Un estudio de los Países Bajos muestra que las mujeres acuden más tarde al hospital y no reciben el mejor tratamiento

ambulancia

Las mujeres con derrames cerebrales causados por coágulos tienen menos probabilidades que los hombres de llegar al hospital a tiempo para recibir el mejor tratamiento, según un estudio europeo publicado en la revista Stroke de la American Heart Association.

En el estudio, el 11% de las mujeres con derrame cerebral isquémico fueron tratadas con alteplasa, un medicamento para la disolución de coágulos, en comparación con el 14% de los hombres. Los investigadores descubrieron que las mujeres llegaban al hospital casi media hora más tarde que los hombres. Entre los participantes del estudio se incluyeron 5515 pacientes de 12 hospitales de los Países Bajos.

No se observaron diferencias de sexo entre los pacientes que llegaron al hospital en un plazo de cuatro horas desde la aparición de los síntomas en este estudio. El 42% de hombres y mujeres que llegaron dentro del plazo de cuatro horas recibieron alteplasa.

“Nuestro estudio demostró que las mujeres en los Países Bajos eran tratadas con agentes trombolíticos con la misma frecuencia que los hombres cuando llegaban a tiempo para el recibir tratamiento”, afirma la Inger de Ridder, M.D., autora principal del estudio y AIOS (siglas en holandés para “médico especialista en entrenamiento”) residente de Neurología en el Erasmus University Medical Center (Centro Médico de la Universidad Erasmus) en Róterdam, Países Bajos.

Los hombres acuden al hospital antes que las mujeres

La diferencia entre sexos en el tratamiento puede deberse a retrasos a la hora de acudir al hospital. Las mujeres llegaron al hospital una media de 27 minutos más tarde que los hombres, y un menor porcentaje de mujeres (27%) que de hombres (33%) llegó al hospital dentro del plazo de cuatro horas.

Además, las mujeres del estudio eran cuatro años mayores en promedio y, por consiguiente, había más probabilidades de que vivieran solas, lo que dificulta más la solicitud de ayuda. La gravedad del derrame cerebral fue similar en hombres y mujeres.

“Se necesita más entrenamiento en materia de síntomas de ACV y más investigación para averiguar por qué las mujeres acuden más tarde al hospital”, afirma de Ridder.

Es probable que lo mismo sea aplicable a los estadounidenses

Los hallazgos también podrían aplicarse a los pacientes de Estados Unidos, señalan los investigadores.

Entre los síntomas de ACV se incluyen: parálisis o entumecimiento facial, debilidad o entumecimiento en los brazos y dificultad para hablar.

Si ve o experimenta alguno de estos síntomas, llame inmediatamente al 911.