Control de la natalidad y las cardiopatías

Control de la natalidad y las cardiopatías

Las mujeres con cardiopatías congénitas pueden utilizar la mayoría de los métodos anticonceptivos, pero antes de iniciar cualquier régimen de medicación, es importante que hable con su médico sobre sus preocupaciones específicas. La American Heart Association recomienda consultar al médico de atención primaria, ginecólogo y cardiólogo antes de comenzar a utilizar métodos anticonceptivos, aunque solo sea por seguridad.

Opciones de anticonceptivos 

Anticonceptivos solo con progesterona: Depo-Provera (que también se conoce “la inyección de los tres meses”), la minipíldora o el implante anticonceptivo (Implanon) son anticonceptivos seguros para las mujeres con cardiopatías en la mayoría de los casos. No obstante, es importante tener en cuenta que estos métodos anticonceptivos pueden provocar retención de líquidos.

Dispositivos intrauterinos: los dispositivos intrauterinos, o DIU (dispositivos con forma de T implantados por un médico en el útero para evitar el embarazo) también son útiles para las mujeres que sufren cardiopatías. Estos métodos anticonceptivos solo se recomiendan para mujeres en relaciones estables o monógamas, ya que no ofrecen protección contra enfermedades de transmisión sexual.

Ligadura de trompas: la ligadura de trompas, también conocida como “ligadura tubárica”, es un procedimiento de esterilización permanente para mujeres. Es seguro para mujeres con cardiopatías, pero solo se recomienda para mujeres que ya no desean tener hijos. Puede realizarse de forma quirúrgica o vaginal.

Anticonceptivos y presión arterial

Los médicos e investigadores han descubierto una relación entre las píldoras anticonceptivas y el aumento de la presión arterial en algunas mujeres. En su opinión, es más probable que se produzca en mujeres con sobrepeso, o que sufren enfermedades renales o tienen antecedentes familiares de hipertensión.

Nota: La combinación de píldoras anticonceptivas y tabaquismo puede ser muy peligrosa para las mujeres y se desaconseja. Especialmente en las mujeres más jóvenes, la combinación de las píldoras anticonceptivas y el tabaquismo aumenta el riesgo de cardiopatía en un enorme 20%.

¿Le preocupa la presión arterial y su relación con el uso de los anticonceptivos? Consulte a su médico antes de comenzar a tomar cualquier medicamento y compruebe los niveles de presión arterial cada seis meses para asegurarse de que se encuentra dentro de un rango saludable.