascota lo ayuda a estresarse menos?

Publique su historia en nuestro mosaico.

Las mascotas son beneficiosas para la salud.

Únase a la American Heart Association: choque esos cinco con su mascota y financie la investigación para salvar vidas.