Infografía de Mitos y realidades sobre el sodio para niños

Infografía de Mitos y realidades sobre el sodio para niños

 

La ciencia apoya la reducción de la ingesta de sodio en niños.

La ciencia no deja lugar a dudas… nuestros hijos comen más sodio de lo que es sano y de lo que se recomienda. Las escuelas pueden desempeñar un papel importante a la hora de ayudar a nuestros hijos a mejorar su salud y a mantenerse sanos. Como parte del esfuerzo por lograr el consumo de niveles moderados de sodio en niños, el Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) estableció límites de sodio para las comidas escolares, que se aplicarán en tres fases graduales hasta el año escolar 2022-2023.

Mito n.º 1

Los únicos problemas de salud asociados a un exceso de sodio son las afecciones como la hipertensión arterial y las cardiopatías, problemas para adultos, no para niños.

Realidad n.º 1

La ciencia respalda firmemente el vínculo entre una menor ingesta de sodio y una vida más sana, incluso en niños y adolescentes.

Por ejemplo, los niños que consumen dietas con un alto contenido en sodio tienen aproximadamente un 35% más de probabilidad de sufrir niveles de presión arterial elevados que los niños que comen alimentos bajos en sodio. Asimismo, la tasa de hipertensión arterial en niños estadounidenses está en aumento. Además de la salud cardíaca, el sodio afecta a la salud ósea, cerebral, estomacal y renal.
 

Mito n.º 2

Los datos científicos que avalan la reducción del sodio en las comidas escolares no son concluyentes.

Realidad n.º 2

Algunos estudios sobre el sodio han producido mucho revuelo, lo que ha provocado confusión y ha perjudicado a los estándares de nutrición de las comidas escolares.

Un gran número de investigaciones científicas indican que reducir la ingesta de sodio disminuye la presión arterial en adultos y niños.
 

Mito n.º 3

Es imposible que las escuelas cumplan los límites de sodio del USDA.

Realidad n.º 3

En realidad, más del 99% de las escuelas cumplen satisfactoriamente los estándares de comidas en vigor. Algunas escuelas ya cumplen los objetivos del 2017 del USDA. Muchas empresas ofrecen ya alimentos que cumplen los límites objetivo que establece el USDA.

Existen diversos métodos que pueden ayudar a reducir el sodio en los alimentos, y el modelado sugiere que algunos ingredientes recién desarrollados podrían tener un gran impacto.
 

Mito n.º 4

A los niños no les gustará el sabor de los alimentos bajos en sodio y, como resultado, consumirán menos estos alimentos, lo cual les privará de los nutrientes beneficiosos que proporcionan.

Realidad n.º 4

La sustitución de alimentos ricos en sodio y con pocos nutrientes por alimentos más saludables podría mejorar el consumo general de otros nutrientes beneficiosos.

La reducción gradual del contenido de sodio en los alimentos puede acostumbrar el paladar de los niños (y adultos) a comer alimentos menos salados con el tiempo.
 

Para obtener más información sobre la Healthy, Hunger-Free Kids Act (Ley de Niños Saludables y Sin Hambre), visite: heart.org/schoolmeals

Para obtener más información sobre la reducción de sodio, visite: heart.org/sodium

Última revisión: enero del 2017.

1Institute of Medicine (IOM). 2004. Dietary Reference Intakes for Water, Potassium, Sodium, Chloride, and Sulfate. Washington, DC: The National Academies Press.

2Departamento de Salud y Department of Agriculture, Agricultural Research Service.2012.Nutrient Intakes from Food: Mean Amounts Consumed per Individual, by Gender and Age, What We Eat in America, NHANES 2009-2010. Disponible en: www.ars.usda.gov/ba/bhnrc/fsrg.

3USDA. Final Rule “Nutrition Standards in the National School Lunch and School Breakfast Programs (1/26/12).” Consultado online el 14/8/15 en: https://www.fns.usda.gov/sites/default/files/cn/SFAcert_FY16Q4.pdf

4Appel et al. Reducing Sodium Intake in Children: A Public Health Investment. Journal of Clinical Hypertension. 2015:1–6.

5Rosner et al. Childhood blood pressure trends and risk factors for high blood pressure: The NHANES experience 1998-2008. Hypertension. 2013;62:247-254.

6Lloyd-Jones et al. Defining and Setting National Goals for Cardiovascular Health Promotion and Disease Reduction: The American Heart Association’s Strategic Impact Goal through 2020 and Beyond. Circulation. 2010 Feb 2;121(4):586-613.

7Appel et al. The importance of population-wide sodium reduction as a means to prevent cardiovascular disease and stroke: A call to action from the American Heart Association. Circulation. 2011, 15;123(10):1138-43.

8Whelton et al. Sodium, blood pressure, and cardiovascular disease: Further evidence supporting the American Heart Association sodium reduction recommendations. Circulation. 2012;126:2880-2889 14/4/2015


9Statement from Secretary Vilsack on New Data Showing the Vast Majority of Schools Now Meet the Updated Meals Standards. USDA. May 6, 2015. Consultado online en http://www.fns.usda.gov/school-meals/school-meal-certification-data

10National Alliance for Nutrition and Activity. Mission: Possible Companies Can Meet USDA’s New Sodium Limits for School Meals. Consultado online 14/8/2014: http://cspinet.org/new/pdf/NANA%20 Sodium%20products%20that%20meet%20new%20guidelines%20oct%2014.pdf

11Antman et al. Stakeholder discussion to reduce population-wide sodium intake and decrease sodium in the food supply: A conference report from the American Heart Association sodium conference 2013 planning group. Circulation. 2014.

12Agarwal et al. Sodium Intake Status in United States and Potential Reduction Modeling: an NHANES 2007-2010 analysis. Food Science and Nutrition. 2015. DOI: 10.1002/ fsn3.248

13IOM. 2010. Strategies to Reduce Sodium Intake in the United States. Washington, DC: The National Academies Press

Descargar un PDF de esta infografía. 

Kroger Health

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger Health

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best