Empezar con calma

Primer plano de una mujer joven con los ojos cerrados, sintiendo el sol

No muchos de nosotros tenemos tiempo o dinero para asistir a un fin de semana de spa. Sin embargo, todavía podemos encontrar nuestra paz interior, una pieza a la vez.

De eso se trata una práctica llamada "apilamiento de hábitos", que crea un estilo de vida más saludable mediante la adición incremental de hábitos positivos a su rutina diaria. Si la pandemia del COVID-19 desordenó su vida, el apilamiento de hábitos podría ayudarla a recuperar su ritmo con prácticas sencillas para acabar con el estrés.

Busque oportunidades durante todo el día para disfrutar de cierta serenidad. Por ejemplo, cada vez que vaya a su buzón de correo, puede hacer que sea un punto para pausar, disfrutar las vistas a su alrededor y respirar lentamente el aire exterior.

Estas son algunas otras ideas para apilar hábitos a fin de relajarse e inspirarse:

Cuando usted… Pruebe lo siguiente…
Lávese por la mañana Sonríase en el espejo. Agregue un discurso positivo sobre usted misma, concentrándose en sus fortalezas personales y cómo abordará mejor los desafíos del día.
Desayune Saboree la primera cucharada de comida. Mastique lentamente y observe la temperatura, el sabor y la textura del alimento. Más tarde, también tómese el tiempo para oler (y mover por su boca) el café (o té).
Revise su horario diario Escriba sobre alguien o algo por lo que esté agradecida y por qué. Luego, tome el hábito de expresar su gratitud a esa persona.
Detrás del volante de su automóvil Después de ponerse el cinturón de seguridad, respire despacio y profundamente varias veces antes de arrancar el automóvil y de nuevo cuando llegue a su destino.
Prepárese para una reunión Gire los hombros para liberar el estrés. Mueva un poco el cuello y, luego, unos estiramientos de manos
Finalizar una reunión Enumere las tres cosas más importantes que debe hacer a continuación, personal o profesionalmente.
Termine la cena Tómese un momento para acariciar a un perro o gato, o abrazar a un ser querido. Luego, conéctese con un amigo o familiar en línea.
Vaya a la cama Guarde su teléfono al menos 30 minutos antes de que se duerma. Lea un libro o una revista, luego tómese un descanso o medite para relajarse.