El director ejecutivo de diversidad dice que la lucha contra las disparidades en la salud requiere menos conversación y más acción

Candi Castleberry, vicepresidenta de Twitter, voluntaria de la AHA desde hace mucho tiempo y miembro de Circle of Red de Go Red For Women, pide a las empresas que tomen medidas rápidas para erradicar las disparidades en la salud y las desigualdades raciales.

Candi Castleberry, vicepresidenta de Twitter, voluntaria de la AHA desde hace mucho tiempo y miembro de Circle of Red de Go Red For WomenCandi Castleberry tiene un mensaje para aquellos que han estado hablando sobre la diversidad, la inclusión y el movimiento Black Lives Matter en los últimos meses: Hablar es fácil.

“Muchas personas tienen buenos mensajes, pero hay una gran diferencia entre lo que se dice y lo que se hace. No lo digas. Hazlo”, dijo Castleberry, vicepresidenta de Asociación y Compromiso con la Diversidad en Twitter. “Haga algo para cambiar”.

 

Llegar a las comunidades históricamente excluidas

Predicando con el ejemplo, Castleberry ha sido voluntaria desde hace mucho tiempo de Go Red For Women, la iniciativa exclusiva de la American Heart Association para apoyar la concienciación sobre la salud cardíaca, la educación y la investigación para mejorar la vida de las mujeres en todo el mundo. Como miembro de Circle of Red, que también ha trabajado en un comité de diversidad de la AHA, está impresionada por la manera en que la organización se acerca a las mujeres de raza negra e hispana, así como a otras mujeres que pertenecen a comunidades históricamente excluidas.

“La AHA garantiza intencionalmente que las mujeres de color sean parte de lo que son y no solo una foto en un folleto”, comentó. “Todavía hay más trabajo por hacer, pero estoy contenta por el progreso que han logrado con los años y por el compromiso con la diversidad y la inclusión”.

Para Castleberry, trabajar como voluntaria en la AHA siempre ha sido algo personal. Como estudiante de secundaria, aprendió mucho acerca de la importancia de la salud cardiovascular.

“Nuestra familia nunca habló de las cardiopatías hasta que mi abuela tuvo varios accidentes cerebrovasculares y murió cuando yo tenía 16 años”, expresó. “Ella era mi mejor amiga y verla en el hospital después del accidente cerebrovascular es algo que nunca olvidas”.

Después de obtener un MBA de la Pepperdine University, Castleberry trabajó en iniciativas de diversidad en Motorola, en Xerox y en el Centro Médico de la University of Pittsburgh, un sistema de salud global con más de 80,000 empleados. Mientras trabajaba en la UPMC, se apasionó por ayudar a erradicar las disparidades en la atención médica.

“Para cambiar las disparidades en la salud, debe cambiar el ecosistema e integrarlo en cada cosa que haga”, comentó Castleberry.

La educación es clave

Apuntó a que la educación es la clave para llevar una vida saludable y abrir “la vía de la diversidad” para futuros científicos y profesionales médicos.

“Todo el mundo necesita tener acceso a una educación de calidad desde el prescolar. Si nos perdemos esos hitos tempranos, borramos a una generación de jóvenes que posiblemente seguirán carreras matemáticas y científicas”, comentó.

“Los directores ejecutivos y otros líderes de negocios deben dar un paso adelante y hacer todo lo posible para eliminar las disparidades en la salud y las desigualdades raciales”, dijo.

“Deben reevaluar no solo a quién están contratando, sino adónde están distribuyendo su filantropía. Necesitan redoblar la apuesta, apoyar a diversas organizaciones y cerrar la brecha en las comunidades que necesitan más acceso a la atención, entre otras cosas”, comentó.

Desde que comenzó la pandemia del COVID-19, Castleberry ha estado trabajando desde casa e “intentando controlar activamente el estrés y permanecer sana” mediante la meditación, el ejercicio con otras personas por Zoom y toda la lectura posible sobre hábitos de vida saludables.

“Tengo que decir que he aprendido mucho del sitio web de la American Heart Association, que tiene un millón de cosas para ayudarlo”.

Sin embargo, el pilar de la rutina de trabajo en casa de Castleberry ha sido su recordatorio diario de concentrarse en la esperanza, la fuerza y la positividad.

“No siempre puedo controlar lo que ocurre afuera, pero me levanto cada mañana con la intención de marcar una diferencia en la vida de los demás y cumplir con mi parte para hacer del mundo un lugar mejor”, señaló. “Cuando lo hago, comienzo cada día con una victoria”.