¿Cuál es el efecto de la depresión sobre el corazón?

Espalda de un hombre que contempla el océano

Cómo cuidar la salud del corazón, incluso durante un cuadro de depresión

¿Alguna vez intentó ahogar sus penas en un gran tazón de helado? Cuando nos sentimos deprimidos, es fácil recurrir a nuestra comida reconfortante favorita. Pero pensar en la salud del corazón es importante, incluso cuando no nos sentimos demasiado alegres.

Es más fácil decirlo que hacerlo, afirma la Dra. Nieca Goldberg, directora médica del Joan H. Tisch Center for Women's Health en el NYU Langone Medical Center de Nueva York.  Pero también es importante, ya que las cardiopatías son la primera causa de muerte en los Estados Unidos.

"Cuando las personas están estresadas, ansiosas o deprimidas, son propensas a tomar decisiones poco saludables, ya que están abrumadas por su situación", indica la Dra. Goldberg. "Es común que se subestime la importancia que tiene la salud mental de una persona para su salud general".

Se calcula que entre 1 y 10 estadounidenses mayores de 18 años tienen depresión, y la cifra puede llegar a ser de hasta del 33% en el caso de pacientes que han sufrido un ataque al corazón. Sin embargo, el solo hecho de sentirse deprimido puede dar lugar a cambios que pueden afectar la salud, y no solo por el mayor riesgo de caer en hábitos que sean malos para su corazón, dice la Dra. Goldberg.

"Otros problemas fisiológicos se producen en el cuerpo, como el aumento de las hormonas del estrés, y de los niveles de cortisol y glucosa", afirma. "Cuidar de su actitud en general y su bienestar es tan importante como cuidar de su presión arterial y colesterol".

No es de extrañar que le resulte difícil hacer ejercicio, comer alimentos saludables para el corazón, limitar el consumo de alcohol o dejar de fumar. Todo eso puede parecerle "algo más que añadir a su lista de cosas que ya le están causando estrés", comenta la Dra. Goldberg.  "Las personas recurren a cosas que les parecen reconfortantes, sin pensar si son saludables o no".

Fuera lo malo, dentro lo bueno

Si tiene problemas con el estrés o la ansiedad, la Dra. Goldberg indica que hay tres pasos fundamentales que pueden serle de ayuda.

  1. Identifique y resuelva lo que le está causando el estrés o la ansiedad. Busque terapia si es necesario.

    "Sentir depresión durante un par de días es normal, pero si este estado se prolonga durante semanas, debe buscar ayuda", comenta la Dra. Goldberg.

  2. Elija hábitos saludables y no se apresure. Si no tiene el hábito de hacer ejercicio, comience gradualmente en lugar de presionarse para volver a una rutina rigurosa.

    "Algo tan sencillo como dar un paseo de 30 minutos al día, incluso si solo dedica 10 minutos cada vez, puede ayudar a su corazón", indica la Dra. Goldberg.  "El ejercicio mejora el estado de ánimo mientras se practica, pero los estudios a largo plazo muestran que las personas que hacen ejercicio indican que tienen mejor calidad de vida en general".

    El ejercicio es especialmente importante cuando se tienen dificultades en el trabajo, la familia y otros problemas de la vida, afirma la Dra. Goldberg. Además de ser bueno para la salud cardíaca, "el ejercicio puede ayudar a hacer que se sienta mejor", indica.

    "Algunas personas responden a situaciones estresantes comiendo, porque es algo que les da placer y las relaja", comenta la Dra. Goldberg.

    Si el consumo de alimentos poco saludables se ha convertido en un hábito, intente utilizar técnicas de cocina más saludables o sustituir ingredientes para reducir la grasa, el azúcar añadido, el sodio y las calorías. Intente tomar aperitivos saludables o elija ensaladas sin aliño y otros platos saludables cuando salga a comer fuera de casa. Las frutas y verduras frescas son un aperitivo nutritivo y satisfactorio.

    "Céntrese en comer de los cuatro grupos de alimentos", indica la Dra. Goldberg. "Muchas personas dicen que no tienen más opción que comprar algo para comer en la calle, pero se pueden encontrar alimentos saludables en la barra de ensaladas en lugar de una hamburguesa, patatas fritas y un batido".

  3. Incorporate other healthy lifestyle habits one a time instead of trying to “fix” everything at once. That’s especially true if one of the habits you want to break is a smoking habit.

    “Quitting smoking is a big deal and difficult to break,” Dr. Goldberg said. Ultimately, you have to take care of yourself to break the cycle of feeling down. That could be doing something structured, like a yoga class or tai chi practice, or something you can do anywhere, such as a few minutes of meditation, listening to music or reading a book.

    "Incluso tomar un baño puede ayudar", indica la Dra. Goldberg. "Tómese su tiempo y relájese".


Transamerica®

Patrocinado a nivel nacional por

Transamerica<sup>®</sup>