Cómo cocinar con pimientos

pimientos

Añada un toque dulce y picante a sus platos gracias a los pimientos. Son tan versátiles que puede utilizarlos como ingrediente principal, condimento o especia añadida prácticamente en cualquier receta.

Los ajíes pueden ser dulces o picantes. Los pimientos morrones son el tipo más habitual de pimiento dulce. Vienen de color verde, rojo, amarillo y morado; son crujientes y proporcionan un sabor dulce. Los pimientos morrones verdes son los menos dulces, mientras que los rojos son los más dulces.

Hay muchas variedades de pimientos picantes, pero todos tienen un componente llamado capsaicina, que da al pimiento su sabor picante. Cuanta más capsicina tenga un pimiento, más picante será.

Orden de intensidad de los ajíes más comunes (de suave al más picante):

  • Poblano: ligeramente picante
  • Jalapeño: picante
  • Chipotle (jalapeño ahumado): un poco más picante
  • Serrano: muy picante
  • Habanero: ¡extremadamente picante!

Al preparar pimientos picantes, la mayoría de las personas retira las semillas y la membrana blanca (donde se ubica la capsaicina) con un pequeño cuchillo. Tenga cuidado de no tocar sus labios u ojos cuando corte un pimiento picante si no desea sentir la intensidad de la capsaicina. Utilice guantes desechables para obtener una protección adicional mientras los corta. Sin embargo, si desea obtener una especial intensidad, solo tiene que cortar todo el pimiento, ¡semillas incluidas!

Usos de los ajíes:

  • Utilícelo como guarnición en lugar de como salsa picante
  • Añádalos a salsas caseras
  • Añádalos a verduras, tomates o sopas de frijoles bajas en sodio
  • Añádalos a huevos revueltos o a una tortilla francesa
  • Añádalos a guisos, arroz integral y platos de pasta integrales
  • Añádalos a ensaladas verdes y de hojas
  • Coloque tiras sobre sándwiches, hamburguesas y rollos de tortillas integrales (escoja tortillas sin grasas saturadas ni grasas trans)
  • Córtelos en tiras y consúmalos como tentempié junto con zanahorias y apio
  • Mezcle con arroz integral, salsa de tomate y hierbas frescas

Asar pimientos dulces y picantes les da un sabor delicioso y ahumado. También quita parte de la intensidad a los pimientos picantes.

Cómo asar:

  1. Encienda la parrilla.
  2. Coloque los pimientos enteros en una bandeja o en una fuente para horno.
  3. Colóquela bajo la parrilla. Con las pinzas, gire los pimientos cada pocos minutos hasta que la piel esté ennegrecida y se cueza por completo.
  4. Ponga los pimientos en una bolsa de papel. Cierre con un doblez y deje reposar durante 20 minutos.
  5. Saque los pimientos de la bolsa. Despegue la piel ennegrecida. Corte los pimientos por la mitad (el líquido se saldrá). Retire las semillas y el corazón.
  6. Corte como desee o guárdelos en un recipiente hermético (durarán aproximadamente cuatro días en el refrigerador).

Kroger

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best